La importancia de una buena base de datos de bonos verdes

Bram Bos_noticia
Firma: cedida (NNIP).

TRIBUNA de Bram Bos, gestor líder del equipo de Bonos Verdes, NN IP. Comentario patrocinado por NN Investment Partners.

Los bonos verdes ya son un subsegmento maduro en la renta fija; hace tiempo fueron un nicho, si bien estos bonos que sirven para financiar proyectos beneficiosos para el medioambiente ganan cada vez más peso en el universo de la renta fija. El mercado ha crecido un 60% anual durante los últimos siete años y, como en anteriores ocasiones, en NN IP hemos resumido nuestra actividad de 2021 en nuestro Informe Anual de Impacto de Bonos Verdes.

Somos unos firmes convencidos de que los bonos verdes permiten a los inversores favorecer un cambio ambiental positivo, sin sacrificar liquidez o rentabilidades, habiendo invertido en recursos y desarrollos de forma continuada desde el lanzamiento de nuestro primer fondo de bonos verdes en el año 2016.

Uno de los ejemplos diferenciadores del enfoque en renta fija de Impacto que lleva a cabo NN IP sería una base de datos de impacto propia; una de las más amplias del mercado. En la misma, nuestro equipo dedicado de bonos verdes incluye seguimiento para 1.140 Bonos, en 10 sectores y en 51 regiones o países diferentes y se centra principalmente en bonos verdes denominados en monedas del grupo de los diez que componen el índice Bloomberg Barclays MSCI Global Green Bond. Esta base de datos cuenta con tres apartados diferenciados para cada bono bajo seguimiento: análisis del bono, de los proyectos en que invierte, e informe de impacto.

Comenzamos a construir nuestra base de datos de impacto en el año 2016 de la mano del lanzamiento de nuestra primera estrategia. Desde entonces, hemos ido reforzando nuestro enfoque para así recopilar y analizar más información, cada vez más sofisticada y mejorando nuestra base de información.

Por otro lado, la base de datos de Impacto de NN IP incluye bonos desde lanzamiento, tenga el equipo inversión o no en los mismos. Como resultado de esto, también existe una parte del universo invertible que NN IP etiqueta como 'non-green'. A cierre del primer trimestre de 2021, cerca de un 30% del universo analizado de bonos verdes era excluido por parte del equipo, al no ser considerados verde oscuro por motivos como alineación del emisor con los estándares de los bonos verdes, análisis de los proyectos a financiar siguiendo la metodología de análisis del equipo de bonos verdes de NN IP, o temas más generales como el nivel de sostenibilidad del emisor en sí.

Por último, analizamos el uso de los fondos, contribución a los ODS, tipos de proyectos que se financian, ahorro de emisiones de CO2 por millón de euros invertido en el fondo (y equivalencias fáciles de entender), capacidad de energía renovable para la cartera y ejemplos de inversión entre otras. De este modo, podemos recopilar y estandarizar el informe de impacto y así reportar los cálculos de impacto mensuales y anuales a nivel de cartera.

Royal Schiphol Group: empresa no elegible

** Solo con fines ilustrativos. Las empresas, explicaciones y argumentos se presentan como ejemplo y no representan ninguna recomendación de mantener, comprar o vender acciones. La compañía puede incorporarse o haberse incorporado y/o eliminado de la cartera sin previo aviso.