Navegar por la recesión con los activos privados

Carla Bergareche_noticia_2
Firma: cedida (Schroders).

TRIBUNA de Carla Bergareche, responsable en España y Portugal, Schroders. Comentario patrocinado por Schroders.

Las recesiones pueden crear oportunidades de inversión para los activos privados. La historia así lo avala: los años de recesión producen a menudo resultados favorables en estos activos. Y, precisamente, el actual clima económico favorece invertir en activos que se alineen con las tendencias a largo plazo y muestren una baja correlación con las estrategias de inversión tradicionales. A continuación exponemos nuestra visión para distintas clases de activos dentro de los mercados privados.

Private equity

Creemos que la clave para invertir en private equity es ser muy selectivos y buscar exposición a megatendencias y a inversiones que ofrezcan la posibilidad de captar una prima de complejidad ya que requieren capacidades especiales para impulsar el crecimiento de las empresas en cartera. Áreas como la sostenibilidad y las inversiones de impacto, las energías renovables o la inteligencia artificial generativa ofrecen al inversor un potencial de rentabilidad atractivo. Asimismo, los buyouts de compañías pequeñas y medianas en algunos sectores creemos que están mejor posicionados que los de las grandes, debido en parte a un entorno más favorable para el capital disponible (dry power) de transacciones más pequeñas, lo que también es positivo para las empresas en fase inicial y semilla frente a las que están en fases más avanzadas o de crecimiento.

Desde el punto de vista de los sectores, nos atraen especialmente las oportunidades centradas en la atención sanitaria. Por regiones, seguimos considerando atractivas Norteamérica, Europa Occidental, China y, especialmente, la India. Por otro lado, creemos que las operaciones GP-led (lideradas por el gestor) seguirán ganando importancia. Las operaciones GP-led permiten que las empresas de cartera se mantengan y se sigan desarrollando con el mismo equipo directivo. Con el cierre de los mercados de OPAs, prevemos una reducción de las salidas a través de fusiones y adquisiciones, por lo que deberían aumentar las operaciones dirigidas por un GP.

Deuda privada y crédito alternativo

La reciente volatilidad experimentada por el sector bancario ha llevado a los bancos tradicionales a retraerse de la concesión de préstamos, dando más espacio y poder de negociación a los prestamistas alternativos. Las cláusulas y condiciones más estrictas les favorecen y se ven apuntaladas por rendimientos más elevados gracias a las subidas de los tipos básicos en el último año y a la ampliación de los diferenciales. Por ello, las estrategias de deuda privada que vemos más acordes con los tiempos que corren en los mercados son las inversiones que ofrecen tipos de interés variables y el respaldo de activos tangibles. La deuda de infraestructuras e inmobiliaria, particularmente, proporciona un respaldo explícito de activos, que muchas veces ofrecen vínculos contractuales o de traspaso a la inflación.

Otra estrategia que proporciona diversificación y rendimientos poco correlacionados es la microfinanciación a través de carteras a tipo variable, capaces de ofrecer rendimientos estables y de perfilarse como fuentes alternativas de ingresos.

Infraestructuras

El éxito de la transición a las energías renovables requiere del desarrollo de las infraestructuras necesarias. Las renovables son especialmente atractivas por su fuerte vínculo con la inflación y sus características de ingresos seguros. Además, estímulos políticos positivos, como la Ley de Reducción de la Inflación en EE.UU. y el Plan Industrial Green Deal en Europa, junto con una menor disponibilidad de financiación procedente de fuentes tradicionales, han aumentado la rentabilidad de las energías renovables. También vemos oportunidades atractivas en otras áreas de infraestructuras relacionadas con la digitalización y otras infraestructuras esenciales.

Inmobiliario

En los mercados inmobiliarios, se debe dar prioridad a las consideraciones de sostenibilidad e impacto para garantizar que las carteras inmobiliarias estén preparadas para el futuro frente a los rápidos cambios en las preferencias de los ocupantes y la evolución de los requisitos normativos. La escasez de espacios de oficinas sostenibles y bien ubicados que satisfagan la demanda futura frente a la obsolescencia prevista de los inmuebles no sostenibles provocará una bifurcación significativa en el rendimiento entre ganadores y perdedores. En este sentido, actualmente vemos valor absoluto y relativo en los formatos minoristas de conveniencia, en los activos industriales y logísticos urbanos y en las viviendas multifamiliares del mercado medio.

Además, la transición a un régimen de tipos de interés más altos hará que la ingeniería financiera sea menos viable en el futuro. En su lugar, los resultados se centrarán en una gestión operativa eficiente en todos los sectores, proporcionando una protección contractual o indirecta contra la inflación. Esto abarca sectores operativos impulsados por tendencias estructurales frente a cíclicas y en los que el éxito a largo plazo del negocio de los inquilinos está alineado con los propietarios. Con todo ello, el mercado de activos privados ofrece oportunidades de inversión en distintas ramas que nos pueden ayudar a capear las recesiones manteniendo un ritmo de inversión consta.

Para más información, clica aquí, y para artículos distintos, aquí.


Información importante:

Este documento contiene cierta información resumida únicamente a efectos ilustrativos de las capacidades de activos privados del Grupo Schroders y no constituye una oferta o solicitud de ningún producto o servicio. No todos los productos o servicios están disponibles en todas las jurisdicciones.

Schroders Capital es la división de inversión en mercados privados de la gestora de activos globales Schroders. Ofrecerá a los inversores un enfoque especializado de la inversión a través de una gama diversificada de estrategias de activos privados.

Este documento tiene carácter meramente informativo y nada de lo contenido en este sitio puede interpretarse como una oferta de compra de ningún producto, ni como una recomendación/solicitud u otra incitación a la compra o venta de ningún instrumento financiero, y no debe utilizarse como asesoramiento contable, jurídico o fiscal, ni como recomendación de inversión.

Las inversiones alternativas pueden ser más volátiles que las acciones y los bonos, y puede resultar más difícil recuperar la inversión a corto plazo.

Publicado por Schroder Investment Management (Europe) S.A., Sucursal en España, sociedad gestora extranjera inscrita en los Registros Oficiales de la CNMV con el número 20.