Tres argumentos de impacto de la inversión indexada

Juan_San_Pio_Director_Comercial_de_Amundi_ETF__Indexing___Smart_Beta_para_Iberia_y_Latinoame_rica_OK
Cedida por Amundi

TRIBUNA de Juan San Pío, director comercial de Amundi ETF, Indexing & Smart Beta para Iberia y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Amundi ETF.

Inversión responsable, inversión sostenible, inversión ESG, inversión ética… la lista continúa, como también parece hacerlo el apetito de los inversores por adoptar un enfoque más responsable a la hora de realizar sus inversiones. Es más, las tendencias se han acelerado durante las recientes turbulencias. Durante los primeros nueve meses de este año, se invirtieron casi 20.000 millones de euros en ETF ESG en Europa, tres veces más que en el mismo período de 2019(1).

¿Es posible integrar la perspectiva ESG dentro de una estrategia indexada? Nuestra opinión es que, dentro de una cartera ESG, hay un lugar tanto para la gestión activa como para las estrategias indexadas. Con alrededor de 10 billones de euros(2) de activos que replican índices globales sería negligente por parte de la industria ignorar el impacto potencial de aquellos activos que están cambiando para incorporar los criterios ESG. Por ello, nosotros consideramos que la gestión indexada desempeñará un papel clave en la transición hacia una adopción generalizada de la inversión ESG. Con una gama cada vez mayor de índices ESG transparentes disponible para los inversores, actualmente es más sencillo que nunca identificar estrategias que se adapten a sus creencias personales y objetivos  ESG, así como a sus perfiles de riesgo y a sus expectativas de rentabilidad.

Desmitificando la ESG y la inversión indexada

Mito 1: La inversión ESG está basada en valores, y los valores personales no se pueden reflejar en un índice genérico
Es cierto que la talla única no sirve para todo el mundo cuando se trata de inversiones ESG, dado que la tolerancia individual al riesgo, las regulaciones regionales, las creencias personales, los objetivos de comportamiento y otros muchos factores desempeñan un papel clave a la hora de asignar de forma apropiada la inversión ESG. Sin embargo, con más de 1.000 índices ESG disponibles, que cubren desde las exposiciones a grandes mercados con leves exclusiones ESG, hasta inversiones alineadas con el clima, los inversores disponen de un amplio abanico de opciones para construir una cartera que se ajuste a sus objetivos. Esta es la razón por la que en Amundi hemos estructurado nuestra gama de inversión responsable por niveles de integración ESG, desde Universal through Leaders a ISR y Clima, a través de un espectro que va desde el verde claro hasta el verde oscuro.

En este sentido, la capacidad de incorporar objetivos sostenibles más avanzados es el resultado de mejoras constantes en los datos ESG: los proveedores de índices cuentan actualmente con una amplia gama de datos sobre los que desarrollar índices alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) o dirigidos a reducciones de gases de efecto invernadero concretas. De hecho, muchos gestores activos utilizan los mismos datos como base para desarrollar y gestionar sus estrategias ESG, dado que los grandes proveedores de datos ESG son los proveedores de índices.

Mito 2: Los inversores indexados no tienen voz como partícipes, solo replican el índice
Muchos inversores no se dan cuenta de que pueden tener una voz activa en la gestión de las compañías en las que invierten sus fondos indexados. El gran volumen de activos que hay invertidos de forma pasiva a nivel mundial implica que hay muchos accionistas con la capacidad de alzar la voz. Para conseguir esta notoriedad, los gestores deben desarrollar políticas de voto y engagment.

  • Votación de los accionistas: los accionistas tienen derecho a votar en las Juntas Generales de accionistas, lo que les permite influir en la gestión de dichas compañías. Para algunos inversores, votar podría considerarse parte de su deber fiduciario, una forma de animarlos a actuar en pro de los intereses de sus beneficiarios. Asimismo, la votación puede ser sobre cualquier tipo de tema, desde la remuneración de los trabajadores hasta la diversidad de género.
  • Engagement: se trata de una práctica en la que los gestores de activos debaten sobre asuntos considerados como un riesgo para los negocios de las compañías en las que invierten. La intención sería impulsar el cambio para reducir los riesgos lo que, en última instancia, beneficiaría tanto a las compañías como los inversores. Alcanzando compromisos en nombre de nuestros inversores podemos ayudar a cambiar las organizaciones y promover un enfoque positivo y a largo plazo; uno que sea mejor para el comportamiento financiero y mejor para la sociedad en su conjunto.

Mito 3: La inversión indexada carece de impacto
Es común considerar la inversión de impacto como un enfoque de nicho que prioriza el impacto social y medioambiental positivo por encima de la rentabilidad financiera. No obstante, los inversores indexados también pueden tener impacto si asignan sus activos a estrategias más sostenibles y utilizan el amplio rango de índices que existe. Así, por ejemplo, un índice best in class podría recompensar a las compañías que superan a sus homólogas en términos de criterios ESG (a través de la inclusión o sobreponderación en el índice). En este sentido, los índices  impulsan las compañías mejoren y continúen a la vanguardia de su sector.

Asimismo, es posible diseñar índices dinámicos que proporcionen un impacto a través de la desinversión progresiva, sistemática y transparente de las compañías que no cumplen los criterios establecidos en la normativa de los índices. Estas normas pueden estar basadas en un número de métricas mesurables, que incluyen las políticas ESG, cumplir con los objetivos de diversidad o los objetivos de emisiones de carbono. De esta forma, tanto si se opta por una solución de réplica de índices que ya esté disponible en el mercado o se trabaja con un gestor de activos para desarrollar un mandato personalizado con el fin de realizar el seguimiento de un índice diseñado para cubrir las necesidades, las opciones gestionadas a través de índices pueden ser eficientes en costes, transparentes y constituir una vía efectiva para cumplir con los objetivos de inversión responsable.

Fuentes
1 Fuente: Amundi y Bloomberg a 30/09/2020.
2 Fuente: datos de Morningstar recopilados por Investment Company Institute a 31/11/19.


Documento no dirigido a ciudadanos ni residentes de los EEUU de américa ni a “U.S. Person”. Los inversores están sujetos al riesgo de pérdida de capital. Información promocional no contractual, no asesoramiento sobre inversiones. No se garantiza la exactitud, integridad y pertinencia de la información, las previsiones y los análisis proporcionados. Documento preparado a partir de fuentes consideradas fiables y pueden modificarse sin previo aviso. La información y las previsiones son inevitablemente parciales, se proporcionan sobre la base de datos de mercado observados en un momento determinado y están sujetas a cambios. Este documento puede contener información de terceros que no pertenecen a Amundi ("Contenido de terceros"), que se proporciona únicamente con fines informativos. Cualquier opinión o recomendación en el Contenido de Terceros deriva exclusivamente de estos terceros y en ninguna circunstancia constituye una aprobación implícita o explícita por parte de Amundi AM. Prohibida la reproducción sin el consentimiento escrito de la Sociedad Gestora. Amundi ETF designa el negocio de ETF de Amundi Asset Management. Documento no revisado, sellado o aprobado por ninguna autoridad financiera. Los fondos de Amundi ETF no están patrocinados, aprobados ni vendidos por los proveedores de índices. Los proveedores de índices no hacen ninguna declaración sobre la idoneidad de ninguna inversión. Una descripción completa de los índices está disponible en los proveedores.
Amundi Asset Management, "Société par Actions Simplifiée" francesa – SAS con un capital de 1.086.262.605 euros – Sociedad Gestora de Carteras aprobada por la AMF (organismo regulador de los valores franceses) con el nº. GP 04000036 – Sede social: 90 boulevard Pasteur, 75015 París – Francia. 437 574 452 RCS París.
Gama de Amundi ETF disponible en España: Amundi Index Solutions, registrada en el registro de IIC extranjeras de CNMV con nº 1495. Amundi Iberia SGIIC SAU: comercializador principal en España, supervisada por CNMV e inscrita con el nº 31.