Pensión por consumo: la propuesta de Ibercaja y la fintech Pensumo en el Sandbox Financiero

Hucha, rentas
Photo by Fabian Blank on Unsplash

En la primera convocatoria del Sandbox en España, Ibercaja y la fintech Pensumo han presentado el proyecto Sistema Pensión por Consumo. Impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Sandbox financiero constituye un área de pruebas para la experimentación, evolución y perfeccionamiento de nuevos modelos de negocio sustentados en tecnologías pioneras y vanguardistas, que aún no poseen un marco regulatorio definido.

El Sistema Pensión por Consumo ha sido desarrollado conjuntamente por la fintech Pensumo e Ibercaja. Además, ha contado con la colaboración de José Antonio Herce, asociado de Pensumo y fundador de la consultora LoRIS. Para la preparación de este proyecto han sido también asesorados por CMS y Finnovating.

Este proyecto se basa en vincular el ahorro para la jubilación con el consumo. Redirige los flujos económicos que genera el estilo de vida diario hacia la pensión futura, con la posibilidad de reforzarlo con ahorro voluntario. Para ello, ambos promotores han creado un servicio digital basado en la filosofía de banca abierta. Estará disponible en una nueva aplicación móvil, en sistemas de comercio electrónico o, en el futuro, en la propia app de Ibercaja. Este servicio tiene como objetivo modificar, de forma disruptiva, los mecanismos que hasta ahora están establecidos para las aportaciones destinadas al ahorro futuro, fomentando y vinculando este ahorro al pago que se realiza en comercios.

Cómo funciona

El proyecto establece varias alternativas para llevar a cabo estas aportaciones. La primera, promoviendo acuerdos con terceros para que los establecimientos y empresas apliquen un porcentaje de la compra al plan de ahorro futuro del usuario. Así, el usuario de esta app se convierte en partícipe de un sistema de previsión en el que se ingresarán porcentajes de las compras que efectúe, bonificaciones, descuentos o promociones. Todos los procesos se implementan a través del móvil y de forma gratuita, ya que no se requiere el pago de cuotas o consumos mínimos. La segunda alternativa se basa en la elección del propio usuario para destinar a su sistema de ahorro un porcentaje determinado, una cantidad fija cada mes o el redondeo de cada compra realizada.

José Carlos Vizárraga, director de Ibercaja Pensión, asegura que “en Ibercaja estamos firmemente comprometidos con la necesidad de fomentar el ahorro para el futuro. El Sandbox nos ofrece una excelente oportunidad para crear una herramienta que lo facilita». Así, mantienen el objetivo de «ofrecer una mayor democratización en la gestión avanzada del ahorro futuro, aspecto fundamental para garantizar el acceso de todos nuestros clientes a un servicio experto de asesoramiento y gestión de su ahorro». Algo que en lo que «la digitalización y la creación de este nuevo sistema de ahorro conductual van a permitir avanzar en esta línea”, subraya.

Este sistema de Pensión por Consumo ya se está desarrollando en China, y se está fraguando en otros países como Perú, México o Chile, apunta José Luis Orós, CEO de Pensumo.