Por qué el ahorro para la jubilación no cala en España: el sector financiero hace crítica y autocrítica

críticas ahorro jubilación, Por qué el ahorro para la jubilación no cala en España: el sector financiero hace crítica y autocrítica
Foto: Andre Taissin- Unsplash

La primera jornada de la séptima Edición del Efpa Congress, organizado por EFPA España, ha tenido al ahorro finalista como uno de los máximos protagonistas. No solo porque el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, fue el encargado del discurso de inauguración, si no porque su intervención volvió a generar algunas críticas en el sector financiero y también autocríticas.

Una de las más críticas, y más aplaudidas, fue Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA. Si bien incidió en que éste ha sido el primer Gobierno en comprometerse con el impulso a los planes privados, considera que con la puesta en marcha del plan de empleo de promoción publica, ha cometido dos errores. "El primer error es que han desvestido a un santo (los planes individuales), para vestir a otro pero necesitamos a todos los planes ya que no son vasos comunicantes", afirmó. Y prosiguió asegurando que "el segundo gran error es que el proyecto del Gobierno lo fía todo a que los empresarios muy poco incentivados financien e incorporen estos sistemas de pensiones para sus trabajadores".

Misma fiscalidad para cualquier tipo de ahorro finalista

 De hecho, aunque aplaudió la decisión del sector de la construcción de incluir este tipo de planes en su convenio, defendió que no cree que vaya a extrapolarse a otros sectores. "Los empresarios no queremos que se nos disparen los costes salariales y los sindicatos tampoco tienen fácil trasladar esa idea a los empleados", afirmó.

Tampoco la idea de que el plan de pensiones de empleo del Gobierno vaya a ser la solución para fomentar el ahorro largoplacista convence a Javier Ruiz-Villabrille, country head spain de Flossbach von Storch. "Dice el ministro que el nuevo sistema de ahorro colectivo va a captar lo que no ha captado el plan de empleo en los últimos años pero no es algo realista. Lo que habría que hacer en legislación es permitir que cada uno vaya construyendo en función de sus necesidades", afirma.

"Todo el ahorro a largo plazo debería tener el mismo trato fiscal y en España ahorramos más porque el 70% es vivienda y de lo que queda el 30% son depósitos", defendió José Antonio Herce, socio DG de Longevity and Retirement Income Solutions (LoRIS).

No se esperan muchas mejores en el plan de empleo de promoción pública

De hecho, aunque aún queda por ver cómo queda el proyecto de ley, no se espera que se incluyan ninguna de las demandas del sector, sobre todo en lo que respeta a incentivos y bonificaciones fiscales. "No hay nada que pueda salir en la ley que sea ilusionante para el sector", afirmó de Frutos.

En el debate, moderado por José Miguel Maté, vicepresidente de EFPA España y CEO de Tressis, también hubo espacio para la autocrítica, para tratar de analizar por qué incluso con los beneficios fiscales de los que han disfrutado estos productos en los últimos años, no se ha visto impulsado el ahorro jubilación como debería. A este respecto, de Frutos consideró que había sido un error pedir una mayor liquidez para estos productos. "Con ello quitamos valor al ahorro finalista", afirmó.

Tampoco ha jugado a favor de estos productos la forma en la que estos productos se han vendido por parte de los distribuidores financieros. "Se ha usado más la ventaja fiscal que la necesidad de ahorro para la jubilación a la hora de venderlos y se han obligado a su contratación a la hora de pedir una hipoteca, por ejemplo", afirmó Ruíz Villabrille.

Además, tampoco ha ayudado la falta de incentivos que han recibido los empresarios para promover los planes de empleo o la falta de visibilidad en cuanto a la fiscalidad futura en el momento de rescate. "Tenemos un sistema que está estancado y los que hacen aportaciones son la mitad de los partícipes. No hay cultura de ahorro complementario y cuando se ahorra, se hace mal", afirma Herce.