Por qué el DWS Concept Kaldemorgen es un fondo único en España

, Por qué el DWS Concept Kaldemorgen es un fondo único en España
Funds People

Klaus Kaldemorgen es un gestor especial. Y el fondo que DWS creó en 2011 para que pudiera implementar su visión, el DWS Concept Kaldemorgen, también. Y lo son porque este producto es, de todas las estrategias registradas para su venta en España, la única que en el último lustro ha disfrutado, todos los años, de Sello Funds People con las tres calificaciones, Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistente. Y eso es algo muy difícil que solo ha conseguido este reputado gestor alemán con un fondo que ya cuenta con 11.400 millones de euros en activos bajo gestión y que en 2019 ofreció a sus partícipes una rentabilidad del 12,8%, según datos de Morningstar.

Kaldemorgen y el cogestor de la estrategia, Henning Potstada, acaban de estar de visita en España para explicar, en primer lugar, su visión de los mercados y, en segundo, la estrategia que está siguiendo. Las perspectivas macro de los gestores son similares a las expuestas por DWS. “Los riesgos que existen no son pequeños, empezando por unas elecciones en Estados Unidos cuyo resultado se presenta incierto. Sin embargo, en mi opinión, lo más importante es que estamos en un entorno de crecimiento económico modesto, pero estable, en el que los bancos centrales están aplicando una política monetaria acomodaticia, que apoya la liquidez y sirve de respaldo a los mercados financieros”, afirma Kaldemorgen.

Esto hace que su visión sobre los activos de riesgo sea muy positiva, especialmente sobre la renta variable. “Si no hay sorpresas, el 2020 debería ser otro año razonablemente bueno para las bolsas, donde no espero ganancias de doble dígito como las registradas en 2019, pero sí subidas elevadas de un dígito”, indica. En el último año la exposición al mercado de acciones ha ido aumentando, al pasar del 32% hasta el 50% actual, el nivel más alto que ha tenido el fondo en su historia. “La renta variable es en estos momentos más atractiva que cualquier otra clase de activo”, subraya. Su apuesta por la renta variable se reparte principalmente en dos áreas geográficas: Europa y Estados Unidos.

En Europa, la apuesta de Kaldemorgen y Potstada se centra básicamente en compañías que cotizan a un precio atractivo, pagan un dividendo sostenible y presentan una baja volatilidad, como por ejemplo las que se pueden encontrar en la industria farmacéutica. En Estados Unidos, en cambio, su estrategia se centra en compañías más ligadas al crecimiento. También tienen un 4% en valores asiáticos. En este caso, se trata de empresas que se ven muy beneficiadas por el aumento de la consumo, la gran historia que vive la región. Casi todos son valores de gran capitalización, ya que el 97% de la parte invertida en acciones está en large caps. De media, el crecimiento de beneficios de las compañías que tienen en cartera está en torno al 5%.

La valoración es importante. Cuando una compañía de esas que Kaldemorgen califica como “valores a mantener en cartera para siempre por su solvencia y sostenibilidad de dividendo” experimenta un rally bursátil que dispara su PER, reducen exposición. En valores que el gestor define como “negocios aburridos pero muy sólidos” que sufren contratiempos puntuales que les hacen caer en bolsa, aprovechan esos puntos de entrada para construir posiciones. Pero una valoración atractiva no es garantía de que una empresa vaya a entrar en su cartera. “Existen negocios poco rentables que cotizan muy baratos. También está el caso del sector energético, donde hemos decidido reducir posiciones dado que estas compañías están perdiendo flujos al no entrar en el radar de la ISR”.

En lo que respecta a la renta fija, lo que buscan principalmente en el mercado son activos muy líquidos que presenten una baja correlación con la renta variable. “En deuda pública, invertimos en segmentos de mercado donde podamos encontrar yield, como por ejemplo los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años. En esta parte no nos importa asumir duración. También nos gusta la deuda emergente en divisa extranjera (hard currency) de países como México, Turquía, Brasil u Omán. En bonos soberanos emitidos en moneda local, nuestra principal apuesta es Rusia. No tenemos deuda periférica europea y hemos reducido a la mitad nuestra exposición a bonos corporativos, cuyo peso en la cartera ha pasado en el último año del 27% al 13%. El riesgo en este segmento de mercado es muy elevado. De ese porcentaje, dos tercios corresponde a high yield y un tercio a deuda con grado de inversión”, revela.

En cuanto a las coberturas que mantiene en cartera, destacan fundamentalmente los derivados sobre índices genéricos como el DAX o el S&P 500, y también las coberturas sobre la libra esterlina. También es significativa su exposición al oro, uno de los activos que históricamente han formado parte de la cartera del DWS Concept Kaldemorgen. Actualmente, la exposición al metal es el 7%. “No espero de la materia prima el mismo comportamiento que el registrado el año pasado, pero la mantengo porque es un gran estabilizador para la cartera. Contribuye a mitigar el riesgo”. Por último está el 10% que tiene en liquidez, principalmente activos del mercado monetario y divisas. “Lo que tratamos es que estas posiciones no nos cuesten dinero. El entorno actual no lo pone fácil”, concluye.