Por qué en BlackRock no están aprovechando las caídas de la bolsa para comprar

Por qué BlackRock no está aprovechando las caídas de la bolsa para comprar, Por qué en BlackRock no están aprovechando las caídas de la bolsa para comprar
Investmentzen, Flickr, Creative Commons

La bolsa estadounidense está sufriendo la mayor caída en lo que va de año desde al menos la década de 1960. Esto ha hecho que surjan voces que invitan a comprar en la actual fase bajista. Pero, por el momento, en BlackRock no van a hacerlo. ¿Por qué?

La gestora no está comprando valores de renta variable en el actual entorno por tres motivos. “Las presiones sobre los márgenes de beneficios son cada vez mayores, las valoraciones no han mejorado y existe el riesgo de que la Reserva Federal se exceda con su endurecimiento monetario”, explican desde la entidad.

Razón # 1: Los márgenes se están deteriorando

Los márgenes de beneficios han aumentado durante dos décadas. Pero ahora en BlackRock ven riesgos crecientes a la baja. “Esperamos que la crisis energética afecte al crecimiento y que los costos laborales más altos se coman las ganancias. El problema: las estimaciones de beneficios del consenso no parecen reflejar esto. Por ejemplo, los analistas esperan que las empresas del S&P 500 aumenten las ganancias en un 10,5% este año, según muestran los datos de Refinitiv. Eso es demasiado optimista. Las acciones podrían caer aún más si aumentan las presiones sobre los márgenes”.

Según advierten desde la mayor gestora de activos del mundo, la caída de los costos, como la mano de obra, ha alimentado la expansión de las ganancias durante varias décadas. “Hasta ahora, los costos laborales unitarios (los salarios que paga una empresa para producir una unidad de producto en relación con su precio de venta) no han aumentado mucho. Vemos incrementos salariales reales, o ajustados a la inflación, para atraer a las personas a volver al trabajo. Eso es bueno para la economía, pero malo para los márgenes de las empresas”, indican.

Las compañías han logrado expandir los márgenes a lo largo de los años a través de la automatización y otros medios, incluso durante la pandemia. Pero -a juicio de los expertos de la entidad- ahora los desafíos se están acumulando. “Vemos una disminución de la demanda de los consumidores a medida que se desacelera el reinicio de la actividad económica. En nuestra opinión, esto reducirá la capacidad de las empresas para trasladar costos más altos a los consumidores”.

Razón # 2: Las acciones no se han abaratado tanto

La segunda razón por la que no están comprando en la caída es porque las acciones no se han abaratado tanto. “En realidad las valoraciones no han mejorado después de tener en cuenta una perspectiva de ganancias más bajas y un ritmo más rápido esperado en el aumento de los tipos de interés. Las expectativas de tipos aún más elevados están aumentando la tasa de descuento esperada. Y unas tasas de descuento más altas hacen que los flujos de efectivo futuros sean menos atractivos”, analizan.

Razón # 3: una política monetaria muy agresiva

Por último, no están dándole vueltas a la compra de acciones en este momento debido al creciente riesgo de que la Fed endurezca demasiado, o que los mercados crean que lo hará, al menos a corto plazo. “Las señales de inflación persistente, como los últimos datos del IPC en EE.UU, pueden impulsar este último riesgo. Todo eso es parte de por qué nos volvimos tácticamente neutrales en renta variable el mes pasado. Las acciones han caído a cerca de sus mínimos del año. No vemos un repunte sostenido hasta que la Fed reconozca explícitamente los altos costos para el crecimiento y el empleo si eleva las tasas demasiado. Eso sería una señal para que tácticamente volviésemos a ser positivos en renta variable”.

En la gestora auguran que la autoridad monetaria americana aumentará rápidamente los tipos y luego esperará para ver el impacto. “La pregunta es cuándo tendrá lugar esta moderación. Esta incertidumbre es la razón por la que somos tácticamente neutrales en acciones, aunque sobreponderados en un horizonte estratégico o de más largo plazo. Creemos que la suma total de las subidas de tipos será históricamente baja”, concluyen.