Por qué las bolsas han resistido pese al impacto del COVID-19

, Por qué las bolsas han resistido pese al impacto del COVID-19
Nil Castellví, Unsplash

Tras una corrección devastadora por su rapidez y profundidad vino una recuperación igual de veloz en los grandes índices de renta variable. Es cierto que el lema de los mercados es comprar con el rumor y vender con la noticia. Pero entonces, ¿qué escenario están descontado? Shamik Dhar, economista jefe de BNY Mellon IM, da algunas claves.

Recapitulemos las primeras cifras sobre el impacto económico de esta pandemia. En las últimas semanas Estados Unidos ha borrado de golpe todo el empleo creado desde la crisis financiera: 22 millones de puestos de trabajo perdidos. Las previsiones de crecimiento económico a nivel mundial se han revisado severamente a la baja. “En Italia se habla de una pérdida del 30% de su PIB. Es una cifra simplemente extraordinaria”, comenta Dhar. Y en este contexto, algunos índices de bolsa se han anotado subidas del 25%. ¿Cómo puede ser?

Primero, porque Dhar siente que el impacto del confinamiento más o menos está descontado. O por lo menos los mercados han pasado página y están pensando en las implicaciones más allá.

Segundo, que la expansión del COVID-19 parece que ha llegado a su pico mundial, por lo que los países pueden comenzar a pensar en planear la recuperación.

Y tercero, muy ligado al punto anterior, que estamos presenciando una enorme cantidad de estímulos monetarios y fiscales a escala global. Estamos hablando de billones de dólares en paquetes de ayuda por parte de gobiernos y bancos centrales. “Puede que se pierdan 2 billones de dólares en PIB en Estados Unidos, pero el país ya ha aprobado un paquete de ayudas de 2,3 billones y tiene más sobre la mesa del Congreso”, apunta Dhar.

Desde BNY Mellon reconocen que tienen unas previsiones ligeramente más pesimistas que el mercado. Dicho lo cual, Dhar reconoce que los riesgos están sesgados hacia la baja. Así que, da un consejo: “Es momento de volver a mojar los pies en el agua. Pero hágalo con un menor riesgo del que generalmente aceptaría. Mantenga una parte importante en renta fija gubernamental. No le dará nada, pero sigue siendo un escudo contra las correcciones”.