¿Qué esperar de Japón tras las elecciones a la Cámara Baja que se acaban de celebrar?

Elecciones Japón Cámara Baja, ¿Qué esperar de Japón tras las elecciones a la Cámara Baja que se acaban de celebrar?
Foto: かがみ~, Flickr, Creative Commons

Japón ha celebrado comicios. Y el Partido Liberal Democrático (PLD), en el poder, dirigido por su nuevo líder, el primer ministro Fumio Kishida, ha obtenido una victoria mayor de la esperada en las elecciones a la Cámara Baja celebrada el pasado 30 de octubre. Su partido conservó la mayoría y su coalición de gobierno con el Partido Komei se aseguró casi dos tercios de los escaños. “El mercado de valores parece haber acogido con satisfacción la continuidad y la estabilidad de las políticas gubernamentales, con subidas del 2,2% para el TOPIX y del 2,6% para el Nikkei”, destacan desde Invesco.

Elecciones Japón Cámara Baja, ¿Qué esperar de Japón tras las elecciones a la Cámara Baja que se acaban de celebrar?

¿Qué podríamos esperar de las políticas gubernamentales niponas a partir de ahora? Tal y como indican desde Goldman Sachs AM, los analistas políticos ven a Kishida como un líder que se centrará más en la estabilidad y el gradual progreso económico que en reformas radicales. "Es considerado conservador y fiable entre la élite política de Tokio. Esto se menciona como una de las principales razones de su victoria sobre los demás aspirantes, dada la preferencia de los miembros del PLD por la continuidad en el cargo y por la agenda establecida en el marco de los Abenomics", afirman.

Según Sree Kochugovindan, economista senior en Abrdn, el principal objetivo del primer ministro será el mantenimiento de la senda de recuperación tras la crisis del COVID-19, así como el anuncio de un paquete fiscal antes de final de año, que se prevé que supere los 30 billones de yenes (5,5% del PIB) y que se espera que se financie mediante la emisión de nueva deuda pública. “A pesar de ello, es probable que la escala global del presupuesto sea bastante modesta”, afirma la experta.

Política energética

En cuanto a la política energética, Kishida sigue comprometido con el objetivo de la neutralidad del carbono. Considera que la energía nuclear es una opción energética verde. De hecho, es partidario de reiniciar las centrales nucleares existentes tras confirmar su seguridad, así como de construir nuevos reactores a medio plazo. A pesar de los planes de expansión fiscal, parece dispuesto a mantener el objetivo de un presupuesto primario equilibrado para 2025. “Abe hizo una promesa similar, pero este objetivo no se alcanzó. Será igualmente improbable con Kishida”, augura. 

Política monetaria

En cuanto a la política monetaria, Kishida parece dispuesto a continuar con los Abenomics hasta que Japón salga de la deflación. Y a mantener la actual flexibilización monetaria y el objetivo de inflación del 2%. Sin embargo, también ha subrayado que el Banco de Japón debe entablar un diálogo adecuado con los mercados.

“Todavía hay cierta ambigüedad en cuanto a su postura sobre el liderazgo de la autoridad monetaria una vez que el gobernador Kuroda termine su mandato en abril de 2023. No obstante, los primeros indicios sugieren que se nombrará a un sucesor dovish. Es poco probable que este debate comience en serio hasta después de las elecciones a la Cámara Alta de julio de 2022”, indica Kochugovindan.

En este sentido, las elecciones a la Cámara Alta son el próximo reto político para Kishida. “El PLD no tiene mayoría en esta cámara y dependerá en gran medida del socio de coalición Komeito. Los índices de aprobación de Kishida de cara a julio serán un barómetro clave de las perspectivas del partido en las elecciones a la Cámara Alta”, concluye.