Radiografía del sector asegurador español: posicionamiento, movimientos en las carteras y percepción del contexto actual

Radiografía del sector asegurador español 2021, Radiografía del sector asegurador español: posicionamiento, movimientos en las carteras y percepción del contexto actual
Foto: Nick Hillier, Unsplash

Durante los últimos años, el sector asegurador español ha tenido que enfrentarse a un entorno de bajos tipos de interés, situación que se prevé comenzará a revertir. Además, la inflación -olvidada en la última década-, ha repuntado con fuerza debido, entre otros motivos, a las secuelas que ha dejado la pandemia en las cadenas de suministro global y a los altos precios de la energía, consecuencia de la transición energética y las tensiones geopolíticas.

Ante esta situación, los bancos centrales han cambiado su discurso y han empezado a endurecer la política monetaria para hacer frente a las presiones inflacionistas. El sector asegurador se verá afectado por el nuevo ciclo de subidas de tipos, dado que la deuda pública el principal activo en que invierten las entidades aseguradoras. En un estudio publicado bajo el título Inversiones de las Entidades Aseguradoras: cambio de escenario, elaborado por ICEA en colaboración con Amundi, se hace una radiografía del sector asegurador español en lo que respecta al posicionamiento actual, los movimientos en las carteras y la percepción que tienen las aseguradoras españolas del contexto actual.

El informe señala que a cierre de 2021 el 72,2% de las inversiones del sector asegurador español se materializan en renta fija. Un 52,6% en deuda pública (en su mayoría deuda soberana española, con un 42,8%). Y un 19,6% en deuda corporativa. El entorno de bajos tipos de interés, unido al buen comportamiento de la renta variable en los últimos años, ha provocado un incremento del peso relativo de la renta variable e Instituciones de Inversión Colectiva, pasando de representar el 11,3% en 2016 al 19,3% en 2021.

En este sentido, en 2021 el 45,2% de las suscripciones a fondos de inversión se canalizaron a través de fondos que invierten mayoritariamente en renta variable. Lo mismo con los planes de pensiones, donde el 47,5% de las aportaciones se destinaron aquellos que invierten en renta variable. Los inmuebles, por su parte, representan el 3,5% en 2021, estando el 99,3% situados en España.

Percepciones del contexto actual

La guerra en Ucrania ha generado pesimismo sobre la situación económica (un 66,2% tiene hoy una percepción desfavorable respecto a la eurozona en los próximos seis meses, frente a solo un 13% antes de la invasión). El 41% de las entidades encuestadas ha realizado o tiene previsto realizar plusvalías, en su mayoría en renta variable y fondos de inversión, y, en menor medida, en renta fija.

Según el informe, el 50% de las entidades declaran que el entorno actual ha provocado que modifiquen su política de inversión para el corto-medio plazo. Destaca la reducción de las duraciones en renta fija, la reducción de la exposición a renta variable (favoreciendo el value frente al growth), aumento de la liquidez, incremento del peso de inversiones con mejor calificación crediticia, reducción del crédito, incremento del real estate e inversión oportunista en deuda pública española e italiana.

Por otro lado, las entidades consideran que las áreas geográficas con mayor potencial para realizar inversiones son Estados Unidos y la eurozona. Y que los activos más interesantes para hacer frente a la situación actual son las infraestructuras, renta variable, value, real estate alternativo core y core+, alternativos ilíquidos y los bonos flotantes y ligados a la inflación.