Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Antonio Losada (Indosuez) y Sonsoles Santamaría (Tressis)

Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Antonio Losada (Indosuez) y Sonsoles Santamaría (Tressis), Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Antonio Losada (Indosuez) y Sonsoles Santamaría (Tressis)
Antonio Losada y Sonsoles Santamaría

Después de conocer los principales datos del Ranking de Banca Privada de 2021 elaborado por FundsPeople, publicado en Insight Banca Privada, iniciamos una ronda de reflexiones acerca del presente y futuro de la banca privada en España. A continuación, los máximos responsables del negocio de banca privada comparten con FundsPeople sus perspectivas para el sector dedicado a los grandes patrimonios.

En esta ocasión es el turno de Antonio Losada, consejero delegado de CA-Indosuez Wealth Management (Europe) Sucursal en España, y Sonsoles Santamaría, directora general de negocio de Tressis. El grupo francés es la decimosexta banca privada con más patrimonio en España, tras cerrar el ejercicio de 2020 con 5.157 millones de euros de patrimonio, seguida de la firma española, en el decimoséptimo puesto con 5.150 millones.

Perspectivas para el negocio de banca privada en 2021

Antonio Losada: El incremento de la actividad transaccional corporativa continuará generando eventos de liquidez que atender y el perímetro de activos bajo gestión continuará creciendo, por lo que espero un buen ejercicio para nuestra industria.

Sonsoles Santamaría: Positiva. En momentos de incertidumbre económica, social, fiscal, …, el asesoramiento patrimonial y la cercanía a los clientes cobran mayor importancia. Tener la capacidad de proporcionar soluciones de inversión ágiles, con el nivel de riesgo, liquidez y flexibilidad que el cliente necesite, para adaptarlo a sus objetivos vitales, supone una oportunidad para crecer. Contar con la capacidad de ofrecer inversiones líquidas tradicionales o inversiones alternativas, con la experiencia en sostenibilidad de Tressis, nos hace ser optimistas con relación al servicio completo que pueden encontrar los clientes en nuestra entidad. Por eso somos optimistas.

¿Creéis que el negocio de banca privada ha salido reforzado del Covid-19?

A.L.: La profesionalidad de las entidades de banca privada nos ha permitido sortear un ejercicio pasado tremendamente complicado en el que hemos tenido que diseñar nuevas vías de comunicación con los clientes. Hemos sido capaces de aportarles asesoramiento para navegar por un ejercicio tan volátil como el que ya vivimos en 2019 y, además hemos diseñado soluciones que han contribuido a defender su principal objetivo: la preservación de su patrimonio de forma intergeneracional.

S.S.: Hay factores que lo han favorecido, como la evolución de los mercados o el aumento del ahorro de los particulares. También la necesidad de un asesoramiento personalizado, ya que la situación tan complicada que estamos viviendo, ha fomentado la reflexión sobre las inversiones y cuáles son los objetivos vitales que se quieren lograr con ellas.

¿Qué avances digitales han venido para quedarse en el sector de banca privada? 

A.L: Indudablemente las sesiones de comunicación en remoto realizadas a través de diversas plataformas (Cisco, Zoom, Teams, Canalchat) han pasado a formar parte de nuestras vidas y son muy positivamente valoradas por los clientes para permitirles tener información actualizada sobre los mercados y de la evolución de sus inversiones. Por otro lado, todas las diversas herramientas propias o licenciadas de acceso on line o telefónico en consulta y contratación han tenido una evolución singular.

S.S.: Los avances van en dos líneas, por un lado, la consolidación de la tecnología como palanca en la gestión de los clientes y en la propuesta de valor personalizada, y por otro, la omnicanalidad. Se han ampliado y consolidado canales on line para la relación con los clientes, tanto en el ámbito operativo y de seguimiento de las inversiones, como en la forma de relacionarse con su asesor. Esta omnicanalidad facilita la gestión de procesos y mejora definitivamente la eficiencia.

¿Estáis abiertos a la posibilidad de crecer inorgánicamente o todavía queda mucho recorrido para seguir creciendo orgánicamente?

A.L.: Seguiremos creciendo de forma orgánica pero indudablemente estaremos atentos a las oportunidades de crecimiento inorgánico que se puedan presentar, como de hecho hemos hecho en los dos últimos ejercicios.

S.S.: Queda mucho recorrido para crecer orgánicamente pero sin dejar de estar atentos a operaciones que se produzcan en el sector.

¿Qué puede mejorar el sector de banca privada en España?

A.L.: Por un lado, la necesaria asunción del nuevo paradigma de análisis de inversiones que evoluciona desde el tradicional riesgo/retorno al actual trinomio de riesgo/retorno/sostenibilidad. Por otra, continuará la convergencia ya iniciada entre el sector asegurador y la banca privada, así como la progresiva concentración en el ámbito de las empresas de servicios de inversión y entidades independientes.

S.S.: Eficiencia en procesos mediante la automatización que facilitan las nuevas tecnologías en constante desarrollo. También hay que continuar consolidando los avances en sostenibilidad, integrándola tanto en las propuestas a clientes como aplicando criterios de sostenibilidad en el día a día de la compañía. En esa línea en Tressis creamos una comisión de sostenibilidad dependiente del Consejos de Administración, desarrollamos un plan estratégico con KPIs para la mejora continua en criterios sociales, medioambientales y de buen gobierno.

¿Qué retos tecnológicos, normativos u otras tendencias pueden influir más en la banca privada en los próximos años?

A.L.: Herramientas eficaces de acceso remoto y nuevas vías de interacción y comunicación con clientes serán las estrellas del futuro inmediato, pero, a largo plazo, el mayor cambio transformacional que abordará nuestro sector será como consecuencia de la correcta implantación por parte de las entidades del análisis científico de datos (big data) como mecanismos de anticipación y predicción comportamental. Al mismo tiempo, será necesario en el escenario de japonización de la economía que vivimos, que el peso relativo de las inversiones alternativas en la distribución de activos crezca de forma sustancial.

S.S.: La regulación va a continuar siendo un reto, se continuará avanzando con la aprobación de nuevas normas, desarrollo de las actuales, vinculadas a ASG, quick fix de MiFID II, y otras exigencias de cumplimiento normativo. En cuanto a los retos tecnológicos, tenemos que incorporar a nuestros modelos de negocio todo lo que pueda aportar la IA, blockchange, big data, etc, que nos ayudan a mejorar en eficiencia y personalización en el servicio al cliente. Y no podemos olvidar todos los posibles cambios fiscales que puedan aprobarse.