Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Hugo Aramburu (Diaphanum) y Joaquín Maldonado (Mediolanum)

Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Hugo Aramburu (Diaphanum) y Joaquín Maldonado (Mediolanum), Reflexiones de la banca privada española en 2021: el turno de Hugo Aramburu (Diaphanum) y Joaquín Maldonado (Mediolanum)
Hugo Aramburu y Joaquin Maldonado

Después de conocer los principales datos del Ranking de Banca Privada de 2021 elaborado por FundsPeople, publicado en Insight Banca Privada, iniciamos una ronda de reflexiones acerca del presente y futuro de la banca privada en España. A continuación, los máximos responsables del negocio de banca privada comparten con FundsPeople sus perspectivas para el sector dedicado a los grandes patrimonios.

En esta ocasión es el turno de Hugo Aramburu, socio director de Diaphanum Valores, y Joaquín Maldonado, responsable de Desarrollo de Banca Privada, Banco Mediolanum. La sociedad de valores es la trigésimo primera banca privada con más patrimonio en España, tras cerrar el ejercicio de 2020 con 1.365 millones de euros de patrimonio, seguida del banco italiano, con 1.346 millones.

Perspectivas para el negocio de banca privada en 2021

Hugo Aramburu: Ante la recesión económica la perspectiva para los negocios familiares es más débil, por lo que la banca privada puede verse más afectada al generarse menos liquidez. También hay una parte muy positiva por dos dinámicas. Por un lado, la COVID-19 ha acelerado el proceso de desintermediación bancaria en la gestión de patrimonios, por lo que las firmas más ágiles en tecnología y digitalización de empresas son las que se han beneficiado. Y, por otro lado, la necesidad de asesoramiento independiente se está acelerando. Las disparidades en rentabilidades obtenidas de las carteras en diferentes entidades han sido muy elevadas y demuestra que, en momentos de mucha incertidumbre y complejidad de mercados, el buen asesoramiento y la independencia, tanto de tu asesor como de los productos, es primordial.

Joaquín Maldonado: El aumento de la incertidumbre y el reto de preservar el patrimonio en un entorno de tipos cero dan cada vez más valor al acompañamiento de un profesional y de una entidad capaces de dar respuesta a las necesidades de los clientes.

¿Creéis que el negocio de banca privada ha salido reforzado del COVID-19?

H.A.: El negocio de banca privada especializado independiente, sí que ha salido reforzado.

J.M: Sí. Ha habido que tomar decisiones y actuar en unas circunstancias muy complejas y excepcionales. En ese sentido, la presencia constante y el apoyo de los profesionales de la banca privada han evidenciado el valor del servicio y del asesoramiento de las entidades.

¿Qué avances digitales han venido para quedarse en el sector de banca privada?

H.A.: Distinguimos dos tipos de avances digitales que han venido para quedarse. En la gestión, las herramientas de Inteligencia Artificial y Matching Learning han sido fundamentales para la selección cuantitativa de producto de terceros, así como todo tipo de herramientas de control de riesgos, volatilidades, correlaciones, etc. Esta digitalización te permite tomar mejores decisiones de gestión. Por otro lado, con los clientes, los nuevos canales de comunicación te permiten complementar la necesaria comunicación offline con clientes. Creemos que son fundamentales las relaciones presenciales, pero la comunicación online te permite complementar la fluidez en la comunicación.

J.M.: La incorporación de todas las herramientas digitales para la comunicación y la interacción del cliente, tanto con el profesional como con las entidades. Siempre como una herramienta de apoyo, porque siempre será clave el acompañamiento de un profesional que nos conoce y con el que hemos establecido una relación de confianza.

¿Estáis abiertos a la posibilidad de crecer inorgánicamente o todavía queda mucho recorrido para seguir creciendo orgánicamente?

H.A.: El crecimiento orgánico de Diaphanum todavía tiene mucho recorrido. Es cierto que el proceso de concentración que se está produciendo en el sector es natural debido al estrechamiento de márgenes que complica la viabilidad de muchos proyectos de banca privada.  Esa concentración abre el hueco a crecimientos mayores de firmas que quedan y nosotros estamos abiertos a protagonizar alguno. 

J.M.: Banco Mediolanum siempre ha apostado por el crecimiento orgánico con objetivos claros y definidos a través de la incorporación de nuevos profesionales.

¿Qué puede mejorar el sector de banca privada en España?

H.A.: El sector de banca privada en España debería seguir mejorando en reducir sus conflictos de interés y continuar aumentando la transparencia en cuanto a costes.

¿Qué retos tecnológicos, normativos u otras tendencias pueden influir más en la banca privada en los próximos años?

H.A.: El cambio generacional que se está produciendo en los clientes por medio de venta de startups, carteras de bitcoins, fintech, etc. hace que uno de los retos de banca privada sea adaptarse a clientes mucho más jóvenes que demandan servicios totalmente diferentes a lo que hasta ahora se ha estado ofreciendo. La evidente mayor presión fiscal por los abultados déficits generados por la COVID-19 van a suponer para la industria un reto de adaptación de servicios, productos y jurisdicciones para limitar el impacto fiscal que eso suponga a los clientes.