Rentamarkets lanza un FIL para financiar a empresas del sector industrial

grua noticia
Nick sanchez-Unsplash

La gestora amplía su oferta con un nuevo producto: se trata de un fondo de inversión libre (FIL) de renta fija denominado Rentamarkets Pulsar, que invertirá prácticamente el 100% de la exposición en financiaciones a medio y largo plazo de maquinaria industrial fundamental para la actividad de pequeñas y medianas empresas del sector industrial.

Recientemente, Ignacio Fuertes, socio y director de inversiones de Rentamarkets, adelantaba que la gestora, que actualmente gestiona 60 millones de euros, estaba preparando el lanzamiento de un nuevo fondo con el objetivo de alcanzar a medio plazo los 100 millones de euros. Hasta ahora, comercializaba sus fondos de inversión (Rentamarkets Sequoia y Rentamarkets Narval), además de ofrecer su servicio de asesoramiento y Gestión Discrecional de Carteras.

“Hemos elegido el formato FIL porque el fondo desarrolla una operativa novedosa y dirigida a inversores institucionales. Se trata de un fondo de financiación para pymes, principalmente españolas (en torno al 75% de la cartera), pero también de otros países europeos», explica Fuertes. Además, en un entorno en el que la renta fija cada vez ofrece menos rendimientos, este fondo quiere ofrecer «exposición de forma diversificada a créditos de alta calidad de distintos sectores, con alta capacidad de recobro y unos atractivos niveles de rentabilidad en relación al riesgo asumido», comenta.  «Pensamos que prestar esta financiación alternativa a la bancaria es una manera de contribuir al desarrollo del tejido industrial”, añade al respecto.

Según consta en el folleto del fondo, la financiación se realizará mediante operaciones de Sale & lease-back para maquinaria existente en el balance de la empresa y de forma minoritaria mediante arrendamiento financiero en forma de compra y posterior arrendamiento de nueva maquinaria.

Los activos financieros del FIL serán préstamos con un colateral o garantía (la máquina objeto de financiación y arrendamiento) por los que la empresa pagará al FIL unas cuotas trimestrales y el resto será liquidez que se invertirá en instrumentos del mercado monetario, cotizados o no, y en depósitos a la vista o con vencimiento no superior a un año de entidades de crédito de la Unión Europea al menos de alta calidad crediticia.

El universo inversor del FIL está formado por empresas del sector industrial que no tienen calificación otorgada por una agencia de rating, con una cifra de ventas a partir de 10 millones de euros anuales o un Ebitda desde un millón de euros anuales, excluidos los sectores inmobiliario y financiero. Se realizarán en total 30-40 operaciones con un importe promedio de entre 0,5 y 10 millones de euros, dependiendo del patrimonio finalmente comprometido. El plazo de las operaciones será entre 3 y 7 años y el objetivo de rentabilidad será obtener en torno al 6% de rentabilidad neta media anual.

Se trata de un fondo que quedará cerrado después del periodo de comercialización y exige una inversión mínima de 100.000 euros.