Richard Ford (Morgan Stanley Euro Corporate Bond): “Estamos siendo compensados por tener riesgo de crédito: los fundamentales son sólidos”

Richard Ford

De cara al futuro, las valoraciones de mercado están descontando un resultado muy negativo con rebajas de rating e impagos. El caso base de Richard Ford, gestor junto con Dipen Patel del Morgan Stanley Euro Corporate Bond, fondo con Rating FundsPeople en 2022, es que “estamos siendo compensados por tener riesgo de crédito”, ya que consideran que “los fundamentales de las compañías son sólidos”.

Ford cree que las compañías han generado liquidez en los últimos trimestres e implementado eficiencias de costes en la era COVID. Sin embargo, piensan que los márgenes se verán presionados y que será un reto mantener los ingresos brutos.

No obstante, dado el punto de partida, también considera que las compañías podrán gestionar una desaceleración sin rebajas significativas de rating o impagos. “El caso base es el de un nivel bajo de impagos y una recesión moderada”, afirma a FundsPeople.

A su entender, los principales catalizadores para un buen comportamiento del crédito estarán motivados por un cambio en el sentimiento del mercado, donde los bancos centrales modifiquen el rumbo hacia una política monetaria más equilibrada y donde el crecimiento global se tenga más en cuenta a la vez que se controla la inflación.

Posicionamiento y cambios principales en la cartera

En términos generales, los gestores del fondo mantienen las principales áreas de su posicionamiento estratégico. “A medida que los tipos libres de riesgo han aumentado, hemos estado reduciendo de forma oportunista nuestra posición infraponderada en duración, para ser ahora en términos generales neutrales frente a nuestro índice de referencia. Según vamos entrando en un periodo de mayor riesgo idiosincrático dentro del universo grado de inversión, cada vez hay que más enfoque en la selección de valores bottom-up”, explica Ford.

Actualmente, siguen sobreponderados en el riesgo de crédito en general. Más en particular, están sobreponderados en valores financieros subordinados a través de una exposición a bancos y seguros, en instituciones sistémicamente importantes. “En el caso de los valores no financieros, preferimos el BBB frente a la calificación A, ya que vemos una transición hacia las calificaciones BBB como la estructura de capital óptima”, concluye el gestor.