Richard Ford (Morgan Stanley Short Maturity Euro Bond): “Es demasiado pronto para decir que todo está fuera de peligro”

Richard Ford
Foto: Morgan Stanley IM.

Por ahora, Richard Ford cree que es demasiado pronto para hablar de un posible cambio de rumbo de los bancos centrales y de una menor inflación. Para el gestor del Morgan Stanley Short Maturity Euro Bond, fondo de renta fija corto plazo con Rating FundsPeople en 2022, las subidas de tipos que pronostican los principales bancos centrales probablemente sean las mínimas que podemos esperar dada la persistente inflación y la fortaleza del mercado laboral en EE.UU.

“Dado que la inflación sigue siendo alta, las condiciones financieras, es decir, los tipos de interés, las tires de vencimientos más largos y los diferenciales de crédito deben mantenerse en cotas elevadas durante un periodo de tiempo sustancial para reducir la inflación. Esto evitará cualquier repunte sostenido de las tires y los diferenciales. Los repuntes que hemos visto, en julio y en los últimos días de septiembre, han demostrado ser de corta duración, ya que no llegó el cambio esperado por parte de la Fed”, subraya.

La volatilidad en Reino Unido, señal de advertencia

En su opinión, a medida que la autoridad monetaria americana sigue más agresiva, la probabilidad de que se produzca un “overshoot” crece, lo que podría resultar en una desaceleración económica significativa. “La volatilidad observada en el Reino Unido en las últimas semanas es algo así como una advertencia para que los inversores aseguren que sus instituciones financieras pueden soportar tires más altas. Las tensiones en el sistema y el bucle de retroalimentación negativa de la economía se deben al apalancamiento”.

A su juicio, la cuestión en el mercado de bonos del Reino Unido no se trataba de solvencia, sino de apalancamiento. “Se trataba de tomar préstamos para obtener mejores rentabilidades. Es difícil saber cuánto apalancamiento financiero del sector privado existe en la economía global, pero el grado en que se producirán dispersiones de la rentabilidad probablemente dependerá en gran medida de quién tiene la inversión o el modelo de negocio más apalancado o menos apalancado. La Fed ha sido clara en este asunto. Hay que tener preparado el balance para una economía que se ralentiza y para tires más altas, de manera prolongada”. 

Su visión sobre la renta fija europea

Según Ford, los bonos europeos siguen teniendo dificultades con las tasas de inflación más altas del mundo. “Por lo general, los inversores siempre han pensado en Europa como una economía de baja inflación y de estancamiento secular. Actualmente, tenemos estanflación. Los bonos probablemente seguirán teniendo dificultades a medida que el BCE intente subir los tipos de interés lo suficiente como para reducir la inflación, al tiempo que reconoce que una parte significativa de la inflación, tal vez entre el 40 y el 50%, se debe a factores que, como la energía, no pueden controlar”.

Sin embargo, considera que lo que no pueden hacer es permitir una espiral inflacionaria y dejar que la inflación actual se integre en la economía, incluso a niveles significativamente más bajos que en la actualidad. “La buena noticia es que los mercados de bonos en su mayoría comprenden esto y descuentan las subidas significativas de tipos de interés, al igual que los diferenciales de crédito. Por desgracia, es demasiado pronto para decir que todo está fuera de peligro. Es probable que los riesgos todavía estén sesgados a tires aún más altas, incluso a expensas de una desaceleración económica más profunda”.

En EE.UU, estima que hay pocas cosas que puedan impedir que las tires estadounidenses a 10 años superen el nivel del 4% durante el resto del año. “Y, si bien los bonos son sin duda más atractivos que en julio, somos cautelosos de que haya más corrección por venir y los inversores deberían seguir siendo pacientes a la hora de añadir riesgo de tipos de interés y de crédito a las carteras. La mayoría de los mercados emergentes, si bien siguen subiendo los tipos, continúan en medio de una inflación demasiado alta y aún más subidas de tipos”.

Posicionamiento actual

Durante el trimestre, la infraponderación en duración se mantuvo -0,17 años frente al índice de referencia a finales de septiembre. La posición la expresa a través de la infraponderación en bonos del Tesoro (principalmente en Italia, España y Francia). El fondo tiene una posición larga fuera del índice de referencia en bonos relacionados con el gobierno, principalmente en mercados desarrollados. Además, la cartera tiene una posición larga en bonos soberanos de mercados emergentes (grado de inversión denominado en euros: principalmente Chile, México, China e Indonesia).

En general, la sobreponderación en crédito medida por el spread duration se mantuvo durante el trimestre, con preferencia por los valores financieros frente a los valores industriales y de servicios públicos. La cartera también mantiene su posición larga fuera del índice de referencia en covered bonds dada la atractiva tir que aprecia el gestor.