Riesgos (asumibles) de la inversión en China

Inversión china riesgos, Riesgos (asumibles) de la inversión en China
Firma: Charles Postiaux (Unsplash).

China, un país cuyas oportunidades no tienen fin. 1.400 millones de personas avalan, como mínimo, un consumo interno ingente. Sin embargo, existen riesgos: el centralismo y la estricta regulación que conlleva es uno de ellos, así como la transición a un modelo de crecimiento estable (el paso del “made in China” al “created in China”) o las tensiones geopolíticas. Además, la ASG (Medioambiental, Social y de Gobernanza) continúa siendo una cuestión de dudosa fiabilidad cuando se habla del gigante asiático. Expertos de Afi Inversiones, A&G y Santander Private Banking discuten sobre los riesgos de inversión y temas ASG que rodean al País del Dragón en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Eurizon.

Tres riesgos de cara al futuro

Inversión china riesgos, Riesgos (asumibles) de la inversión en China
Alfonso García Yubero

Para Alfonso García Yubero, director de Análisis y Estrategia de Santander Private Banking, existen tres temas que no se pueden pasar por alto con relación a China: “Primero, problemas geopolíticos. China tiene muy claro que la soberanía de Taiwán tiene que seguir muy ligada a ellos y esto puede generar un conflicto importante con Estados Unidos. Es un tema que generará ruido de mercado en el futuro”. Otro asunto a tener en cuenta es, según García Yubero, “hasta qué punto China va a ser capaz de capitalizar positivamente la nueva ruta de la seda, el ‘one belt, one road’”. El director de Análisis afirma que puede generar mucha riqueza y prosperidad global a los países que la integran, pero “si China se limita a abastecerse de recursos puede generar un efecto similar al que ocurrió con Europa y las colonias africanas, con la consiguiente tensión mundial”.

El tercer riesgo, indica García Yubero, es la capacidad del país de abandonar la liga de las rentas medias: “China se ha beneficiado mucho de tener factores productivos baratos, de ser un elemento fundamental en las partes intermedias de la cadena de valor, pero eso genera un nivel de riqueza que ya no se puede superar”. El reto, comenta, será cambiar las dinamos de crecimiento, “y eso se va a conseguir, sobre todo, gracias a un asentamiento exitoso de la tecnología y la innovación, como generadoras de productividad, que al final es la principal métrica de prosperidad”.

Inversión china riesgos, Riesgos (asumibles) de la inversión en China
Diego Fernández

¿Problemas a corto plazo?

“Siendo cortoplacistas, creo que puede existir un riesgo con la subida de tipos de Estados Unidos y cómo afecte esto a la divisa china, que ha estado muy fuerte”, explica Diego Fernández, director general de Inversiones en A&G. Fernández comenta que el carry consiste en calcular bien “las veces que te puedes equivocar”, observar el margen de error, “y con un carry del 2% en muchos activos chinos y con el renminbi habiéndose apreciado tienes muy poco margen”. El directivo aclara que, a nivel de rentabilidad, “puede afectar menos, pues nos hace más competitivos, pero igualmente habrá que calibrar con cuidado este asunto”.

Inversión china riesgos, Riesgos (asumibles) de la inversión en China
Nereida González

Nereida González, consultora del Área de Análisis Económico y de Mercados en Afi Inversiones Globales, presenta un riesgo en la gestión hacia un modelo con menor tasas de crecimiento: “Está por ver cómo pueden llegar a conseguir unas tasas de crecimiento algo más bajas y estables, con qué mix de políticas monetarias y económicas lo logran, y cómo eso se transfiere a los mercados”. Otra cuestión en la que tener un ojo puesto son las tensiones geopolíticas con el gigante americano: “Continúa la guerra comercial con Estados Unidos, la cual sigue latente aunque no demasiado visible, y la guerra por el control de las redes de 5G, que es un tema que preocupa por el traspaso a mercados”, comenta González.

La divisa, clave en la expansión económica de China

“Nosotros sí somos muy positivos con la divisa y no creemos que volverán a hacer una devaluación, porque China está interesada en aumentar la confianza de las inversores internacionales y sus inversiones en China”, concreta Bruno Patain, country head para España & Portugal en Eurizon. Recientemente, comenta, renovaron la exención fiscal (no pago de impuestos para inversores internacionales en deuda pública y deuda de los tres bancos públicos institucionales chinos) por tres años más. Existen motivos para esta apetencia por la inversión extranjera: “El inversor chino no puede invertir fuera de su propio mercado. El Gobierno chino sabe que es insostenible y creó el pasado febrero un comité para estudiar cómo permitir de nuevo la salida de flujos de manera controlada”.

Inversión china riesgos, Riesgos (asumibles) de la inversión en China
Bruno Patain

Desde Eurizon no prevén, como explica Patain, una devaluación: “Esto sería algo que provocaría de nuevo, probablemente, una crisis en los mercados, sin olvidar que en la Fase 1 firmada en enero 2020 con los EE. UU., China se comprometió a no volver a realizar devaluaciones competitivas”. Una vez pasada la época de los estímulos y las exportaciones de productos baratos, expone el directivo, “el enfocarse o aprovechar los 1400 millones de consumidores es uno de los objetivos del último plan quinquenal (el decimocuarto) confirmado en Marzo 2021 durante el Congreso Nacional del Pueblo (CNP)No lo van a hacer de un día para otro, tardará; pero devaluar no les vendría bien en este aspecto, pues tienen necesidad de importaciones”.

ASG, a su manera

“Hay quien justifica que la inversión en China no puede ser ASG por el tema de la S”, comenta Diego Fernández (A&G), quien puntualiza que “allá de eso, en este país tienen un enfoque en sostenibilidad muy particular, que se basa en ser igual de cumplidor que cualquiera pero sin que nadie les imponga unas directrices”. El directivo comenta que fueron a la COP26 con una idea muy clara: “Asistieron a las reuniones que quisieron y salieron de allí con un plan, ciertamente razonable, basado en la energía nuclear, sin hacer demasiado caso a la opinión del resto”. Fernández resume el modus operandi: “Van a la solución, toman un camino y lo siguen poco a poco, sin hacer ruido y sin imposiciones, pues al final los criterios ASG, dependiendo de dónde provengan, pueden ser una imposición”.

La pandemia, según Alfonso García Yubero (Santander Private Banking) tuvo algo que ver con esta forma de actuación: “China se ha aislado de manera dirigida. Al final, la pandemia nació allí. A nivel de medios, se ha plegado hacia dentro para evitar el ruido que generan las noticias de fuera”. A este respecto, García Yubero expone que no espera una apertura total del país para 2022. El directivo comenta que, además, hay que observar la visión ASG de la propia China: “Es muy doméstica y aislada del exterior, y veremos, a este respecto, cómo deriva la propia percepción de los chinos del resto del mundo, pues su aislacionismo puede llevarles a tener una visión muy particular que genere tensiones en el futuro”.

El objetivo 2060 y las particularidades de los ratings

Nereida González (Afi Inversiones) expone una cuestión que tiene el País del Dragón en lo que a materia ASG se refiere: “Las materias primas es uno de los problemas de China ligados a la transición hacia energías más limpias, porque el 70% de la electricidad del país está centrada en el carbón. Esto es insostenible, pues es la energía más contaminante. Si quieren llegar al objetivo de neutralidad del carbón en 2060, que es la fecha que se han propuesto ellos mismos, tienen que hacer un trabajo enorme de inversión en infraestructuras de energías verdes”.

En temas ASG, explica Bruno Patain (Eurizon), China es muy relevante para hacer inversiones y recibir flujos, sin embargo “son conscientes que tienen esfuerzos que hacer, por lo menos en temas de comunicación”. En efecto Pekín está defendiendo una campaña proactiva en materia de ASG. Esto incluye dar instrucciones a las empresas públicas y privadas para que adopten políticas explícitas con el fin de lograr ambiciosos objetivos plurianuales en materia de ASG, así como para que adopten una cultura empresarial consciente de la ASG. Por ejemplo, el ambicioso objetivo de neutralidad de carbono de China para 2060 implicará la adopción de medidas concretas a partir de ahora, según indica el directivo.