Solo el 44% de los ahorradores se informa en la oficina bancaria, 10 puntos menos que en 2019

ahorradores, Solo el 44% de los ahorradores se informa en la oficina bancaria, 10 puntos menos que en 2019
Toa Heftiba, Unsplash

El perfil del ahorrador español sigue siendo conservador, pero hay ciertos matices en su forma de actuar que están cambiando. Según se desprende de la Encuesta presentada por el Observatorio Inverco, realizada a más de 1.400 personas, la oficina bancaria sigue siendo el lugar donde más ahorradores contratan su producto financiero, pero el porcentaje ha caído desde el 74% de 2017 al 60% actual. Además, solo el 44% de ellos se informa en la oficina, 10 puntos menos que en 2019.

Al contrario, la figura del asesor telefónico ha ido cobrando protagonismo. Si hace dos años solo un 6% de los ahorradores se informaban por esta vía, el porcentaje ha subido hasta el 17% actual. También en la contratación de productos, del 6% al 15%.

En lo que respecta a la relación que mantienen con su oficina, el 39% de los ahorradores prefieren relacionarse con su entidad de forma personal, siete puntos menos que en 2019. La cifra cae al 29% en el caso de los millenials y al 32% en los centennials.

Perfil de ahorro

Dos tercios de los ahorradores no han cambiado su perfil de riesgo tras la irrupción del COVID-19, mientras que un 25% sí ha adoptado una estrategia de menos riesgos. Durante la pandemia, un 44% de ellos incrementado su nivel de ahorro, aunque la mayoría o ha canalizado a través de depósitos.

Eso sí, si se atiende a la cartera de productos, el 40% de los ahorradores ya invierten en fondos de inversión, un récord desde que se realiza esta encuesta. Por perfiles, no sorprende que los más dinámicos sean los que más invierten en estos productos (un 56% de ellos), frente al 52% de los moderados y el 27% de los conservadores.

El 49% de los encuestados ahorra con un objetivo de inversión a largo plazo. Y esto ha aumentado significativamente desde 2019, cuando solo era el 35%. Además, revisan sus inversiones con mayor recurrencia. Y esto es una tendencia generalizada en todos los perfiles: el 78% de los ahorradores dinámicos revisa sus inversiones cada mes (nueve puntos más que en 2019), el 60% de los moderados (55% en 2019) y el 58% de los conservadores (42% en 2019).

“El ahorrador tiene un perfil conservador pero cada vez menos, donde hemos visto que el moderado está en niveles cercanos en términos porcentuales”, ha dicho Ángel Martínez Aldama, presidente de Inverco, que ha indicado que hay una clara intención en dirigir su inversión hacia productos de gestión diversificada, como los fondos y los planes de pensiones.

En la decisión de los productos de ahorro, los factores que más pesan son la seguridad y la confianza, según se desprende del estudio. Por otro lado, el 52% de los encuestados considera relevantes los criterios ESG.

Cambios fiscales

Con respecto a las bajadas de los límites de desgravación a planes de pensiones individuales, desde 2.000 a 1.500 euros, Aldama ha reclamado que "cuanto más flexible sea la legislación para productos de decisión individual, más oferta habrá para poder tomar la decisión". " A partir de los 40 años el segundo motivo de ahorro es la jubilación y los planes de pensiones son el producto idóneo para cumplir este plazo. Todo lo que sea restringir las capacidades operativas que tenga cualquier ciudadano para acceder a un producto financiero tendrán consecuencias", ha avisado.

Con respecto al travase de estos beneficios fiscales a los planes de empleo, Aldama ha comentado que aunque sea positivo, "desgraciadamente solo el 10% tiene acceso a un plan de empleo", por lo que habrá menos posibilidad de canalizar nuestro ahorro hacia esos productos.

Sobre el los Planes de Pensiones Paneuropeos (PEPP, por sus siglas en inglés pan-European personal pension product), ha dicho que "se trata de una iniciativa europea para fomentar el segundo pilar. El deseo de la Unión Europea es que tengamos un sistema de tres pilares: sistema de reparto y dos pilares a nivel europeo con sus legislaciones". "El mensaje es que todos los países tenemos que tener tres pilares que sean sostenibles para que permitan cuando un ciudadano se jubila, tener una pensión adecuada", ha asegurado.