Update del Candriam Bonds Credit Opportunities: preparado para una inflación alta pero transitoria

Candriam Bonds Credit Opportunities, Update del Candriam Bonds Credit Opportunities: preparado para una inflación alta pero transitoria
Nicolas Jullien. Foto cedida (Candriam)

La inflación es el debate del momento. ¿Será transitoria? ¿Ha llegado para quedarse? Hay opiniones para ambos bandos pero lo que tiene claro el consenso es que en las próximas semanas veremos inevitablemente un fuerte repunte en los precios. Así lo prevé Nicolas Jullien, responsable de High Yield y Arbitraje de Crédito en Candriam. Veremos cifras altas de IPC a lo largo del verano y al menos hasta septiembre-octubre. Y esos datos históricos traerán volatilidad a los mercados de renta fija.

Pero en su opinión, será un susto transitorio. “Estamos viendo las dificultades de empresas en Estados Unidos para reincorporar a trabajadores. Han recibido importantes paquetes de ayudas sociales”, resalta el co gestor del Candriam Bonds Credit Opportunities. La clave está en que no es un evento estructural como sí lo es la digitalización, un factor deflacionista.

No obstante, Jullien aboga por unas semanas de prudencia. De apostar en cartera por los líderes del mercado. “Si no tienes poder de fijación de precios te van a crujir”, vaticina. Pero esta cautela deberá combinarse con un enfoque oportunista. Porque no están despejados todos los baches del camino. En Europa, por ejemplo, se acercan importantes eventos políticos, como las elecciones en Francia. Esto podría desencadenar una huida a activos refugio.

Así, el gestor ve que la subida de los bonos está capada. “Vemos que los gubernamentales puedan volver a las tires positivas, pero no subiendo mucho más de unos puntos básicos”, afirma. El Tesoro americano a 10 años, por ejemplo, tendría un techo en el 2-2,5%. 

Las dos patas del Candriam Bonds Credit Opportunities

En ese contexto está preparando Jullien la cartera del Candriam Bonds Credit Opportunities. El fondo cuenta con el Sello FundsPeople 2021 por su calificación de Blockbuster. La pata de corta duración de la cartera representa actualmente un 55% neto del fondo. El equipo ven en el papel de corto plazo una buena oportunidad para captar carry. “Estamos viendo bastante actividad de refinanciación en los mercados”, cuenta.  

Por otro lado, en la pata oportunista, prefieren adoptar un posicionamiento casi market neutral. Según explica el co gestor, porque gran parte del estrechamiento de los diferenciales ya se ha dado. “Preferimos una beta ligeramente positiva. Mejor ser cautos y poder encontrar mejores oportunidades en unas semanas”, explica.

Aquí, están jugando tres grandes temáticas. Uno, el potencial de los rising stars. Bonos de compañías como Cellnex, Autotrade o Netflix que podrían subir a grado de inversión. Segundo, apostando por algunas automovilísticas. Y tercero, alta calidad en bonos BB. Y buscan un tipo de negocio muy concreto. Compañías con alto poder de fijación de precios. Los costes de las materias primas están subiendo. Las empresas que no puedan trasladarlo a sus precios verán una erosión en sus márgenes.

Con todo, el mensaje de Jullien es positivo. Si 2020 fue el año de los ángeles caídos, 2021 será el de las nuevas estrellas (rising stars). “Durante los próximos 3-4 años los mercados de high yield tendrán los rising stars como viento de cola”, vaticina. Además, se vienen tiempos interesantes para los gestores de crédito. El gestor detecta un despertar de las fusiones y adquisiciones. “Estamos viendo una ola de emisiones en el mercado primario. En Estados Unidos, pero sobre todo en Europa”, cuenta. En la UE hablamos de semanas con 5 a 8 acuerdos de M&A. Un ritmo que Jullien prevé que continúe durante el verano. “Tendremos que tener caja a mano para estar preparados”, afirma.