Update del Man AHL TargetRisk: últimas mejoras implementadas en el proceso de inversión

Update Man AHL TargetRisk, Update del Man AHL TargetRisk: últimas mejoras implementadas en el proceso de inversión
Russell Korgaonkar. Foto cedida (Man Group)

Los riesgos son más fáciles de predecir que los rendimientos. Russell Korgaonkar, director de inversiones de Man AHL, está convencido de ello. “En fases de caídas, se implementan modelos de riesgo que se activan para minimizar el riesgo a la baja relacionado con las estrategias de solo largo plazo”, resalta. Para el gestor, el objetivo final de la construcción de carteras es lograr rentabilidades estables en diferentes fases macroeconómicas, a través de la exposición a una diversa gama de mercados globales.

El Man AHL TargetRisk, de los pocos fondos con Rating FundsPeople+ 2022, se basa en las mismas plataformas de ejecución de transacciones y gestión de riesgos utilizadas por los principales programas de la compañía. Por lo tanto, se beneficia de sus treinta años de experiencia en inversión cuantitativa. Esta plataforma permite el uso de tres modelos de gestión de riesgos, lo que la hace única en el universo de las estrategias long-only.

Tres modelos de gestión de riesgos

El primer modelo es el relativo al risk targeting o overlay volatility. Según explica el profesional, los modelos cuantitativos permiten adaptar la exposición de la cartera a diferentes condiciones de mercado, buscando un nivel de volatilidad constante, independientemente de las fases del mercado.

El segundo modelo es el overlay momentum. Es un modelo construido sobre la base de los treinta años de experiencia de AHL en Trading Momentum. "Cuando se activa la señal de tendencia bajista, se espera una reducción de la exposición de hasta un 50% en mercados individuales", explica Korgaonkar.

Finalmente, el tercer modelo se basa en la superposición de correlación. “Este modelo permite que el fondo mitigue los riesgos asociados con un cambio en las correlaciones entre clases de activos, especialmente si la correlación entre acciones y bonos se vuelve positiva. El fondo se basa en investigaciones de académicos del Oxford-Man Institute of Quantitative Finance. La investigación sobre patrones de volatilidad multivariante de alta frecuencia (HEAVY, por sus siglas en inglés) se utiliza para reducir la exposición cuando cambian las relaciones de cobertura tradicionales entre clases de activos”, comenta.

Una cartera dinámica

Al no tener la obligación de someterse a una visión de mercado específica, el fondo puede cambiar dinámicamente sus exposiciones y asignaciones. “Man AHL introduce en sus modelos sus creencias sobre cómo tienden a operar los diferentes mercados para reducir el sesgo humano en el trading. El AHL TargetRisk invierte globalmente en diferentes áreas geográficas y países sin sesgos particulares”, explica el experto.

Al construir la cartera, el objetivo principal es crear un equilibrio entre las diferentes clases de activos usando ponderaciones iguales ajustadas por riesgo. La diversificación del mercado se implementa en cada clase de activos, prestando especial atención a la liquidez de los activos subyacentes. “Enfocarnos en mercados líquidos nos permite reducir los costes de transacción, un aspecto muy importante dado el perfil comercial de la estrategia”, argumenta el gestor.

Obviamente, el gestor sabe que, a pesar de los esfuerzos, existen condiciones, como una fuerte tensión en los mercados, por las que la diversificación puede fallar. “Es en este tipo de escenario donde entran en juego las superposiciones de riesgo. El tercer modelo mencionado anteriormente, la superposición de correlación, permite reducir drásticamente el riesgo si detecta que los bonos y las acciones se han correlacionado positivamente y si ha habido una liquidación en el mercado de bonos", explica el experto.

Recientemente la exposición del fondo se ha mantenido generalmente baja y estable. “Se activaron las superposiciones de correlación e impulso, lo que ayudó a la cartera a mitigar gran parte de la liquidación de bonos, mientras que la superposición de volatilidad permaneció inactiva”, cuenta.

Una estrategia en constante evolución

La gestora también tiene la ambición de mejorar y refinar su proceso de investigación cuantitativa con el objetivo de mejorar los productos y el rendimiento. “Los ajustes pueden derivar de las condiciones cambiantes del mercado o de las necesidades específicas de los inversores, como la incorporación de futuros ASG a la cartera en 2021”, subraya el experto.

Otro ejemplo es el de las señales que utiliza el AHL TargetRisk. Si toma la señal HEAVY mencionada anteriormente y utilizada en la superposición de correlación como ejemplo, se aprecia que utiliza información de alta frecuencia de los mercados de bonos y acciones para predecir cualquier tendencia bajista en el mercado de renta fija. La señal originalmente se fijó solo para los mercados de EE. UU. y en 2020 se amplió para monitorear la correlación global. Se trata por tanto de una alerta capaz de detectar liquidaciones de bonos a nivel país en varias regiones.

Como es bien sabido, los mercados estadounidenses tienden a liderar los mercados globales. “Cuando los beneficios de la diversificación entre bonos y acciones cesan en los Estados Unidos, el fenómeno suele extenderse también a otros mercados. Sin embargo, este tipo de efecto de contagio también puede comenzar fuera de los Estados Unidos. La nueva señal global nos permite identificar estos eventos temprano y reaccionar más rápido”, desgrana Korgaonkar.

Por último, han incorporado una mejora adicional realizada en la segunda mitad del año pasado. Esta es la adición de datos de alta frecuencia (HFD) para detectar cambios en la volatilidad. “Estos modelos HFD, gracias al uso de más muestras de información por hora, nos permiten identificar y reaccionar a los picos de volatilidad más rápidamente y ajustar nuestras exposiciones adecuadamente”, concluye.