Valoraciones de las gestoras ante la primera emisión de eurobonos

Christian Lue (Unsplash).

Hecho histórico en la Unión Europea. El martes la Comisión Europea consiguió colocar 20.000 milllones de euros en su primera emisión de eurobonos destinada a financiar el fondo de recuperación de la UE. La demanda ascendió a 142.000 millones de euros y esos 20.000 millones de euros que se colocaron lo hicieron con vencimiento a 4 de julio de 2031 y a un tipo de interés inferior al 0,1%, según recogen las agencias.

Esta operación marca un antes y un después en la cohesión de la Unión ya que como indican desde Portocolom «este modelo era hasta hace poco un tema tabú en algunos países, especialmente Alemania. Diez años después, la reacción en Europa es bien distinta a la de la crisis anterior: los gobiernos han asumido las caídas de ingresos en familias y empresas poniendo en marcha un plan europeo de recuperación inimaginable hace diez años, dejando de momento, a un lado la disciplina fiscal».

Hay que tener en cuenta que detrás de esa gran demanda se encuentra que la que este tipo de bonos ofrecen mayores garantías que los bonos nacionales. De ahí que sus intereses sean más bajos. «Efectivamente, la Unión Europea se está volviendo más «soberana» en algunas de sus políticas de gestión de deuda, lo que probablemente la establezca aún más como un emisor regular de alta calidad de bonos líquidos», afirma Peter Allen Goves, analista de renta fija en MFS Investments.

La primera de muchas

Esta operación es la primera de las muchas previstas ya que solo este año, el Ejecutivo comunitario espera captar unos 80.000 millones de euros solo en este año y, de momento,  se esperan otras dos operaciones sindicadas antes del mes de agosto. “En total, se emitirán 80.000 millones de euros en bonos, junto con 10.000 millones de euros en letras, dependiendo de las necesidades exactas de financiación. La CE ofrecerá una actualización en septiembre, con la posibilidad de revisar la financiación cuando estén más claras las necesidades individuales de los Estados miembros”, afirma Patrick O’Donnell, director de Inversiones en Aberdeen Standard Investments.

También habrá una importancia creciente de la oferta de bonos verdes dado que hasta un 30% de NGEU podría venir en formato de bonos verdes. Es probable que esto sea un impulso importante para el sector.