Almudena Román (ING): “Nuestro objetivo en fondos es ayudar a los clientes a pasar de ser ahorradores a inversores”

Almudena Román, Ignacio Juliá y Cristóbal Paredes, ING
Almudena Román, Ignacio Juliá y Cristóbal Paredes, ING (Cedida).

La entidad naranja ha notado la crisis del coronavirus en sus resultados, como el resto del sector. En concreto, ING redujo en España y Portugal un 54% sus beneficios netos, hasta los 85 millones de euros, como consecuencia de las provisiones para hacer frente a posibles impagos de créditos. Además, el entorno de tipos cero, unido al menor ritmo de actividad en hipotecas, redujo sus ingresos brutos un 4% en 2020.

A pesar de estos resultados, Ignacio Juliá, el nuevo consejero delegado de la entidad, ha indicado en la presentación de resultados que esto refleja “la resiliencia del modelo de negocio del banco para afrontar los retos» y que pese a las consecuencias de la crisis y la ralentización hipotecaria ha sido un «ejercicio récord en captación de nuevos clientes”. En concreto, la base total de clientes de con la Cuenta Nómina alcanzó los 2,5 millones.

Pero la entidad también ha puesto el foco en el área de inversión, donde cree que ha ganado impulso con la actividad del Bróker Naranja y los Fondos Cartera Naranja. En estos últimos, la entidad ya ha superado los 1.200 millones de euros bajo gestión un año y medio después de su lanzamiento.

Fondos de inversión

En este sentido, Almudena Román, directora general de banca retail de ING, ha destacado que ING “tiene un modelo muy claro, apoyado en la diversificación personalizada y enfocado en asegurar unos costes de gestión muy bajos”. En lo que va de 2021, la entidad observa en fondos un “comienzo de año de recuperación, en línea con el comportamiento de mercado”.

Con respecto a posibles objetivos de crecimiento, Román ha insistido en que su objetivo es “ayudar a los clientes en esa labor didáctica para pasar de ser ahorradores a inversores, pero no nos ponemos un objetivo numérico”. “La cartera de fondos naranja está dirigida a que los clientes ahorren en el largo plazo. No queremos llevar a los clientes a tomar decisiones equivocadas”, ha subrayado.

Finalmente, este crecimiento también se ha reflejado en los planes de pensiones. Según sus datos, uno de cada seis euros invertidos en este producto en 2020 han sido en ING.