Álvaro Sanmartín (MCH IS): "Aún no ha llegado el momento de llenar las carteras de bonos"

MCH IS perspectivas 2022, Álvaro Sanmartín (MCH IS): "Aún no ha llegado el momento de llenar las carteras de bonos"
Firma: cedida (MCH IS)

Las fuertes caídas vistas en la renta fija en esta primera mitad del año han dejado muy desconcertados a los inversores con los perfiles más conservadores. La confirmación de los bancos centrales de que prevalecerá la lucha contra la alta inflación sobre el miedo de ralentización económica ha hecho que algunos profesionales consideren que quizá el mercado ya ha puesto en precio las subidas de tipos y que puede ser un buen momento para reconsiderar añadir renta fija a la cartera. Pero también hay otros que defienden que es pronto para ello y una de esas firmas es MCH Investment Strategies.

"Vemos que las curvas tienen margen de desplazarse hacia arriba. Aún no ha llegado el momento de llenar las carteras de bonos sobre todo de gobierno y a largo plazo ya que sigue habiendo mucho riesgo duración", afirma Álvaro Sanmartín, socio y economista jefe de la entidad.

Recesión a corto plazo, no

De hecho, considera que el mercado está poniendo en precio una recesión a corto plazo, algo que al menos este año no creen que se materialice, lo que puede dar alas a subidas de tipos más altas de las que el mercado descuenta. "En EE.UU. veo complicado que se controle la inflación con tipos inferiores al 3,5% y en Europa tendría que forzarlos hasta al menos del 2% en año medio para tener unos tipos reales positivos o al menos neutrales", afirma. Lo que le lleva a asegurar que "los bancos centrales subirán al año que viene más los tipos de lo que se espera".

Cita por ejemplo tres razones que avalan esta postura. La primera de ellas la fortaleza de los consumidores no solo en EEUU sino también Europa, la segunda son los buenos datos que hay en lo que respecta a la inversión corporativa y la tercera se refieres a las políticas fiscales que siguen siendo muy expansivas.  "Todo esto es demasiado fuerte como para que el shock de Ucrania produzca una recesión", afirma.

Mejor renta variable y, a poder ser, europea

En este contexto, desde la firma se muestran más positivos con la renta variable que con la renta fija en términos relativos. "Vemos que en un entorno de beneficios al alza se abre la posibilidad de que el mercado se dé la vuelta tanto en Europa como en EE.UU.", afirma Julián Coca, responsable de renta variable y especialista de producto de MCH Investment Strategies. Eso sí, muestran una mayor preferencia por Europa, donde ven un mejor margen en cuanto a valoraciones, por la externacionalización que tienen sus empresas y por la debilidad del euro. "Hay que buscar empresas nicho y con poder de fijación de precios", concluye Coca.

De hecho, incluso para un inversor de renta fija que ha visto mermado su poder adquisitivo por las fuertes caídas vistas en el mercado de deuda, consideran que la exposición a bolsa europea puede ser una buena opción para minimizar las pérdidas y tratar de arañar rentabilidad positiva. "Las opciones que tiene son subir un poco de exposición a bolsa europea, comprar crédito a muy corto plazo o invertir en fondos sofisticados con volatilidades bajas pero lo que no tendría son fondos mixtos tradicionales", afirma Sanmartín.