Bestinver no descarta ampliar su oferta en un año como 2022 para el que se muestra moderadamente optimista

perspectivas 2022 bestinver, Bestinver no descarta ampliar su oferta en un año como 2022 para el que se muestra moderadamente optimista
Foto: Estée Janssens on Unsplash

La gestora Bestinver ha presentado sus previsiones de cara a este 2022 que ha comenzado con no poca volatilidad. La misma que ya hizo su aparición en el mercado a finales del año pasado ante el miedo del efecto que podía tener Omicron en la economía pero que no impidió que los fondos de la gestora cerraran con datos positivos. De hecho, la gran parte de sus fondos de bolsa despidieron 2021 con rentabilidades de dos dígitos.

Datos que, al menos en lo que respecta a fondos de inversión y planes de pensiones, no se tradujeron en suscripciones ya que la firma cerró el año con reembolsos de poco más de 100 millones de euros, según los datos de Inverco. Una cifra que sin embargo no preocupa a la gestora ya que, como explica Rafael Amil, director de desarrollo de negocio de la gestora "cerramos 2021 con más de 7.000 millones en todos los negocios, las alternativos y de mandatos ha crecido y las salidas en productos españoles las consideramos como anecdóticas".

De cara a este 2022, la gestora tiene varios retos. Uno de ellos contempla el cierre del fondo de infraestructuras, cuyo objetivo es alcanzar los 300 millones de euros y del que ya han conseguido levantar la mitad del capital. Y el otro se refiere a la apuesta por la ESG. "La primera parte de la hoja de ruta era integrar criterios ESG en nuestra oferta y eso ya lo hemos hecho. La segunda parte supuso traer un fondo de megatendencias de Fidentis, queremos darle más importancia, ampliar su universo de inversión convirtiéndolo en un fondo global. Una vez que este fondo tenga un tamaño considerable será el momento de diseñar nuevos fondos en este sentido" explica Enrique Pérez Pla, consejero delegado de la gestora.

Los fundamentales ganarán importancia

En cuanto a sus perspectivas de mercados, consideran que "la renta variable es una gran alternativa en estos tiempos", según ha afirmado Tomás Pintó, director de Renta Variable Internacional. De hecho, defiende que el impacto económico de la variante ómicron no será tan importante en términos económicos y que las presiones inflacionistas transitorias se irán normalizando. "Para 2022 esperamos que a pesar de las incertidumbres habrá un coctel interesante para el bottom up con un viento de cola de normalización económica y con los fundamentales ganando importancia", explica Pintó.

De hecho, defienden que han aprovechado las caídas del mercado para aumentar algunas posiciones. Por ejemplo, en la cartera internacional han aumentado en valores como Samsung o Harley Davison o Hello Fresh, además de hacer una reasignación de valores en el sector financiero o adquirir posiciones en Cognizant. En la cartera nacional, han optado por aumentar el peso en Inditex.

En lo que respecta a la renta fija, defienden como una buena noticia el hecho de que los bancos centrales avancen en posturas de normalización económica, aunque optan por ser prudentes y seguir protegiendo las carteras ante la volatilidad que puede traer consigo esa normalización de los tipos de interés. Por tipo de activos, son optimistas en high yield debido a las bajas tasas de default que sigue habiendo en este segmento del mercado, y también en deuda bancaria subordinada.