Bestinver prepara sus carteras para una vuelta de la inflación y racionaliza su exposición a los bancos

Tomás Pintó, Bestinver
Tomás Pintó, Bestinver (FundsPeople)

La inflación ha sido para Bestinver el foco de gestión estos meses. «No sabemos si vendrá para quedarse, pero nuestras carteras tendrán que estar preparadas para ello, tanto si es para quedarse o si es un espejismo», ha asegurado Tomás Pintó, responsable de renta variable internacional de la gestora.

En las carteras internacionales, han tomado una nueva posición en inPost, operador polaco de máquinas de consigna automáticas que abarata el coste logístico de la última milla de las transacciones de comercio electrónico. También han incrementado la posición en Jerónimo Martins, la cadena lusa de supermercados, Harley Davidson y el diseñador de joyas danés Pandora. Del mismo modo, han seguido incrementando su peso en los sectores automoción y cementero y en el aeropuerto de Zurich.

Por su parte, han vendido Tikkurila, Kaz Minerals y Schlumberger tras el fuerte rebote de la cotización. Asimismo, han reajustado y racionalizado su exposición al sector bancario, vendiendo las posiciones en BNP Paribas y Estándar Chartered para concentrar sus posiciones en Intesa Sanpaolo e ING.

Renta variable ibérica

En el mercado ibérico siguen incidiendo en la rotación cíclica de la cartera. Así, han cerrado la posición en EDP y reducido el peso de EDPR, después de «un excepcional comportamiento de ambas», justifican. Han incrementado el peso en CIE Automotive e incorporado una nueva posición, la portuguesa CTT. Y han entrado en cartera InPost, Correiros de Portugal y Dominion. «Ya no son el perfil que tenían las entradas del trimestre anterior», admite Ricardo Seixas, responsable de renta variable ibérica de la gestora. «Éstas tienen un perfil defensivo, claramente estaban dejadas a un margen y con valoraciones muy interesantes», añade.

La gestora está entrando en el sector turístico, eso sí, siendo muy selectivos. A finales del año pasado incorporaron Airbus y Amadeus, «ambas con balances fuertes, liderazgo en mercados oligopolísticos, poco susceptibles de generar comportamientos de precios irracionales, alcance global e ingresos geográficamente diversificados y, sobre todo, dos negocios donde identificamos mejoras estructurales que se harán visibles una vez superada la pandemia», explican.

Por otra parte, se muestran satisfechos con la adopción del análisis ESG en el fondo ibérico. La introducción de estos criterios, aseguran, ha reforzado su naturaleza como inversores value.

Renta fija

Durante el primer trimestre, la cartera de renta fija empezó con una duración de crédito de tres años y una liquidez del 20%. Primero, continuó el estrechamiento de los diferenciales de crédito, por lo que siguieron reduciendo el riesgo de la cartera al llegar los bonos a su precio objetivo. Después, se produjeron ciertas correcciones en el precio de los activos y aprovecharon la liquidez para incrementar la exposición al riesgo, tanto en el sector soberano como corporativo.

Asimismo, han construido dos estrategias de inversión para proteger la cartera ante la subida del tipo libre de riesgo. Por un lado, tienen una posición que se beneficia si sube la pendiente de la curva entre el bono alemán a dos años y el diez años, que se produce cuando resurge la inflación pero el banco central tarda en modificar su política monetaria, comentan. Por otro lado, tienen una posición que refleja la diferencia del ciclo conómico entre EEUU y Europa, que se beneficia de una ampliación del mismo.

En lo que respecta a los segmentos, el mayor aporte de rentabilidad ha venido por la deuda financiera AT1, seguido de los bonos corporativos High Yield y de la deuda subordinada corporativa, donde el fondo mantiene una inversión.

Activos alternativos

Bestinver creó recientemente el área de fondos alternativos, que nace con el objetivo de gestionar 1.500 millones de euros en los próximos cinco años. Bestinver Infra FCR es el primer fondo de capital riesgo de la gestora.

Tiene un objetivo de 300 millones (ya se ha producido el primer cierre, por un importe de 100 millones) con una duración de ocho años e invierte principalmente en activos maduros y operación con estabilidad de los flujos de caja y con protección frente a la inflación en los sectores de energía, transporte, sociales, telecomunicaciones y agua. Ya tiene invertido un 23% del tamaño objetivo total.