Buffett, Dalio y Gross: tres gurús que lanzan pestes contra el mercado de bonos

Gross, Dalio, buffett
Ray Dalio, Warren Buffett y Bill Gross.

Los inversores Warren Buffett, Ray Dalio y Bill Gross son tres de los más famosos del planeta y, aunque defienden estilos de inversión muy diferentes, los tres se han puesto en común en una cosa: la inversión en bonos es peligrosa.

«La economía de la inversión en bonos (y en la mayoría de los activos financieros) se ha vuelto estúpida», ha afirmado Ray Dalio, gestor de Bridgewater, uno de los hedge funds más grandes del mundo. Lo ha hecho en este post publicado en Linkedin, que lleva por título Por qué habría que tener en el mundo bonos cuando… y a partir de ahí elabora una larga lista de razones por las que a su juicio, la inversión en bonos no tiene demasiado sentido.

No hay rentabilidad

Entre esas razones figuran la escasa rentabilidad real que ofrecen o el hecho de que llevan en un rally alcista que da síntomas de burbuja. «Los bonos han estado en un mercado alcista de 40 años que ha recompensado a los que estaban largos y ha penalizado a los que estaban cortos, por lo que el mercado alcista ha producido un gran número de largos cómodos que no se han visto gravemente afectados por una caída de precios. Este es uno de los indicadores de una burbuja”», afirma el gestor. Y de hecho, considera que « los precios de los bonos están cerca de sus límites  en precio, lo que hace que estar corto en ellos sea una apuesta de relativo bajo riesgo».

Y sí mucho miedo a la inflación

Precisamente esa operación, la de invertir a corto en bonos, es la que ha llevado otro referente del mundo de la inversión, y más concretamente de la renta fija, como es Bill Gross. Lo ha reconocido en una entrevista con Bloomberg TV. Según explica está invirtiendo a corto a través de derivados en el bono a 10 años de EE.UU. en las últimas cuatro semanas  ante la expectativa de que su precio siga cayendo (y su rentabilidad por tanto siga al alza) como consecuencia de un repunte de la inflación provocado por el alza de las materias primas que él sí cree que desembocará en una marcha atrás en las medidas de estímulo.

“Después de tres a seis o doce meses con una inflación del 3% al 4%, le darán una pausa a sus políticas actuales», afirma el que fuera fundador de PIMCO. Una posibilidad que, de momento, Jerome Powell, no contempla según confirmó en la última reunión de la Fed. Aun así, el mercado sigue temiendo esa posibilidad como se ve en la última encuesta a gestores publicada por BoFA Securities. Tanto que la inflación y el taper tantrum han desbancado al COVID-19 como los mayores riesgos a los que se enfrentan.

Gross y Dalio no son los únicos que prevén malas noticias para el mercado de bonos. También el Oráculo de Omaha Warren Buffett mostró sus dudas con respecto al comportamiento que este tipo de activos puede tener en el corto plazo. «Los inversores en renta fija a nivel mundial se enfrentan a un futuro desolador«, afirmó en su última carta anual a inversores . De hecho tacha de «patéticos» los retornos y afirma no entender cómo se puede seguir comprando deuda soberana en países como Alemania o Japón pese a que ofrezcan rendimientos negativos.