César Muro (DWS): “La industria de ETF está creciendo más que nunca: el inversor se está moviendo hacia un modelo Robin Hood, de cero comisiones”

César Muro (DWS): “El inversor se está moviendo hacia el modelo Robin Hood de cero comisiones”, César Muro (DWS): “La industria de ETF está creciendo más que nunca: el inversor se está moviendo hacia un modelo Robin Hood, de cero comisiones”
Foto: cedida por DWS.

El 2021 ha sido un año histórico para la industria de ETF. Según datos de ETFGI, en Europa las captaciones netas registradas por estos productos alcanzaron los 170.000 millones de euros, hasta cerrar diciembre en los 1,4 billones. En Estados Unidos, la firma de consultoría y análisis independiente especializada en ETF fundada por Deborah Fuhr estima las entradas en 711.000 millones. Al otro lado del Atlántico, ya hay en ETF 5,6 billones de euros. En ambos casos son cifras récord. “La industria está avanzando más que nunca. Las tasas de crecimiento están siendo elevadísimas”, corrobora César Muro en una entrevista con FundsPeople.

El responsable de distribución de gestión pasiva de DWS para Iberia pone el acento en el gran tirón que están teniendo los fondos cotizados en Estados Unidos, donde “los inversores se están moviendo hacia el modelo Robin Hood, el de cero comisiones". De acuerdo a su análisis, es una tendencia que está penetrando con mucha fuerza entre los clientes minoristas estadounidenses y que en Europa está empezando a llegar. “Está entrando por Alemania y llegará a España”, vaticina. Lo refleja ya el patrimonio gestionado por DWS a nivel global, donde aproximadamente un 25% de los activos (es decir, uno de cada cuatro euros que gestiona la casa) está en gestión pasiva.

Dentro de los vehículos UCITS, Muro sigue apreciando que el mayor apetito proviene por el lado del inversor institucional, principalmente por parte de los fondos de fondos, gestión de carteras y fondos de pensiones. “Aquí el producto estrella es el ETF”, destaca.

El caso de España

En lo que respecta al mercado español, el experto también ha percibido que el 2021 fue un año excelente para la industria de ETF en término de captaciones. “Clientes que ya utilizaban el vehículo lo empezaron a utilizar más, mientras que otros que todavía no habían dado el paso lo han comenzado a incorporar en sus carteras. Esto está haciendo que el número de inversores en fondos cotizados esté aumentando en España”, resalta.

Para Muro, ampliar el número de clientes que usa el ETF para construir sus carteras es un gran éxito. También que los empleen para ganar exposición a índices subyacentes cada vez más heterogéneos. “El inversor español empieza a utilizar más variedad de subyacentes en la construcción de su cartera. Vemos más versatilidad en la manera que intentan buscar esa generación de alfa”.

Para él, la asignatura pendiente en España sigue siendo el cliente minorista. “Las bancas privadas lo utilizan de forma muy puntual. Es cierto que preguntan cada vez más por el producto, pero si lo comparas con otros países, aquí el negocio retail no es el principal factor de crecimiento”.

Dicho esto, ve una ventana para la esperanza en el tirón que están teniendo en Europa los fondos estratégicos de asset allocation, cuyas carteras están construidas a partir de ETF. “Son productos baratos, de pura beta. En Europa es un modelo que están comercializando cada vez más bancas privadas, mientras que en España la penetración es creciente. Es un fenómeno que se está viendo alimentado por los buenos resultados que están cosechando los roboadvisors, los cuales construyen sus carteras con esta filosofía de inversión. Conforme pasa el tiempo, más clientes se están sintiendo atraídos por este concepto”.

La dirección del dinero

Muro revela que más del 50% de las captaciones registradas por los ETF se han ido hacia producto ASG. “Se ha producido mucho trasvase de flujos desde vehículos que replican índices estándar a aquellos que recogen el comportamiento de índices ASG. Es una tendencia que se aprecia claramente en lo que respecta a los productos de renta variable americana, europea y emergente. Esa será la tónica de los próximos años”.

En renta fija, el experto considera que la tendencia no ha sido tan acentuada, aunque también ha existido. “Nosotros particularmente hemos visto un aumento de la demanda por ETF sostenibles de renta fija corporativa”. De todos modos, si bien el crecimiento en fondos cotizados de renta fija no ha sido tan acentuado como en el caso de la renta variable, el experto augura que la pendiente en lo que respecta a la aceleración de la inversión ASG se acelerará en 2023, impulsada por la regulación.

Respecto a la renta fija, donde el año ha comenzado con fuertes caídas y mucha volatilidad, Muro considera que el apetito por esta clase de activo aumentará a partir del segundo semestre al calor de unas tires más atractivas. “El interés se centrará previsiblemente en combinar bonos nominales con bonos ligados a la inflación, en deuda pública americana y también en otros activos que permitan a los inversores diversificar sus carteras, como las materias primas”.

Apetito por la inversión en factores, temáticos y ETF ASG

Otra tendencia que ha apreciado en la industria es un renovado apetito por la inversión en factores. “El año pasado entró bastante dinero en este tipo de ETF. El crecimiento ha sido notable, sobre todo en productos con estilo value y quality”. También han visto flujos hacia ETF temáticos, aunque a tasas menos fuertes que en 2020. “Dado que aportan una mayor granularidad a las carteras, seguirán creciendo. La tónica general será que sean ETF englobados dentro del artículo 8”.

“El dinero en producto ASG va a seguir entrando. Las preferencias de los inversores se centran claramente en dos estilos. Por un lado, están los que prefieren ETF sostenibles con parámetros medioambientales muy elevados (huella de carbono, bajas emisiones…). Por el otro, los que optan por fondos cotizados que, si bien dejan fuera a los sectores más controvertidos y a las compañías con peor rating, son menos restrictivos en las exclusiones. El mundo camina en esa dirección. Y nosotros, como proveedor, tenemos que ofrecer soluciones. Nuestro objetivo aquí es cubrir ambas necesidades con una gama más amplia”.

Innovación

En materia de innovación, los esfuerzos de la firma alemana se concentrarán fundamentalmente en reforzar la oferta de temáticos. “La siguiente tendencia es la creación de productos que estén alineados con los Acuerdos de París. A este respecto, estamos trabajando en ampliar nuestra oferta de ETF net zero. Se trata de crear estrategias que no inviertan en compañías que tengan la intención de reducir su huella de carbono, sino que hayan dado ya los pasos para ello y, sobre todo, que verifiquen y cuantifiquen los resultados de esa acción”.

Más concretamente, en el horizonte de DWS está el lanzamiento de nuevos fondos cotizados de impacto, que sean artículo 9. “En esta área queremos ofrecer a los inversores cosas más específicas, más nicho. Estamos analizando distintas ideas. Dar con la tecla es importante. Lo hemos conseguido en el pasado, donde hemos tenido mucho éxito en el segmento de bonos verdes, pero sacando al mercado ETF puros o específicos de solo deuda corporativa, evitando incluir los bonos gubernamentales”, ejemplifica.