Flossbach von Storch Multiple Opportunities II: una mirada independiente del mundo

Bert Flossbach
Bert Flossbach, co fundador de Flossbach von Storch

La cartera del Flossbach von Storch Multiple Opportunities II, liderado por Bert Flossbach, se compone únicamente en base a las clases de activos que el equipo gestor identifique como atractivos, aunque el componente de renta variable supondrá al menos un 25%. La relación riesgo-beneficio es decisiva para cualquier decisión de inversión, afirman: el rendimiento potencial claramente debe compensar en exceso cualquier riesgo de pérdida. La estructura de la cartera, y por tanto el perfil de riesgo / recompensa del fondo, se basa en las cinco directrices del Pentagrama de Flossbach von Storch, en particular el principio de diversificación. Es un enfoque de gestión activa que se basa en la mirada independiente del mundo que tienen en la boutique alemana.

Es de los pocos fondos en España que puede presumir de tener el Sello FundsPeople 2020 por una triple calificación ABC.

La alineación de intereses es otra de sus prioridades. Los fundadores, sus familias, amigos y conocidos, pero también los empleados, están invertidos en el fondo. “Los intereses de nuestros inversores son también nuestros intereses”, afirma Flossbach.

A día de hoy, su escenario base es que los tipos de interés se mantendrán permanentemente bajos. “Porque es necesario. De lo contrario, muchos países serían insolventes”, explica Flossbach. Con eso en mente, han determinado que una proporción significativa de los activos debería invertirse en activos tangibles líquidos de primera clase, predominantemente en acciones de muy buenas empresas.

Actualización de la cartera

El fondo navegó con dignidad las semanas de fuerte volatilidad del primer trimestre. Según cuenta el gestor, habían cubierto parte de la cartera desde el principio, es decir, a finales de febrero lo que les permitió amortiguar los fuertes retrocesos de los precios. Sin embargo, no captaron en su plenitud la recuperación de los activos de riesgo ya que cubrieron “tarde” sus coberturas. “¿Por qué? Simplemente, no podíamos imaginar un repunte de este tipo en la primavera, porque no podíamos imaginar la magnitud de la ayuda que proporcionarían los bancos centrales y los gobiernos. Sin embargo, en última instancia, esto es solo una instantánea, y siempre es fácil juzgar las cosas en retrospectiva”, detalla Flossbach.

En primavera cubrieron una gran parte de su exposición a la renta variable, pero desde entonces han cerrado las coberturas. Así, la exposición neta a la renta variable vuelve a situarse en torno al 70 por ciento, después de caer por debajo del 30 por ciento en ocasiones. El oro (no físico) lo utilizan con un objetivo a largo plazo como seguro contra los riesgos conocidos y desconocidos del sistema financiero.