Hedge funds: qué son y qué aportan a la cartera

Hedge Funds, fondos libres de inversión, alternativos
Cafecredit, Flickr, Creative Commons

Si acudimos al consenso general los hedge funds no salen muy bien parados. No tienen la mejor de la prensa y sí que tienen casos muy sonados como el Quantum Fund de George Soros que provocó la devaluación de la libra esterlina en los noventa o también el Tiger Fund de Julian Robertson que perdió más de 2.000 millones de dólares al invertir en la depreciación del yen frente al dólar en los 2000. En la actualidad todavía los conocidos también como fondos cotizados o de inversión libre no consiguen quitarse esa losa de mala prensa. Explicamos en el Glosario de FundsPeople qué son y qué aporta a la cartera.

¿Qué es un hedge fund?

Según explica la CNMV, los hedge funds o fondos de inversión libre son fondos que intentan maximizar la rentabilidad sea cual sea la tendencia del mercado, es decir, incluso con mercados bajistas (lo que, en circunstancias normales, implicaría pérdidas). 


¿Qué características tiene?

Los hedge funds no tienen las restricciones de inversión que se imponen a los fondos tradicionales. Se elige libremente los valores e instrumentos en los que invierten, emplean estrategias sofisticadas como ventas en descubierto, apalancamiento, etc., que incorporan en su mayoría un alto nivel de riesgo que el inversor debe conocer.

El regulador señala como una peculiaridad propia de los hedge funds que son productos poco líquidos, y a veces fijan un período mínimo de permanencia a los inversores. Además, a diferencia de los fondos tradicionales, la normativa no pone límites máximos a las comisiones.

¿Cuándo nacieron?

Aunque el término nos retrotrae a los titulares que hemos comentado al principio del artículo, los hedge funds son mucho más antiguos. Fue en el año 1949 cuando se creó el primer hedge fund que puede considerarse como tal. El creador fue Alfred Winslow Jones, un perfil que no se puede considerar para nada especulador. Jones se refería a su fondo como Hedged Fund no Hedge Fund, ya que él consideraba que estar cubierto frente a los movimientos unidireccionales de mercado era la principal característica de su fondo de inversión. Si quieres conocer más sobre esta historia, en FundsPeople Learning puedes descubrir todo, solo pinchando aquí. 

¿Qué tipo de perfil invierte en hedge funds?

Volviendo a la actualidad, en un contexto en el que los mercados de renta variable se encuentran tensionados y la renta fija está en un periodo de bajas rentabilidades, no es sorprendente que los inversores busquen alternativas. Tal como explica Paul Broxup, gestor de Aurum, la mayoría de los inversores son institucionales, el 96%. “Este alto porcentaje ha ayudado también a que cada vez más estos vehículos tengan mayor regulación, transparencia y mayor protección del capital”, argumenta el experto.

Fuente: Aurum

Ventajas de invertir en Hedge funds

Dada su naturaleza, los hedge funds están concebidos para la consecución de un binomio rentabilidad-riesgo más favorable que la inversión tradicional long only. Su razón está en que su objetivo es aprovechar tanto mercados alcistas como bajistas, lo que permite generar un mayor y más sostenible ‘alpha’ en el tiempo.

Así, estos fondos de cobertura ofrecen a la cartera diversificación, al invertir sin restricciones en diferentes estrategias; flexibilidad, por poder estar en largo y corto; y mayores rentabilidades, con el rol que desempeña el apalancamiento. Brouxp explica que la inversión en hedge funds actúa como una frontera eficiente al minimizar los rendimientos negativos (ver gráfico).

Fuente: Bloomberg; Aurum

También hay que tener en cuenta que…

Ahora bien, existen riesgos que los inversores deben tener en cuenta ya que el universo de los fondos de cobertura es complejo y diverso y requiere conocimientos y capacidades especializados. El inversor debe ser consciente que puede conseguir mayores rentabilidades, pero está asumiendo un riesgo mayor que cuando invierte en otros vehículos de inversión. Además, la inversión directa requiere una dedicación importante de recursos a la gestión, y la inversión vía terceros conlleva costes extras, así como no satisfacer completamente las necesidades de un inversor particular.

Brouxp termina aludiendo a la prudencia a la hora de invertir en estos productos. Si bien los fondos de cobertura pueden sumar valor a la cartera, también hay que ser conscientes de los riesgos.