Características y beneficios de la inversión en fondos secundarios

Entrevista a Beltrán Urdiales, Asociado, Private Equity

Los fondos de Private Equity son cerrados y cuentan con duraciones de 10 o más años, por lo que la inversión en este tipo de activo es considerada ilíquida. Por esta razón, aquellos inversores que buscan liquidez adelantada acuden al mercado secundario. Las transacciones de secundario pueden ser lideradas o bien por los partícipes del fondo (lo que se conoce como LP-Stakes) o por los gestores (lo que se conoce como GP-leds).  

Existen múltiples beneficios de invertir en un fondo de secundarios, ya sea como parte de una cartera más amplia de Private Equity o como una primera inversión en esta industria: 

  • Recuperación temprana de la inversión 

En primer lugar, en las transacciones de secundario se adquieren fondos con compañías en las que el gestor ya ha implementado una gran parte de su plan de creación de valor. Por lo tanto, estas empresas son maduras y en muchas ocasiones se pueden posicionar para un proceso de venta en el corto plazo, lo que básicamente resulta en una recuperación de la inversión más temprana que con la inversión en primario 

  • Perfil riesgo-retorno atractivo 

En segundo lugar, las carteras de los fondos de secundarios están altamente diversificadas por tipo de transacción, sector, geografía y añada. Las transacciones de secundario permiten incorporar fondos que ya han sido invertidos y por tanto permiten mitigar el riesgo que supone tener exposición a un único ciclo económico. Los altos niveles de diversificación también suponen que la probabilidad de pérdida total del capital sea prácticamente imposible. Sin embargo, a pesar del bajo riesgo de pérdida; los fondos de secundarios ofrecen rentabilidades muy atractivas de entre el 15 y 20% de TIR neta 

  • Descuentos atractivos 

En tercer lugar, las transacciones en secundario suelen llevarse a cabo a un descuento, (i) generando una rentabilidad positiva desde el día 1, (ii) mitigando así lo que es conocido como efecto curva-J y (iii) ofreciendo protección a la baja durante periodos de incertidumbre económica  

  • Acceso a una cartera de Private Equity donde los compromisos mínimos son elevados:  

En último lugar, los fondos de secundarios permiten acceder a gestores que requieren compromisos mínimos de inversión bastante elevados. Si queremos crear una cartera diversificada de Private Equity es necesario una cantidad de capital significativa ya que los compromisos mínimos de cada fondo suelen oscilar entre los $5 y $10 millones de euros.

Tras la visualización, completa los correspondientes test de formación, válidos por 3 horas de formación para la recertificación EIA, EIP, EFA, EFP y EFP ESG Advisor.

Computa por 3 CPD credits de formación estructurada para los poseedores del certificado CAd y CFA Charterholders.