Inversión sostenible en valor, un nuevo lema para Bestinver

Conferencia Bestinver 2021
Conferencia Bestinver 2021

El consejero delegado de Bestinver, Enrique Pérez-Pla, se muestra satisfecho de los dos hitos conseguidos en los últimos meses: la implementación de criterios ESG en sus políticas de inversión y que su fondo de infraestructuras sea ya una realidad.

Precisamente, la inversión sostenible en valor es el nuevo lema que utiliza la entidad para explicar algunas de sus inversiones. Holcim y HeidelbergCement son dos ejemplos del tipo de compañías que están incluyendo en cartera. Se trata de dos empresas con estrategias que aspiran a crear valor sin renunciar al progreso social y medioambiental.

Según Tomás Pintó, director de Renta Variable Internacional, “el mercado ha decidido muy rápido los ganadores y perdedores del mundo ESG”. Uno de los claros perjudicados es el sector cementero.

Jorge Fuentes, gestor de Renta Variable Internacional, explica que los ingresos de estas compañías van a crecer por la recuperación económica y serán beneficiadas de los planes de infraestructuras de EE.UU.  Tal y como reflexiona, “las nuevas regulaciones obligan a hacer muchas inversiones que los grupos más ineficientes no van a poder asumir. Holcim y HeidelbergCement tienen unos balances a prueba de bomba y son líderes en nuevas tecnologías. Van a transformar la huella digital del sector”.

“No tenemos problema en esperar”, reconoce Fuentes, quien cree que “el mercado lo reconocerá cuando vea que cumple sus objetivos de reducción de emisiones”. En este sentido, añade, el equipo gestor tiene su retribución alineada con estos hitos. “Son parte de la solución, no del problema”, determina

Infraestructuras e inflación

Respecto al primer fondo de infraestructuras de la gestora ya tiene un capital comprometido de 127 millones de euros, el 42% de su tamaño objetivo de 300 millones. El vehículo ya ha cumplido los dos primeros cierres previsto de este año y espera cerrarlo definitivamente en marzo del próximo años. Otros datos interesantes de su fondo de capital riesgo es que cuenta con un 36% de clientes nuevos para Bestinver, la mitad del capital procede de inversores con más de cinco años en Bestinver y un 49% del capital es de inversores institucionales.

Por otro lado, la firma ha reforzado notablemente su equipo de infraestructuras liderado por Francisco del Pozo. Nicolás Corral, Nicolas Robles, Diego Martialay y Alajandra Llanza acompañarán a del Pozo en la gestión del fondo de infraestructuras. El grupo ha llegado a identificar 82 proyectos, de los cuales han seleccionado 53 y pretenden realizar ofertas en siete de ellos.

En el mercado de renta fija, reconoce Eduardo Roque, “un viejo conocido ha aparecido en los mercados”. Se trata de la inflación, que ha provocado caídas en el precio de los bonos y, como consecuencia, en los fondos de renta fija. “Hemos logrado mantener una rentabilidad positiva”, determina el gestor que lleva ya tres años en Bestinver.

En un escenario de inflación, Roque recomienda en renta fija invertir en bonos y compañías menos sensibles a los movimientos de tipos. Desde el lado de renta variable, Pintó aboga por comprar buenas compañías a buenos precios. “Lo podemos hacer bien en un contexto de deflación o de más inflación”, determina. En general, considera que lo mejor es tener una cartera equilibrada.

Ricardo Seixas, director de Renta Variable Iberia, indica que las mejores compañías serán aquellas que tengan capacidad de fijación de precios y sensibilidad a la pendiente de la curva de tipos. En este sentido, habla del sector financiero, un sector que puede servir de protección si permanece la inflación durante más tiempo. Por otro lado, ya tienen una posición clara en materias primas desde hace tiempo. “Se benefician muy pronto de la recuperación de los mercados”, apunta.

Respecto a si ahora invierten en compañías que en etapas anteriores hubiera sido imposible, como pueden ser las compañías growth, Pintó piensa que: «no hay que enfrentar el crecimiento con el valor. El crecimiento es un atributo, y si compramos por debajo de su valor intrínseco es inversión en valor. Además, si crece, mejor».