La norteamericana PGIM Fixed Income se impulsa en el mercado español de la mano de Selinca

Globo estados unidos
Leo Major, Unsplash

PGIM Fixed Income busca dar un paso más firme en el mercado nacional. Ha elegido a la Selinca como distribuidor único de sus fondos en España, que tocan cuatro estrategias: Global Corporate Bond, US Corporate Bond, Total Return y Absolute Return. Se trata del negocio de renta fija de PGIM, una de las diez mayores gestoras a nivel global y filial de gestión de activos del grupo financiero Prudential Inc. El negocio de PGIM Fixed Income supone 920.000 millones de dólares en activos bajo gestión.

En España la firma cuenta con tres productos reconocidos con el Sello FundsPeople 2020, dos de ellos pertenecientes al negocio de PGIM. Se trata del PGIM Broad Market U.S. High Yield Bond Fund y el PGIM US Corporate Bond Fund, ambos con calificación de Consistente. El PGIM Absolute Return USD I Acc tuvo el Sello FundsPeople en 2019, también por ser Consistente, aunque no lo conserva en 2020.

PGIM dio sus primeros pasos en España allá por 2017, cuando registró sus primeros productos. Su modelo de negocio se basa en una estructura multimanager, que se compone por una serie de gestoras especializadas cada una en una clase de activo en particular: PGIM Fixed Income, PGIM, Real Estate, Jennison Associates y QMA. Cada una de ellas opera con autonomía bajo el paraguas de la firma, que les proporciona infraestructura operacional y de gestión de riesgo. Ahora Selinca distribuirá los productos de la compañía de gestión de inversiones especializada en gestión activa de renta fija.

La propuesta de valor de PGIM Fixed Income se basa en sus “amplias capacidades de inversión y elevada experiencia, presencia global, fuerte cultura corporativa, y un equipo de 304 profesionales especializados en inversiones”, según el comunicado oficial. “La misión de la gestora es aportar retornos superiores al nivel de riesgo asumido, consistentes en el tiempo, con un alto nivel de calidad de servicio. Para ello, trabaja con un enfoque a largo plazo, aplicando una aproximación bottom-up para la selección de activos de las carteras, basada en su valor relativo, y poniendo el énfasis en un estricto y continuado control de riesgos”, cuentan.

Su gama de fondos toca un amplio universo de renta fija: bonos corporativos, deuda pública, high yield, préstamos bancarios, deuda emergente, titulizaciones, mercados monetarios, bonos municipales, hipotecas, y otros activos.