Las causas que apoyan la mayor inclusión de la renta variable europea en las carteras

renta variable europea oportunidades, Las causas que apoyan la mayor inclusión de la renta variable europea en las carteras
batintherain, Flickr, Creative Commons

La visión de los inversores con respecto a la evolución que puede tener el crecimiento en Europa, y su repercusión en sus mercados de valores, ha ganado en optimismo a medida que ha ido avanzando este 2021. Hace apenas un mes ya comentábamos en este artículo que Europa empezaba a pedir un mayor hueco en las carteras y, a juzgar por los resultados de la última encuesta de gestores publicada por BoFa Securities, ese hueco ha empezado a llenarse.

Según la misma, el porcentaje de gestores globales que sobrepondera acciones de la eurozona en sus carteras ha crecido en el último mes 6 puntos hasta alcanzar el 41%, lo que es la cifra más alta desde enero de 2018. Detrás de ese aumento de la preferencia por Europa hay varias causas, tal como explica Peter van der Welle, estratega del equipo Global Macro de Robeco.

Vacunas e impacto en economía

La primera de ellas es el ritmo de vacunación que se está alcanzando en Europa y, sobre todo el efecto que ello puede tener en la economía en cuanto al aumento de la movilidad entre las regiones europeas. "Las tasas de vacunación siguen siendo algo inferiores a las de EE.UU. y el Reino Unido, pero la brecha se cierra y el ritmo aumenta: cerca de la mitad de la población alemana ha recibido al menos una inyección, mientras que en Francia y los Países Bajos el porcentaje ronda el 40%", afirma. En España, el porcentaje de vacunados es del 49% con una dosis y del 31% con la pauta completa, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Este mayor ritmo de vacunación es lo que está detrás de la caída de esa incidencia acumulada que ha permitido la relajación de las restricciones y el aumento de la modalidad, con la consecuente repercusión en la economía. !Algunos indicadores se encuentran ahora en máximos de 15 años, o incluso de 17 años, como en el caso de la confianza del sector servicios. Esto es algo muy prometedor para las cifras posteriores de crecimiento del PIB que prevemos ver en el segundo semestre", afirma van der Welle.

Ahorro convertido en consumo

La segunda causa que alega este experto es el previsible impacto que la alta tasa de ahorro que se ha acumulado en tiempos de COVID acabe por mutar en un aumento del consumo, con su correspondiente impacto en la economía. "Las tasas de ahorro son en la actualidad elevadas, lo que supondrá un fuerte incentivo para que ese efectivo se gaste en el segundo semestre, cuando el éxito de las campañas de vacunación abra aún más las economías", afirma. En concreto, desde Euler Hermes y Allianz han elaborado un informe que lleva por título European Households: the double dividend of excess savings, en el que cifran en un 1,5% el impacto en el PIB que puede tener en Europa solo ese exceso de ahorro si se transforma en consumo.

Estímulos fiscales sine die

En ese crecimiento también jugará una parte importe la inyección que supone para las economías los estímulos fiscales aprobados por los Gobiernos además de las políticas acomodaticias. Y es que mientras que en EE.UU ya se empieza a hablar de retirada de estímulos, en Europa esta posibilidad aún no se contempla y a eso contribuye, según van der Welle, el giro a la izquierda que se está viendo en el Viejo Continente. "En comparación con lo que pasó tras la crisis de la zona euro de 2011, este año va a ser difícil para que los halcones fiscales propugnen medidas de austeridad, dado el giro populista y de izquierdas que ha dado la política", comenta.

Recorrido de las valoraciones

Junto a los criterios más sociales y económicas, otros expertos subrayan también las valoraciones que ofrece la renta variable europea pese al rally visto en el último año, sobre todo en comparación con el mercado estadounidense. "Aunque, el mercado estadounidense está caro, las valoraciones en Europa no están disparadas, sobre todo si se observa la prima de riesgo (rendimiento de los beneficios menos el rendimiento de los bunds alemanes). Por último, la renta variable ha sido históricamente una buena defensa contra la inflación, lo que la hace atractiva en el entorno actual", afirma Gilles Seurat, gestor de multiactivos de La Francaise AM.

Además, es previsible que la apertura internacional de las economías tenga un mayor impacto en las empresas europeas que en otras debido a la sensibilidad que tiene Europa con respecto al comercio mundial. "Algo que suele pasarse por alto es el hecho de que las empresas europeas son las más diversificadas internacionalmente de todas las regiones del mundo", afirma Peter Abbott , gestor de renta variable europea de BNP Paribas AM. Y puntualiza: "Si nos fijamos en dónde generan la mayor parte de sus ventas y sus beneficios, vemos que las empresas europeas son las que están más expuestas al crecimiento mundial, y más concretamente al crecimiento de Estados Unidos, China y los países emergentes. Están especialmente bien posicionadas de cara a una amplia recuperación de la economía".