Las gestoras aprovechan la COP26 para anunciar nuevas iniciativas en la lucha contra el clima

iniciativas gestoras COP26, Las gestoras aprovechan la COP26 para anunciar nuevas iniciativas en la lucha contra el clima
Firma: Christine Depetrillo (Unsplash).

El papel decisivo del sector privado junto con el sector público en el reto del cambio climático. Éste está siendo el mensaje que lanzan varios políticos y financieros destacados desde el escenario de la COP26 en Glasgow. Una cumbre que puede marcar un antes y un después en la lucha contra el calentamiento global del planeta siempre y cuando puedan convertir las palabras bonitas en acuerdos concretos.

Uno de esos acuerdos es el que contempla la dotación de un fondo anual por parte de los países ricos en favor de los países más pobres, para ayudarles a financiar su transición energética. Para lograrlo, se habla de sinergia entre el sector público y el privado y, de momento, ya son varias las gestoras de fondos que han anunciado una serie de lanzamientos de vehículos de inversión sostenibles en mercados emergentes que las empresas de inversión mundiales aprovechando la cita de Glasgow.

Por ejemplo, BlackRock ha recaudado 673 millones de dólares para la Asociación de Financiación del Clima (CFP), un vehículo de financiación mixto público-privado centrado en las inversiones en infraestructuras climáticas en los mercados emergentes, cuyo objetivo es acelerar la transición mundial hacia una economía baja en carbono. Un consorcio mundial de 22 inversores, entre los que se encuentran gobiernos, filántropos e inversores institucionales, se comprometió a la recaudación de fondos, a la que se sumaron varios socios, superando el objetivo de 500 millones de dólares.

Más bonos verdes

Amundi y la Corporación Financiera Internacional (CFI), una entidad del Grupo del Banco Mundial, con el fin de abordar el doble reto de la desigualdad y el cambio climático, han acordado establecer un nuevo fondo para movilizar hasta 2.000 millones de dólares de inversión privada en bonos sostenibles de mercados emergentes que apoyen las iniciativas de promoción relacionadas con la COVID-19 y promuevan una recuperación ecológica, resistente e inclusiva de la pandemia. La estrategia Build-Back-Better Emerging Markets Sustainable Transaction ("BEST") canalizará el capital de los inversores institucionales hacia bonos sostenibles emitidos por empresas y compañías financieras de países en desarrollo. Esto, a su vez, permitirá una mayor financiación de estas operaciones, reforzando aún más la clase de activos y destinando más recursos a áreas prioritarias como el clima y la igualdad de género.

El Banco Mundial, a través de la CFI, también se asoció con Allianz Group para crear el Programa de Cartera de Préstamos Gestionados (MCPP) One Planet, una cartera multisectorial de financiación en mercados emergentes alineados con el Acuerdo de París y a cuya creación ha contribuido Allianz Global Investors. Los socios del nuevo programa acordaron trabajar juntos para crear una nueva plataforma mundial de inversiones climáticamente inteligentes, que proporcionará hasta 3.000 millones de dólares a empresas privadas de los mercados emergentes. Para aumentar la financiación responsable con el clima en los mercados emergentes, las contribuciones de los inversores se complementarán con los fondos propios de la CFI.

Descarbonización en África

El Deutsche Bank y el Fondo Verde para el Clima (GCF) han firmado un acuerdo para invertir en soluciones de descarbonización para el África subsahariana. El acuerdo compromete al GCF a aportar 80 millones de dólares como inversor principal en un programa de inversión en energías renovables. DWS, la gestora de activos independiente de la que el Deutsche Bank es propietario mayoritario, será la entidad ejecutora y se ha comprometido a aportar el 3% del mecanismo de inversión previsto de 500 millones de dólares. El programa será ejecutado por el equipo de inversión sostenible de DWS. El vehículo de financiación combinada, reconocido como artículo 9 del SFDR, tiene como objetivo invertir en soluciones energéticas innovadoras para apoyar la descarbonización de la producción de energía para la industria y los hogares en los países del África subsahariana que han confirmado su apoyo al programa.

Más adhesiones a diferentes iniciativas

Además de estos nuevos vehículos de inversión que han puesto en marcha las gestoras, también ha habido otras que han optado por sumarse a iniciativas de lucha contra el cambio climático aprovechando la percha que da esta Cumbre del Clima.  Es el caso de Schroders, que ha anunciado su adhesión a la Natural Capital Investment Alliance (NCIA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es acelerar el desarrollo del capital natural como tema de inversión principal. O de Candriam e Intesa San paolo que ha optado pro sumarse a la iniciativa Net Zero AM, esta última a través de sus filiales de gestión de activos Eurizon Capital SGR, Fideuram Asset Management SGR y Fideuram Asset Management.

Por su parte, otras gestoras como NN IP o Fidelity han optado por llegar a la cumbre con nuevos compromisos en cuanto a su política de emisiones. Por ejemplo, Fidelity se ha comprometido a reducir a la mitad las emisiones de nuestra cartera de inversiones en 2030. Y NN IP ha informado de que el 37% (110.000 millones de euros) de sus activos totales se gestionarán en consonancia con el objetivo de llegar a cero en 2050 o antes, a finales de este año.