Las recomendaciones en renta fija de los selectores para un mundo de inflación y tipos al alza

selectores recomendaciones renta fija, Las recomendaciones en renta fija de los selectores para un mundo de inflación y tipos al alza
Firma: Mathieu Stern (Unsplash).

La posibilidad de que la alta inflación vista en los últimos meses en gran parte de las economías del mundo no sea finalmente algo "transitorio" complica la política de tipos al 0% que han llevado a cabo los bancos centrales en los últimos años. Y no solo eso. También pone muy difícil a los inversores su objetivo de conseguir rentabilidades reales positivas en un contexto, además, de altas valoraciones tanto en los activos de renta variable como, sobre todo, de renta fija.

Además, en este 2022 que ya ha empezado con subidas de tipos por parte del Banco de Inglaterra y en el que se esperan también alzas desde la Fed, el panorama para la renta fija se vuelve aún más complicado. Para dar respuesta a la pregunta de dónde están las oportunidades en renta fija, hemos preguntado a selectores y directores de inversión de las grandes gestoras españolas sobre sus preferencias a la hora de incluir estrategias de deuda en sus carteras recomendadas. 

"La mejor protección en renta fija ante subidas tan bruscas de la inflación es estar fuera de la renta fija convencional", explican Ángel Lara y Cipriano Sancho, analistas de estrategias alternativas y mercados privados de de Santander Asset Management. De ahí que sus preferencias para este año pasen por estrategias especializadas como pueden ser la deuda emergente, el crédito estructurado o la deuda privada, que combinan también con otras centradas en materias primas para aprovechar esos picos inflacionistas.

Siguen teniendo sentido los bonos ligados a la inflación

También desde BBVA AM optan por mantener sus exposiciones a estrategias que se benefician del alza de la inflación como las de materias primas o sectores energéticos e inmobiliario. En renta fija, siguen confiando en los bonos ligados a la inflación aunque, según explica Jaime Martínez, director global de Asset Allocation de la gestora, "esperamos que la inflación haga pico en las próximas semanas".

Ese interés por los bonos ligados a la inflación también es algo que defiende Diego Rueda Moltó, gestor de Unigest SGIIC (Grupo Unicaja Banco). "Durante 2021 ya hemos ido implementando estrategias para aprovechar elincremento de la inflación. Así, mantenemos una posición elevada en bonos ligados a la inflación, italianos y americanos, con la duración cubierta, posiciones cortas tanto en 2 como en 10 años americano, esperando que los tipos de interés se amplíen desde los niveles actuales", afirma.

En la parte de crédito también sigue habiendo opciones que pueden resultar atractivas, sobre todo en aquellas emisiones que se hayan quedado un tanto atrás en el rally visto en los últimos meses. Por ejemplo, Beatriz Catalán, responsable de Gestión Activa de Ibercaja Gestión, destaca que "nos sigue gustando el crédito especialmente financiero, yendo a deuda subordinada de entidades con fundamentales sólidos".

La importancia de la duración

Por otra parte, los expertos defienden que ante la posibilidad de seguir viendo subidas de tipos en el corto plazo, sobre todo si esa inflación se mantiene al alza como hasta ahora, es vital reducir el riesgo de la cartera asumiendo duraciones cortas. "Para protegernos contra el aumento de la inflación, ya desde 2021, hemos reducido las duraciones de las carteras, en previsión a una subida de las curvas de tipos, y hemos incrementado las posiciones en bonos ligados a la inflación", explica Javier Egaña, director de inversiones de Kutxabank Gestión.  

De hecho, según explica Álvaro Martín Sauto, Director de Integración Arquitectura Abierta de CaixaBank AM, "la primera y más clara estrategia que mantenemos y que venimos manteniendo desde el año pasado es tener una duración baja en general en las carteras". No es su única recomendación. También han optado por deuda americana hasta 2 años, "en la medida en que el repunte inicial de esos tramos de la curva se ha anticipado al empinamiento que estamos observando más recientemente", explica. Y favorecer al crédito corporativo, tanto dentro del universo high yield como en investment grade.