Los gestores ven una inflación transitoria y reducen su exposición a bonos a mínimos de tres años

inflacion-reflation-inversion-activos
Annie Spratt on Unsplash

Los gestores se creen el mensaje de la Fed: la inflación será transitoria. Según el último Fund Manager Survey de BofA, el 72% de los encuestados cree que las subidas de precios que estamos viendo no serán permanentes. Por ahora, el escenario base del consenso es que estamos en el boom de principios de ciclo. Tres de cada cuatro inversores profesionales espera un crecimiento y, además, una inflación por encima de la media.

Es el tema de conversación del momento: cómo se va a digerir la inflación. Especialmente, cómo van a actuar los bancos centrales ante ello. Así, el mayor riesgo que citan los gestores es la inflación y su consecuente taper tantrum. Y es posible que verano traiga una cita delicada para los mercados. Hay muchas expectativas con el mensaje que lanzará la Fed, pero fuera de sus reuniones mensuales. Casi el 40% de los gestores cree que la Fed empezará a hablar del tapering en la reunión de Jackson Hole. Así, el 63% prevé que la normalización de la política monetaria comience entre agosto y septiembre.

Esto está influyendo en el posicionamiento de las carteras. La exposición neta a renta variable global ha vuelto a máximos históricos. Un nivel donde se ha movido la asignación de activos casi durante todo el año. Y en contraste, la asignación a bonos globales está en mínimos de tres años.

Estamos viendo la evolución de la estrategia barbell (mancuernas). No es que los gestores estén rotando a defensivos. Los niveles de infraponderación en utilities y consumo básico está en máximos. Esa combinación de cíclico y growth se está jugando con acciones value y tecnológicas. Se aprecia muy bien en los movimientos de la cartera de junio. Los gestores han recuperado exposición al sector tech, hasta el 22%. Es un movimiento que contrasta con los recortes a las posiciones defensivas en utilities. Y en general, se mantiene el sesgo a cíclicos con bolsa de la zona euro, industriales y materiales.

Pico en la recuperación macro

Una conclusión interesante que se desprende de la última encuesta a gestores es que es posible que lo mejor de la recuperación haya quedado atrás. Lo vemos en dos puntos. Por un lado, las expectativas de que la economía global va a mejorar en los próximos 12 meses. Sí, el 75% de los gestores espera una economía más fuerte. El optimismo persiste. Pero tocó un pico hace dos meses y desde entonces ha ido cayendo. Por otro lado, también ha tocado techo las expectativas con la inflación. Ahora solo el 64% de los gestores ve mayor inflación en el próximo año. Seguimos en niveles altos, pero bajando.

Esto podría ser reflejo de la transición natural del ciclo. Mes a mes ha ido creciendo el número de gestores que creen que estamos más bien a mitad de ciclo. Tal es así que ya superan en porcentaje a los gestores que dirían que aún estamos a principios del ciclo. Lo que tienen claro es que una recesión no será hasta 2024 como muy temprano. Así opina un cuarto de los gestores; otro cuarto diría 2023.