Qué hacer con las carteras ante las caídas de estos días: hablan las gestoras internacionales

Cómo mover la cartera ante los mercados, Qué hacer con las carteras ante las caídas de estos días: hablan las gestoras internacionales
Firma: Florian Klauer (Unsplash).

¿Y entonces, qué hacemos? En este artículo intentamos dar unas pinceladas de lo que está moviendo el mercado actual. Rusia, la Fed y la inflación han detonado una re-evaluación del riesgo. Ahora solo queda resolver la pregunta más difícil: qué hacemos. ¿Cómo posicionar la cartera en el momento actual? Y lo cierto es que los expertos están divididos.

En renta fija, se atisba un escenario más complejo. En opinión de Salvatore Bruno, director de Inversiones de Generali Investments Partners, los rendimientos probablemente seguirán subiendo, tras una cierta consolidación, con la curva estadounidense que seguirá siendo plana, hasta que comience un endurecimiento cuantitativo, mientras que la curva europea probablemente seguirá pronunciándose. Esto seguiría favoreciendo a los sectores de valor frente a los de crecimiento en el lado de la renta variable, suponiendo un ciclo de beneficios positivo.

Una corrección sana

Porque más allá de los titulares, el tono general de los gestores es de una llamada a la calma. “Los mercados están experimentando una saludable corrección”, afirma Axel Botte, estratega global de Ostrum AM (Natixis IM). Porque las caídas no están siendo indiscriminadas. Sufren sobre todo los ganadores de la economía del confinamiento (los Netflix, los Peloton), que ahora pierden un importante viento de cola. Y, además, cuyas altas valoraciones no dejaban margen para decepciones.

John Plassard, de Mirabaud AM, coincide. “Hoy, es más probable que estemos presenciando una corrección normal que el comienzo de un desplome histórico”, vaticina. Y como es su estilo, apoya su tesis con cifras. “En 2021, en un estudio sobre el retorno de la volatilidad (no dude en pedírmelo), indicábamos que tendríamos que aprender a convivir con movimientos de mercado mayores en 2022 que en el pasado. Si nos referimos a la historia, los mercados bajistas y las caídas son raros. Las oportunidades de mercado deberían surgir rápidamente”, sentencia.

El growth pierde su brillo

Este ya no es un entorno impulsado por beta”, advierte Rob Almeida, estratega de inversiones y gestor de MFS IM. En su opinión, los inversores deben ser muy cautelosos en este entorno con una exposición general al mercado. “Ya no se trata de mercados que suben y bajan. Se ha convertido notablemente más en un mercado impulsado por alfa”, insiste. Y aquí podríamos decir que sí hay consenso entre los expertos. “La pregunta no es tanto ahora, sino qué sucederá cuando la realidad de una liquidez más ajustada se filtre lentamente en un mercado con valoraciones altas dentro de muchos meses”, comenta en esa línea Sebastien Galy, responsable de estrategia macroeconómica de Nordea AM. En su opinión, todo lo que hemos visto en enero es un adelanto.

Por eso, se inclinaría por apuestas concretas. Primero, la renta variable europea tiene la ventaja de un crecimiento decente por delante, valoraciones mucho más razonables y un banco central mucho más prudente. “De hecho, una rotación de la tecnología estadounidense a la renta variable europea es un leitmotiv entre los analistas del lado del sellside”, apunta. Segundo, las soluciones flexibles con sus posiciones de divisas anticíclicas ofrecen una de las pocas coberturas claras contra episodios de estrés en los mercados de valores estadounidenses y mundiales.

En el contexto macroeconómico actual, típico del final del ciclo económico, Morgane Delledonne, directora de análisis de Global X, cree que las empresas de crecimiento más vulnerables son aquellas con balances más débiles que dependen de los caprichos de los mercados de capital. También opina así Richard Bernstein, consejero delegado de Richard Bernstein Advisors. “Muchas acciones growth pueden tener tasas de crecimiento muy altas, pero no tienen un crecimiento incremental para compensar el efecto negativo del aumento de los tipos. Ahora, en algunos de ellos, no solo no obtiene un crecimiento incremental de las ganancias, sino que obtiene una reducción en el crecimiento de las ganancias y revisiones a la baja de las estimaciones a medida que aumentan las tasas de interés. No sé por qué alguien estaría interesado en una acción como esa”, argumenta.