¿Qué impacto tendrá la variante delta en los negocios empresariales? Hablan los CEO

globos, lanzamientos

La consultora KPMG acaba de publicar su KPMG 2021 CEO Outlook, una encuesta global realizada a 1.325 CEO dese finales de junio a principios de agosto en 11 países (incluido España) que busca testar el sentimiento empresarial en diferentes contextos de mercado.

La primera nota curiosa es que, pese al aumento de contagios que trajo consigo la variante Delta en esos meses estivales, la confianza de los CEO con respecto a la evolución de la economía no se retrajo.  Todo lo contrario. El 60% de los CEOs confían en las perspectivas de crecimiento de la economía mundial para los próximos tres años. La cifra es muy superior al 42% que así lo defendía en enero/febrero de este año e implica haber vuelto a los prepandémicos de principios de 2020.

Una de las fuentes principales con las que consideran que logran ese crecimiento de medio plazo es el crecimiento inorgánico de sus compañías. El 87% de los directores generales confía en las perspectivas de crecimiento de su propia empresa, por lo que las fusiones y adquisiciones parecen ser fundamentales para impulsar este crecimiento y adquirir capacidad digital. En concreto, el 69% afirma que utilizará principalmente tácticas inorgánicas, incluidas las alianzas estratégicas con terceros (en las que se centra el 29%), las fusiones y adquisiciones (24%), joint ventures (11%) y la subcontratación (6%).

ASG y digitalización, los grandes asuntos

En la parte de crecimiento orgánico hay dos asuntos que presentan especial interés: la integración de criterios ASG y el proceso de digitalización de la propia compañía.

Con respecto a lo primero, Los directores generales quieren dedicar un capital importante a ser más sostenibles, y el 30% tiene previsto invertir más del 10% de los ingresos en conseguir una mayor sostenibilidad para sus negocios. Y es que al 27% les preocupa el hecho de que el incumplimiento de las expectativas en materia de cambio climático haga que los inversores no inviertan en su empresa. Y más de la mitad (58%) reconoce que ha notado un aumento de las exigencias de las partes interesadas (por ejemplo, inversores, reguladores y clientes) para que informen más sobre cuestiones ASG.

El otro gran punto es el de la digitalización. El 67% dice que aumentará la inversión en procesos de digitalización y muchos, el 70% de los encuestados recurrirán para ellos a alianzas con actores especializados. En cuanto a la digitalización del trabajo en sí, no se ve un gran aumento en cuanto al teletrabajo. Solo el 37% dice que tendrá a la mayoría de los empleados trabajando a distancia al menos dos o más días a la semana, pero el 51% invierte en espacios de oficina compartidos.