Qué mueve los BTP: análisis de las gestoras internacionales del gobierno de Draghi

draghi-italia
Foto de Francesco Ammendola

Tras la luz verde del Senado el miércoles pasado, la Cámara de Representantes también dio su visto bueno al nuevo Gobierno italiano, presidido por Mario Draghi. Al margen de las tensiones internas del Movimiento 5 Estrellas, en toda la historia de la República, nunca antes había sido tan amplio el apoyo parlamentario.

El nuevo ejecutivo técnico-político, o primero político y luego técnico (no hay consenso unánime en este punto entre los comentaristas), ha generado una reacción favorable en los mercados. Sobre todo por la autoridad del nuevo Primer Ministro en la escena internacional. Un hombre cuya trayectoria y méritos para sacar al euro de la peor crisis de su historia en 2012 son de sobra conocidos.

EL HOMBRE ADECUADO, EN EL LUGAR ADECUADO, EN EL MOMENTO ADECUADO

David Riley, estratega jefe de inversiones de BlueBay AM, no duda en calificar a Mario Draghi como «el hombre adecuado, en el lugar adecuado, en el momento adecuado«. Para Riley, Italia tiene «una oportunidad única de invertir para el futuro, utilizando los más de 200.000 millones de euros disponibles a través de la UE de nueva generación y el Fondo de Recuperación».

Desde la perspectiva de exposición a los activos italianos, sin embargo, Riley diría que gran parte de las buenas ya están descontadas. “En abril compramos BTP cuando el diferencial estaba por encima de los 250 puntos básicos. Todavía mantenemos bonos del Estado italiano, pero hemos reducido en gran medida nuestra sobreponderación durante la última semana o así. Simplemente porque parece más simétrica en términos de precios. Aunque espero una mayor compresión de los diferenciales, en las valoraciones actuales el perfil de riesgo/recompensa es menos convincente«, explica.

Fuente: Macrobond Financial AB 12/02/21

Así, el foco se traslada a las expectativas sobre los resultados del gobierno de Draghi. “El enfoque del nuevo gobierno para elaborar un plan y asegurarse de que gaste los recursos lo antes posible, pero también con la mayor eficacia posible, será crucial. Es posible que el nuevo Primer Ministro tenga que imponer algunas reformas de la administración pública para garantizar que los fondos se inviertan de forma eficiente, pero es poco probable que se adopten medidas más amplias debido a la heterogeneidad política del Gobierno», completa Riley.

ACTIVOS ITALIANOS

El atractivo en términos relativos de los activos italianos en la época anterior a Draghi también es algo que destaca Francesco Mantica, director de inversiones de Edmond de Rothschild en Italia. “El país necesita recuperar los retrasos que ha acumulado en las últimas décadas en términos de competitividad, productividad, eficiencia y simplificación fiscal, entre otros. En un mercado en el que ahora existe una percepción bastante positiva de la recuperación económica mundial, es comprensible que los inversores hayan encontrado una oportunidad en los activos italianos, que por muchas razones en los últimos años han tenido una rentabilidad relativa menor que las inversiones en otros países”, analiza.

Desde el punto de vista sectorial, siguen existiendo importantes oportunidades potenciales en Italia, según Mantica. “Una recuperación sostenible en Italia, una nueva fase de inversiones tanto públicas como privadas sería un apoyo para el sector bancario, que durante años ha tenido que lidiar con un altísimo stock de morosidad que ha afectado a su rentabilidad», afirma. Matiza el hecho de que estamos en el inicio de un camino. Y que dependerá del apoyo parlamentario, amplio pero extremadamente heterogéneo, al que Draghi tendrá que aplicar todo su talento como mediador para salvaguardar su resistencia.

Oportunidad sin precedentes

“Las expectativas en el ámbito político y económico del nuevo Primer Ministro italiano son altas. Draghi tiene la oportunidad de trazar un rumbo de crecimiento a largo plazo para Italia, así como de consolidar el proyecto de la UE en un momento histórico sin precedentes», comenta Stéphane Monier, director de inversiones del Banco Lombard Odier. Confirma cómo las gestoras internacionales consideran que el nombramiento del nuevo Primer Ministro italiano tiene implicaciones que van más allá de las fronteras nacionales.

“Las prioridades de gasto estructural para Italia incluyen la protección de la salud pública, la administración, el trabajo y la justicia. Y Draghi tiene la oportunidad de promover inversiones públicas verdaderamente productivas», insiste Monier. En caso de que los resultados sean positivos y se ajusten a las expectativas, esto podría constituir también una hoja de ruta para una mayor integración fiscal europea y para consolidar el proyecto de la UE.

Fuente: Lombard Odier

¿HACIA UNA NUEVA UNIÓN?

“Durante la crisis de la deuda soberana de la eurozona de 2012, Draghi necesitó el apoyo de Angela Merkel para salvar la moneda única. Alemania se encuentra ahora en transición hacia un nuevo liderazgo, ya que Merkel dejará su cargo en septiembre. Esto podría permitir a Draghi ganar para Italia una posición más central en el liderazgo estratégico en Europa. En línea con la idea del presidente francés Emmanuel Macron de dar un molde más federal a la Unión Europea«, plantea Monier, desplazando el foco temporal hacia adelante.

“La capacidad de Italia en términos de reformas estructurales, antes de los cambios políticos que se esperan en Francia o Alemania», añade, «daría legitimidad al Fondo de Recuperación de la UE». Esto podría tener a su vez consecuencias más duraderas para una integración fiscal de la UE». Queda por ver si el liderazgo de Mario Draghi se prolongará más allá de su actual nombramiento.