Recomendaciones para un inversor que quiera empezar a ahorrar a largo plazo

vasos
Silkegb, Flickr, Creative Commons

Ahorrar se ha convertido en una necesidad para los españoles. Esto es algo que la mayoría tiene ya muy claro. Lo que no tiene tan interiorizado es la mejor manera de hacerlo. Lo evidencia, por ejemplo, la última encuesta realizada por el Instituto BBVA de Pensiones, que revela que seis de cada diez españoles no sabe qué porcentaje de sus ingresos debería ahorrar para complementar la pensión pública. Tampoco sabe a ciencia cierta cuál es el vehículo de inversión que mejor se adapta a cubrir esta necesidad. Si hablamos de ahorrar para la jubilación, el sondeo efectuado por el Instituto pone de manifiesto que el plan de pensiones es el vehículo de inversión favorito de dos tercios de los encuestados, publica Expansión.

No obstante, este producto cuenta con un inconveniente: los pobres resultados que han ofrecido históricamente. “Los planes de pensiones españoles quedan, de media, muy lejos de sus objetivos. Son pocos los que han añadido valor y han hecho un buen trabajo de gestión a largo plazo”, asegura Javier Sáenz de Cenzano, director de Análisis en España de Morningstar. A todo esto hay que añadir que son productos diseñados para el ahorro de cara a la jubilación y no están pensados para cubrir otras contingencias. En este sentido, la imposibilidad de acceder al dinero hasta que no se alcance la jubilación juega en contra del plan de pensiones en un entorno de crisis económica como el actual.

Los depósitos bancarios aparecen, según la encuesta del Instituto de Pensiones de BBVA, como la segunda alternativa, al ser señalado por el 20% de los encuestados. Sin embargo, cada vez son más los inversores que, con unos tipos de interés en mínimos históricos y el límite impuesto por el Banco de España a la remuneración de estos productos, creen que el depósito bancario ha perdido buena parte de su atractivo. Lo revela la última encuesta trimestral de J.P. Morgan AM, que indica que los depósitos y las cuentas de ahorro han sufrido una caída de casi cinco puntos respecto al trimestre anterior debido a las limitadas rentabilidades que vienen ofertando en los últimos meses frente a otros productos.

Objetivo: ahorrar

Según explicaba Javier Dorado, responsable de la oficina de J.P.Morgan AM para Iberia, en una reciente entrevista, “concienciar a los españoles de que deben ahorrar es el caballo de batalla de la industria para los próximos años”. Por este motivo, en la gestora están haciendo un especial esfuerzo formativo, tanto de cara el asesor como al cliente final, sobre la necesidad de invertir a largo plazo. “Nuestro objetivo es tratar de enseñar al ciudadano a aprender a ahorrar y eso pasa indiscutiblemente por un mayor asesoramiento y una mejor planificación financiera. Es un reto difícil, pero que te obliga a trabajar duro para alcanzarlo”. Dorado parte del convencimiento de que el fondo es el vehículo más apropiado para canalizar el ahorro de cualquier individuo. “Al contrario de lo sucedido con otros productos, el fondo nunca ha fallado al inversor”.

“Si tenemos en cuenta que en España existe una necesidad de ahorro más alta que en otros países, y que actualmente solo el 7% del ahorro de las familias españolas está invertido en fondos -frente al 15% de otros países de nuestro entorno y el 30-40% que existe en el mundo anglosajón- es indudable que al fondo de inversión aún le queda un gran camino por recorrer en España". Pero aprender a ahorrar no es sencillo. Es necesario ser disciplinado y elegir bien el producto para alcanzar sus objetivos.

Fijarse los objetivos

Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latinoamérica, los inversores deben establecer un índice de referencia personal a la hora de planificar sus inversiones, en el que se tengan en cuenta sus objetivos, lo que necesitan para cumplirlos y el nivel de riesgo que pueden asumir a lo largo del camino. “La finalidad no debe ser batir al mercado, sino cumplir el objetivo de ahorro dentro de los parámetros de riesgo asignados. En lugar de preocuparse por los movimientos a corto plazo del mercado o medir el éxito en función de un índice, los inversores deben centrarse en lo que intentan conseguir a nivel individual y el nivel de riesgo que deben asumir para alcanzar sus objetivos. Cada inversor es diferente, por ello sus objetivos de inversión deben estar personalizados”, explica.

Una vez hecho esto, Del Campo recomienda comenzar a construir una cartera duradera en el tiempo, que se centre en primer lugar en el riesgo, en el proceso de asignación de activos, el aumento de la diversificación, y la minimización del impacto de la volatilidad para mantener a los inversores en el mercado y en la senda de sus objetivos personales. El siguiente paso sería realizar aportaciones periódicas, como es costumbre en Estados Unidos. Según Franklin Templeton, “una vez definido su perfil, los inversores estadounidenses se dedican a hacer aportaciones periódicas durante su vida laboral sin cambiar excesivamente la cartera, y con un convencimiento claro de que deben tener renta variable”. Teniendo en cuenta el perfil más conservador del inversor español, que tradicionalmente ha mostrado una mayor aversión a la renta variable, ¿cuál puede ser la fórmula de equilibrio en España?

Luis Martín, director de ventas de retail e institucional de BlackRock para Iberia, considera que “los fondos de inversión son uno de los instrumentos que pueden utilizar los inversores para lograr una cartera diversificada que contribuya a equilibrar la rentabilidad esperada y el riesgo asumido". Y, en este sentido, los mixtos parece que tienen un papel muy importante que jugar. Aunque es necesario analizar en detalle el perfil inversor y las necesidades financieras de cada uno para crear la cartera más adecuada, una reciente encuesta realizada por Funds People entre varias gestoras internacionales revela que la inmensa mayoría señala a los productos multiactivos como los que mejor encajarían en el perfil de un inversor joven que se haya propuesto empezar a ahorrar.

Fondo Gestora Categoría Nivel de riesgo (KIID) Estrellas Morningstar Rentabilidad anualizada 3 años Rentabilidad anualizada 5 años
AXA WF Optimal Income AXA IM Mixto Flexible 5 4 estrellas 3,3% 6,2%
First Eagle Amundi International Sicav Amundi Mixto Agresivo 5 5 estrellas 7,2% 11%
BGF Global Allocation BlackRock Mixto Moderado 5 4 estrellas 3,7% 7,2%
BNY Mellon Global Real Return BNY Mellon Alternativo Multiestrategia 4 3%
DWS Concept Kaldemorgen DeAWM Alternativo Multiestrategia 4 7,4%
FF Global Dividend Fund Fidelity RV Global Alto dividendo 5
Franklin Income Franklin Templeton Investments Mixto Moderado 4 5 estrellas 7,7% 13,7%
GS Global Income Builder Portfolio GSAM Mixto Flexible 4  
Invesco Pan European High Income Invesco Mixto Defensivo 5 5 estrellas 11% 17,6%
JPM Global Balanced J.P.Morgan AM Mixto moderado 4 4 estrellas 5,8% 7,9%
M&G Dynamic Allocation M&G Investments Mixto moderado 4 5 estrellas 6,4%
Loomis Sayles Multisector Income Natixis Global AM Renta Fija Flexible 4 5 estrellas 8,3% 13,4%
Nordea 1- Stable Return Fund Nordea Mixto moderado 4 4 estrellas 7% 7,5%
Pioneer Global Multi Asset Pioneer Investments Mixto moderado 4 4 estrellas 4,4% 8,6%
Schroder ISF Global Diversified Growth Schroders Mixto moderado 6 5 estrellas 5,9% 10,6%
UBS (Lux) Strategy Fund- Balanced (EUR) UBS Global AM Mixto moderado 4 3 estrellas 5,1% 6,8%

Fuente: Las categorías y rentabilidades corresponden a datos de Morningstar. El KIID indica el nivel de riesgo dentro de una escala que va del 1 (menor riesgo y potencialmente menor remuneración) al 7 (mayor riesgo y potencialmente mayor remuneración).