Update del Carmignac Securité: posicionamiento actual y últimos cambios realizados en la cartera

Update del Carmignac Securité: posicionamiento actual y últimos cambios realizados en la cartera, Update del Carmignac Securité: posicionamiento actual y últimos cambios realizados en la cartera
Foto cedida por Carmignac

La gestora Marie-Anne Allier es la nueva responsable del Carmignac Securité, emblema de Carmignac en España y producto con Sello FundsPeople 2021, con la calificación Blockbuster. Desde su incorporación en abril de 2019 Allier ha gestionado el fondo con Keith Ney para garantizar la transición más fluida y eficiente posible para sus clientes. Su objetivo será mantener intacta su filosofía y estilo de gestión que, según explica a FundsPeople, le ha permitido, desde 1989, ofrecer una rentabilidad a largo plazo constante y, al mismo tiempo, adaptarse a un contexto de mercado más cambiante que nunca.

Estructura de la cartera y posicionamiento actual

La duración modificada del fondo se sitúa actualmente en torno a 90 puntos básicos, derivada principalmente de su componente de crédito. “Nuestra selección de bonos corporativos sigue concentrada en torno a tres temáticas principales: la reapertura de las economías, la energía y los bonos financieros subordinados. En deuda pública, mantenemos un posicionamiento corto en la deuda core a través de posiciones en Alemania, Estados Unidos y Francia. Seguimos reduciendo nuestra exposición a los países periféricos como medida preventiva en un momento en que los tipos de interés son volátiles”, revela la gestora.

Cambios más recientes efectuados en la cartera

Dado que la Fed se muestra por ahora determinada a mantener su postura acomodaticia, la gestora inició un posicionamiento largo en la inflación estadounidense a cinco años. “Las expectativas actuales están vinculadas a los datos del presente, pero observamos potencial de mejora”, afirma. 

No obstante, han reducido ligeramente esta posición tras el sólido dato del IPC en abril. Además, han liquidado su posición corta en Noruega. “Las  valoraciones parecen reflejar en mayor medida las presiones inflacionistas”. 

En términos generales, sigue disminuyendo el componente de deuda pública no core de la cartera. Lo hace mediante la reducción de la exposición a Grecia y Portugal y una contribución ligeramente negativa en la duración de Italia. Y es que las valoraciones actuales le parecen caras en este contexto de volatilidad. 

La estrategia en crédito

En cuanto a los mercados de crédito, los diferenciales han regresado cerca de los niveles en los que se situaban a principios de 2020. Y eso a pesar de la persistencia de la preocupación, que considera legítima, sobre las consecuencias de la pandemia. 

No obstante, según Allier, estas valoraciones enmascaran un nivel interesante de segmentación entre los activos percibidos como seguros (una apuesta a toda costa por parte de los inversores obligados a invertir en crédito para lograr obtener rentas de algún tipo) y las situaciones más complejas, cíclicas o que se ven de algún modo afectadas por la crisis del COVID-19 y que pueden ofrecer un valor interesante. 

“Por tanto, mantenemos nuestra postura prudente respecto al crédito, especialmente en el extremo largo de la curva, donde los diferenciales ofrecidos no logran compensar la subida de los tipos de interés. No obstante, el nivel favorable de dispersión observado en el mercado sigue ofreciendo oportunidades interesantes”, revela.

Concretamente, en la partida de deuda corporativa, han reducido los títulos de crédito con grado de inversión sensibles a los tipos de interés a largo plazo para centrarse en vencimientos inferiores cinco años, al tiempo que aprovecha las primas del mercado primario, las cuales califica de interesantes.