Así es la gama Alpha de Nordea AM que triunfa en Europa

La gama Alpha de Nordea, Así es la gama Alpha de Nordea AM que triunfa en Europa
Foto: UX Indonesia, Unsplash

Si hay una gama de fondos de gestión alternativa que está pegando fuerte en Europa esa es la Alpha de Nordea Asset Management. Son, concretamente, dos productos multiestrategia los que han levantado un fuerte interés por parte de los inversores: el Nordea 1 Alpha 15 MA Fund y el Nordea 1 Alpha 10 MA Fund. El primero ha registrado en el último año captaciones netas por casi 1.500 millones de euros a nivel europeo. El segundo, ha atraído otros 1.000 millones. Ambos se sitúan en el Top 10 por captaciones a 12 meses.

El Nordea 1 Alpha 15 MA Fund tiene por objetivo maximizar la rentabilidad de los partícipes a largo plazo a través de una combinación de ingresos y crecimiento de la inversión (rentabilidad total). El fondo trata de mantener la volatilidad en un rango comprendido entre el 10% y el 15%. El nivel del 15% suele equivaler a la volatilidad durante eventos extremos en condiciones de mercado adversas.

En lo que respecta al Nordea 1 Alpha 10 MA, se trata de un producto que tiene este año Sello FundsPeople, con la calificación Consistente. Su objetivo es el mismo: maximizar la rentabilidad a largo plazo a través de una combinación de ingresos y crecimiento de la inversión. La gran diferencia con el anterior es que busca mantener la volatilidad en un rango comprendido entre el 7% y el 10%. En este caso, el nivel del 10% suele equivaler a la volatilidad durante eventos extremos en condiciones de mercado adversas.

Filosofía y estrategia

Los equipos de gestión asignan contribuciones al riesgo y, subsecuentemente, inversiones a lo que ellos denominan como seis súper estrategias que operan de manera independiente (como subcarteras) e incluyen diferentes primas de riesgo. Las primeras cuatro súper estrategias se construyen siguiendo el principio de equilibrio del riesgo, que se basa en la combinación de primas de riesgo con beta positiva y anti-beta. Estas carteras tienen como objetivo generar un buen rendimiento, con independencia del ciclo de inversión.

“El resultado suele ser rentabilidades más equilibradas y menos volátiles a lo largo del tiempo”, explican desde la firma nórdica. “Las dos últimas súper estrategias son más direccionales y su objetivo es ofrecer alfa a lo largo del tiempo. Estas estrategias no invertirán en posiciones previstas para su compensación mutua en diferentes entornos de mercado, sino que tenderán a explotar ineficiencias concretas del mercado y patrones reconocidos identificados y desarrollados por modelos del equipo gestor, el Multi Assets Team de Nordea”, explican.

La asignación de recursos entre las diferentes súper estrategias depende del nivel de convicción del equipo de inversión. A las súper estrategias que son más atractivas desde una perspectiva fundamental, de diversificación y de valoración les asignan un presupuesto de riesgo más alto.