Qué tiene en cartera el ex rey de los bonos: gaseoductos de gas natural

Bill Gross bonos gas natural, Qué tiene en cartera el ex rey de los bonos: gaseoductos de gas natural
Bill Gross. Foto cedida (PIMCO)

El mercado de renta fija puede haber visto ya su mejor momento y ahora es un objetivo potencial para los futuros bajistas. Es la alerta que manda Bill Gross, el otrora rey de los bonos, en su último Investment Outlook. El fundador de PIMCO y ex gestor de Janus Henderson defiende que los mercados de bonos probablemente hayan visto sus mínimos históricos a largo plazo. Pero a la vez manda otro mensaje: quien espere un mercado bajista que iguale al rally alcista de los últimos 30 años estará exagerando.

Gross ve probable que el Tesoro americano a 10 años, ahora en el 1,60%, se dirija al 2% durante los próximos 12 meses. “Esto que es bajista y probablemente proporcione una señal negativa frente a los rendimientos totales de 2022 para los tenedores de bonos”, reconoce. Pero también advierte: no es un desastre.

Y es que cuando defendió que los bonos son basura, se refería más bien a su valor relativo frente a alternativas. Por ejemplo, cita a NUAN (una adquisición de Microsoft que ve probable que arroje un 8% anualizado antes de fin de año) o XLRN (una adquisición de Merck que ve posible que haga lo mismo).

Los días de vino y rosas de los bonos pueden haber terminado”, insiste, “pero las recomendaciones anteriores sobre alcachofas y aguacates pueden funcionar bien mientras los inversores esperan a que se produzcan incertidumbres relacionadas con el presupuesto de EE. UU., el crecimiento del PIB en China y la subida de los precios de la energía a medida que nos acercamos al invierno en el Hemisferio Norte”, propone.

Qué tiene en cartera Bill Gross: gas natural

¿Y qué tiene entonces en cartera el rey de los bonos? Según cuenta en la misiva, su cartera también está bien equipada con partnerships de gaseoductos de gas (natural gas pipeline partnerships). Son instrumentos financieros que cotizan en la Bolsa de Nueva York. Ofrecen pagos de impuestos diferidos sobre dividendos que rinden entre el 7% y el 10% a los precios actuales del mercado. “A los inversores individuales no les gustan estas empresas debido a los complicados requisitos de declaración de impuestos de abril. Y la mayoría de los fondos mutuos e instituciones no las compran porque técnicamente son sociedades y no acciones”, explica Gross.

Por lo tanto, falta el interés del capital, pero es por eso que dan un yield con impuestos diferidos del 7-10%. Por supuesto, son sensibles a los precios del petróleo, así que tenga cuidado, advierte. “Pero sus perspectivas de petróleo a 70-80 dólares son buenas y un 7-10% probablemente será un rendimiento bastante decente si los tipos de interés suben incluso un poco hacia el 2%”, argumenta.

Para aquellos inversores dispuestos a dar el paso, un ETF de gasoducto de tamaño sustancial que da un 7,2% y es técnicamente una acción, no un partnership, podría satisfacer las necesidades de su cartera, según propone. Su símbolo es AMLP. “No hay garantías aquí, los precios fluctuarán como dicen, pero en este caso solo puedes colgarme una vez. ¡Reservaré la segunda vez para una perspectiva de inversión posterior!”, termina.