El futuro del crédito privado

David-Miller_MSIM_Morgan Stanley_noticia
Firma: cedida (MSIM).

TRIBUNA de David Miller, head of Global Private Credit & Equity, MSIM. Comentario patrocinado por Morgan Stanley Investment Management.

De cara al resto de 2024 y con respecto a 2025, creemos que el crédito privado, como clase de activo, continuará desempeñando un papel cada vez más importante y creciente para las compañías privadas, las firmas de private equity que las respaldan y la asignación de capital a escala global.

El crédito privado se benefició de fuertes vientos de cola en 2023, debido a los préstamos senior ya existentes con atractivas tires a tipo variable del 11%-12%, las estructuras de las operaciones con considerables convenios financieros e importantes aportaciones de capital, las bajas tasas de impago y la búsqueda de crédito en general por parte de las empresas de alta calidad. La subida de los costes de financiación ejerció presión sobre algunos prestatarios en aquellas operaciones más antiguas, no obstante, en lo que va de 2024 se han producido pocos impagos y ordenadas negociaciones bilaterales entre prestamistas y patrocinadores.

Por su parte y de manera más general estamos observando también un aumento en la demanda procedente de compañías que buscan soluciones de capital junior para gestionar los costes de los intereses y reforzar el flujo de caja. Creemos que los prestatarios continúan valorando la rapidez, la relativa certeza y la flexibilidad de las soluciones del crédito privado. Además, esperamos que esta tendencia continúe a medida que las compañías busquen refinanciación.

El entorno actual para el crédito privado exige un enfoque particular de mantener una cartera diversificada en los diferentes sectores. Por ejemplo, en nuestra plataforma aspiramos a evitar segmentos de mercado profundamente cíclicos o intensivos de capital, mientras que nuestro objetivo es financiar a patrocinadores de sectores como son software, seguros y servicios residenciales. Esto se debe a que las compañías de estos sectores habitualmente pueden mantener constantes niveles de flujos de caja en los diferentes ciclos del mercado.

La subida de los tipos de interés ha ejercido presión sobre ciertos prestatarios, en particular, en aquellas operaciones de antigua emisión. Como resultado de los altos tipos se está generando una mayor demanda de soluciones de capital que puedan contribuir a fortalecer los balances. Por ello, seguimos siguiendo el mercado en busca de oportunidades donde el capital pueda proporcionar esta solución a un interés atractivo.

También estamos siguiendo las tasas de impago y las reestructuraciones, aunque al respecto, no creemos que haya una burbuja en la clase de activo. La subida de los tipos ha incrementado el servicio de la deuda de algunas compañías hasta en un 50%, pero hasta ahora se han registrado tasas de impago relativamente bajas. A medida que los tipos se estabilicen y empiecen a bajar, las emisiones de años anteriores sentirán menos presión. Creemos que la salud de la economía en general es más significativa para la estabilidad en la generación de flujos de caja y márgenes.

La actividad de crédito privado durante la pandemia del COVID-19 fue robusta. En comparación con aquellos años anteriores, 2023 se normalizó y la clase de activos sigue creciendo. Creemos que el entorno del mercado en 2024 continuará favoreciendo al crédito privado, a través del aumento de la actividad de private equity y la optimización de la estructura de capital.

Desde nuestra posición privilegiada en Morgan Stanley Investment Management, nuestra estrategia de crédito privado orientada a soluciones de capital está bien posicionada por los siguientes aspectos: el enfoque estratégico de Morgan Stanley como banca de inversión, gestor de activos y gestor líder de patrimonio permite obtener oportunidades de inversión a través de múltiples canales. Por otro lado, el mandato flexible y enfoque hacia crédito privado de soluciones primero permite añadir valor a los posibles emisores y propietarios de compañías a través de diversos usos prácticos de nuestro capital.


Consideraciones sobre riesgos

Esta comunicación incluye contenido creado por afiliadas aparte de Morgan Stanley Investment Management (MSIM), donde se incluyen el departamento de análisis de Morgan Stanley, Morgan Stanley & Co. LLC, Morgan Stanley & Co. International PLC, Morgan Stanley MUFG Securities Co., Ltd, Morgan Stanley Capital Group Inc. y Morgan Stanley Asia Limited. MSIM no crea informes de análisis de ningún tipo.  MSIM no respalda ninguna opinión que se exprese en el correo electrónico. El contenido no constituye una recomendación de inversión de MSIM y las entidades afiliadas no intervienen en calidad de asesores de inversión frente a ninguna persona en relación con la publicación de tales análisis. Morgan Stanley Research no se compromete a informarle de los cambios que se puedan producir en las opiniones o en la información que incluye este documento.  El análisis se facilita a clientes con fines meramente informativos.

Los puntos de vista y las opiniones pertenecen al autor en la fecha de publicación, podrán variar en cualquier momento debido a las condiciones del mercado o económicas y podrían no llegar a materializarse. Este documento es una comunicación general que no es imparcial y que se ha elaborado exclusivamente a efectos informativos y formativos y no constituye una oferta o una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión concreta. La información recogida en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún inversor y no constituye asesoramiento de inversiones ni debe interpretarse en modo alguno como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe sobre las consecuencias fiscales de tal inversión.

Las previsiones y/o las estimaciones que se facilitan en este documento pueden variar y no llegar a materializarse.

Esta comunicación general, que no es imparcial, se facilita únicamente con fines informativos e ilustrativos y no deberá considerarse una recomendación. La información no aborda los objetivos financieros, la situación o las necesidades específicas de ningún inversor en concreto.

Todas las inversiones entrañan riesgos, incluida la pérdida de principal. Las inversiones alternativas son especulativas e implican un alto grado de riesgo. Estas inversiones están diseñadas para inversores que entienden estos riesgos y están dispuestos a aceptarlos. La rentabilidad puede ser volátil y los inversores pueden perder la totalidad o una parte sustancial de su inversión.

Los diagramas y los gráficos se proporcionan con fines meramente ilustrativos. Los datos de rentabilidad se refieren a rendimientos pasados. La rentabilidad pasada no garantiza resultados futuros.

Algunos de los datos que aquí se incluyen se basan en información obtenida de terceros considerados fiables. Sin embargo, no hemos verificado dicha información, por lo que no formulamos declaración alguna con respecto a su precisión o su integridad.

Este documento es una comunicación general que no es imparcial y toda la información provista se ha elaborado exclusivamente a efectos ilustrativos y formativos y no constituye una oferta o una recomendación para comprar o vender títulos concretos ni para adoptar una estrategia de inversión determinada. La información recogida en este documento no se ha elaborado atendiendo a las circunstancias particulares de ningún inversor y no constituye asesoramiento de inversiones ni debe interpretarse en modo alguno como asesoramiento fiscal, contable, jurídico o regulatorio. Por consiguiente, antes de tomar una decisión de inversión, los inversores deben consultar a un asesor jurídico y financiero independiente para que les informe sobre las consecuencias fiscales de tal inversión.

Los índices no están gestionados y no incluyen gastos, comisiones o gastos de suscripción. No es posible invertir directamente en un índice. La propiedad intelectual de los índices que se mencionan en este documento (incluidas las marcas comerciales registradas) corresponde a sus concedentes de licencia. Los concedentes de licencia no patrocinan, respaldan, venden ni promocionan en modo alguno ningún producto basado en índices, por lo que no tendrán responsabilidad alguna a este respecto.

Esta comunicación se dirige exclusivamente a personas que residen en jurisdicciones donde la distribución o la disponibilidad de la información que aquí se recoge no vulneran las leyes o los reglamentos locales y solo se distribuirá entre estas personas.

Morgan Stanley Research no se compromete a informarle de los cambios que se puedan producir en las opiniones o en la información que incluye este documento.  El análisis se facilita a clientes con fines meramente informativos.