Tres políticas de la nueva estrategia de financiación sostenible que afectan a la industria de fondos

Sustainable Finance Strategy, Tres políticas de la nueva estrategia de financiación sostenible que afectan a la industria de fondos
Firma: Mitchel Lensink (Unsplash).

Aunque la regulación de la inversión sostenible ya es una realidad, tan solo es el primer paso para la industria. La Comisión Europea ha publicado recientemente su informe con la nueva estrategia de financiación sostenible. El nuevo Sustainable Finance Strategy es un paquete de propuestas de medidas destinadas a mejorar el flujo del capital con el objetivo de financiar la transición a una economía sostenible. También incluye una serie de políticas que, en opinión de EFAMA, afectarían positivamente a la industria de la gestión de activos.

“Si bien la UE ha establecido muchos bloques de construcción innovadores para las finanzas sostenibles desde 2018, la información ASG insuficiente de las empresas”, afirma Naïm Abou-Jaoudé, presidente de EFAMA. En su opinión, la falta de transparencia en las calificaciones ASG y una taxonomía de la UE incompleta inhiben el potencial de mercado total del marco. Ahora ve que la estrategia nueva está abordando legítimamente estas lagunas políticas y debe garantizar que funcione en armonía con los instrumentos políticos existentes.

Tres políticas de la financiación sostenible

  • Mejorar la fiabilidad y comparabilidad de las calificaciones ASG. Las calificaciones de ASG a menudo sufren sesgos, correlaciones débiles, falta de transparencia en la metodología y posibles conflictos de intereses, detectan en EFAMA. Ven necesario un marco regulatorio para las calificaciones ASG. Así mejorarían la fiabilidad y precisión, basándose en la información de la compañía divulgada bajo la Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) y disponible bajo el Punto de Acceso Único Europeo. Dicho marco contribuiría a una comprensión común del desempeño ASG de las empresas por parte de los usuarios de la información.
  • Asegurar una integración consistente de la perspectiva de la doble materialidad. Los estándares de informes de sostenibilidad obligatorios de la UE deben proporcionar información de la empresa con respecto a todas las métricas de sostenibilidad incluidas en los criterios de selección de la taxonomía y los indicadores de impacto adverso principal de SFDR. Esto es esencial para que las gestoras tomen decisiones informadas sobre inversiones sostenibles y cumplan debidamente con sus propias obligaciones legales. Al mismo tiempo, EFAMA acoge con satisfacción la ambición de alto nivel de la Comisión en desarrollar normas armonizadas de información ASG global.
  • Finalización, ampliación y puesta en funcionamiento de la taxonomía de la UE. Como base para la comparabilidad en las finanzas sostenibles, EFAMA apoya las intenciones de la Comisión de completar la taxonomía climática. El informe propone criterios de selección para los cuatro objetivos ambientales restantes, adoptar una taxonomía social y considerar expandir la taxonomía a las actividades económicas en transición. “Cualquier retraso adicional en este flujo de trabajo debe evitarse debido a sus efectos perjudiciales sobre la representatividad y precisión de las divulgaciones de la empresa de alineación taxonómica”, defiende EFAMA. Valoran bien el anuncio de la Comisión dentro de la estrategia para proporcionar herramientas de información taxonómica y servicios de asesoramiento a las empresas, especialmente a las pyme.