Update del Jupiter Dynamic Bond: enfoque barbell en un contexto volátil

Update Jupiter Dynamic Bond, Update del Jupiter Dynamic Bond: enfoque barbell en un contexto volátil
Firma: cedidas (Jupiter AM).

Reina la incertidumbre en los mercados. Las tensiones geopolíticas globales han vuelto a escena con el conflicto en Ucrania. Y a nivel económico, el aumento del precio de las materias primas hace subir la inflación por encima de los niveles a los que estábamos acostumbrados en la época pre-Covid. Los bancos centrales están en una posición difícil. Parecen tener poco margen de maniobra para actuar sobre las tasas y luchar contra la inflación. Y todo ello se traduce en una mayor volatilidad. "Vemos que la renta fija seguirá siendo volátil por el momento", advierten Ariel Bezalel, director de estrategia, y Harry Richards, gestor de fondos de renta fija de Jupiter AM.

“La mayoría de las presiones inflacionarias que estamos viendo siguen siendo consecuencia de la pandemia, los problemas en las cadenas de suministro y la reducción de la fuerza laboral, particularmente en Estados Unidos”, afirman. “Los datos nos muestran que algunas de estas presiones se están atenuando, pero somos conscientes de que la invasión rusa de Ucrania aumenta el riesgo de inflación en los sectores energético y agrícola (Rusia y Ucrania producen más del 20 % del trigo mundial)”, observan.

Según los dos gestores de Jupiter AM, el crecimiento sigue siendo sólido por ahora. Pero hacia mediados de año podrían surgir los primeros temas críticos: “La reducción de inventarios, el gasto fiscal y en bienes duraderos, el aumento de los precios de la energía y las consecuencias de un menor crecimiento en China podrían ser factores perjudiciales de desaceleración”, analizan. En su opinión, la Fed se apresurará a endurecer su política monetaria con subidas de tipos y recortes presupuestarios. Y el BCE también empenzará a pensar en un endurecimiento de la política monetaria.

Sin embargo, el deterioro de las condiciones demográficas (especialmente en China) y los niveles extremos de deuda representan, en su opinión, límites al aumento excesivo de los tipos de interés. “A medida que avanzamos hacia mediados de año, esperamos una política más estricta y un deterioro de los fundamentos que conducirá a una mayor volatilidad de los activos de riesgo. Pero la Fed eventualmente se verá obligada a tomar una postura más acomodaticia”, concluyen.

Posicionamiento del Jupiter Dynamic Bond

Bezalel y Richards gestionan la exitosa estrategia global de renta fija Jupiter Dynamic Bond Fund, que cuenta otro año más con el Rating FundsPeople. En esta fase de alta volatilidad, con el fin de lograr el objetivo de altos ingresos a través de inversiones en bonos, los dos gestores confían en el enfoque barbell que subyace en el fondo. Combinan una exposición relativamente alta a high yield (algo más de la mitad de la cartera total) y una duración en torno a los cinco años y medio.

Su preferencia es por crédito high yield de corto plazo. La mitad de la pata high yield vencerá en los próximos 12 meses. Además, tienen un sesgo hacia situaciones especiales y sectores conservadores. "Esto significa que nuestro high yield debería continuar superando al mercado en general durante este período volátil, brindándonos liquidez para reinvertir a niveles más ventajosos", explican. "La duración de la cartera diversifica el high yield. También esperamos que sea una fuente de generación de alfa a medida que las tasas bajen a lo largo del año", pronostican.

Por otra parte, los gestores siguen manteniendo niveles bajos de bonos con grado de inversión. “Estamos relativamente infraponderados en los mercados emergentes, pero como vemos menos presión alcista sobre el dólar y como muchos emergentes ya han endurecido sus políticas monetarias sustancialmente, estamos encontrando fuentes interesantes de valor en algunas monedas locales y hemos hecho algunas pequeñas apuestas”, explican. Además, siguen favoreciendo los bonos del gobierno chino, que ofrecen una sólida rentabilidad ajustada al riesgo en su opinión.

El enfoque de inversión flexible y sin índice de referencia del fondo tiene como objetivo mantener un equilibrio entre el riesgo macroeconómico y el riesgo crediticio. Y esto puede marcar la diferencia en un contexto de gran cambio en las variables macroeconómicas en juego como el actual. “2022 ya está demostrando el valor de este enfoque”, insisten los dos gestores. “La política monetaria más restrictiva y la caída del crecimiento ya están ejerciendo. No es un buen momento para mantener una gran cantidad de beta en el crédito”, analizan.

El nuevo Jupiter Dynamic Bond ESG

“Un enfoque activo para invertir solo en emisores que conocemos y donde vemos una evaluación de riesgo errónea o un catalizador para el desapalancamiento está superando sustancialmente al mercado general durante la venta masiva y brindándonos liquidez para reinvertir en high yield cuando los diferenciales se vuelvan más interesante”, cuentan.

Jupiter AM ha lanzado recientemente la versión ASG del Jupiter Dynamic Bond, que en sí mismo tiene en cuenta criterios ASG en la selección de valores bottom-up. Ambos fondos siguen el mismo proceso de inversión y tienen características bottom-up muy similares. Pero la nueva solución difiere del fondo original en que promueve explícitamente características ASG. Por ejemplo, la transición a emisiones netas zero y una agenda positiva para las partes interesadas, con exclusiones más estrictas para los emisores que entran a la cartera. “Para nosotros es como un fondo artículo 8+”, explican. “Invertimos en empresas en las que vemos un claro compromiso con las emisiones cero y una voluntad de participar con nosotros en esta transición”, concluyen.