Carmignac Portfolio Unconstrained Euro Fixed Income: posicionamiento y estrategia del fondo

, Carmignac Portfolio Unconstrained Euro Fixed Income: posicionamiento y estrategia del fondo
Fotos cedidas

El Carmignac Portfolio Capital Plus ha pasado a denominarse recientemente Carmignac Portfolio Unconstrained Euro Fixed Income. Las razones, según Carmignac, son muy sencillas: reflejar mejor el estilo y la estrategia de inversión de sus nuevos gestores. Y, de hecho, fue en julio de este año cuando Guillaume Rigeade y Eliezer Ben Zimra tomaron las riendas de este producto con Sello Funds People 2019, calificación Blockbuster. En una entrevista con Funds People, los gestores explican el enfoque y posicionamiento actuales.

"Cuando llegamos en julio, incrementamos nuestra asignación a las principales categorías de títulos de deuda pública y corporativa con vistas a prepararnos para unas políticas monetarias menos restrictivas. Con la liquidez en cartera y los ingresos procedentes de la liquidación de instrumentos del mercado monetario, aumentamos la exposición a la deuda pública de países distintos del núcleo europeo, con convicciones especialmente sólidas respecto de Grecia, España, Chipre y, en menor medida, Italia. También aprovechamos la oportunidad para potenciar el componente de deuda corporativa de alto rendimiento del 5 % al 8 % del patrimonio del fondo, sobre todo a través de los emisores Altice y Teva. En paralelo, disminuimos las posiciones en CLO recogiendo beneficios en los tramos AAA".

Con anterioridad a la reunión del BCE en septiembre, también redujeron la exposición del fondo a la deuda corporativa de alta calidad, ya que "los inversores en este segmento de mercado parecían haber descontado ya la siguiente transición hacia unas políticas monetarias más acomodaticias» comentaron los gestores. En su opinión, ante las perspectivas de una desaceleración económica mundial, "junto con un dólar estadounidense fuerte", la exposición a la deuda emergente se limitó en la cartera, ya que el contexto económico era contrario a "una visión positiva sobre esta clase de activos".

Proceso diligente y perfil adaptado a la oferta de la gestora

Así pues, la intención de Guillaume Rigeade y Eliezer Ben Zimra es aprovechar las oportunidades en renta fija mundial, al tiempo que cubren sistemáticamente cualquier riesgo de divisa en las inversiones extranjeras. El proceso de inversión se basa, por tanto, en los tres pilares históricos de Carmignac: exposición a los diferentes segmentos del mercado de renta fija, gestión activa y flexible de la duración modificada y rigurosa selección de emisores, emisiones e instrumentos.

"Este enfoque está en total consonancia con el ADN de Carmignac. El fondo aplica en todo momento una estrategia no referenciada, orientada a generar rentabilidades ajustadas al riesgo a medio y largo plazo para nuestros clientes y a mantener una volatilidad alineada con la del mercado", explican.

Sin embargo, pese a un enfoque integral en consonancia con la filosofía de la firma, la aplicación más granular de la visión y la estrategia de los gestores ha ejercido su efecto.

"La estrategia de gestión y el perfil de riesgo del fondo experimentan modificaciones, en concreto, al pasar de un Indicador Sintético de Riesgo y Remuneración (ISRR) de dos a tres desde el 30 de septiembre de 2019. Estos cambios se efectuaron para reflejar nuestra estrategia implementada y contrastada durante casi siete años. En términos de riesgo y remuneración, esto nos sitúa en un punto intermedio entre Carmignac Sécurité, un fondo de renta fija europea de baja duración con un ISRR de dos, y Carmignac Portfolio Unconstrained Global Bond, un fondo de renta fija mundial de mayor duración y un ISRR de cuatro, en el marco de nuestra gama de renta fija", comentan Guillaume Rigeade y Eliezer Ben Zimra.

Flexibilidad y oportunidades

"Creemos en un enfoque no referenciado para los inversores centrados en los factores de rendimiento determinantes de los títulos en un momento en que los rendimientos son extremadamente bajos y pueden aumentar en el futuro. Estamos convencidos de que una estrategia flexible y basada en oportunidades, junto con una gestión disciplinada del riesgo, es fundamental para lograr una rentabilidad superior en esta era de represión financiera, agravada por la incertidumbre política, macroeconómica y de mercado, argumentan los gestores. También disponemos de un margen de maniobra considerable para ajustar la duración modificada del fondo, que puede ser negativa, lo que brinda protección frente a una subida de los rendimientos. La ausencia de limitaciones va de la mano de la gestión del riesgo, lo que nos da libertad para evitar activos frágiles y flexibilidad para ajustar las exposiciones de la cartera".