El 68% de los inversores institucionales cree que el fin del mercado alcista llegará cuando los bancos centrales empiecen a cerrar el grifo

Encuesta institucionales Natixis IM, El 68% de los inversores institucionales cree que el fin del mercado alcista llegará cuando los bancos centrales empiecen a cerrar el grifo
Nigel Tadyanehondo, Unsplash

Con la variante de ómicron desecadenando nuevas dudas sobre el crecimiento económico, la inflación disparada y los bancos centrales listos para empezar a retirar dinero del mercado, crece la dificultad por encontrar alfa en los mercados financieros.

Aun así, la tónica general que se está viendo entre los inversores institucionales es la de wait and see. De hecho, según la última encuesta a este tipo de inversores realizada por Natixis IM, desde el punto de vista estratégico la amplia mayoría ha mantenido posiciones  en su asignación global, que sigue mostrando preferencia hacia acciones (39%). Le siguen losbonos (37%), las alternativas u otras (19%) y el efectivo (5%) de cara al próximo año.

Si bien la mayoría, un 69%, afirman que la inflación es el gran riesgo al que se enfrenta su cartera en este momento, son también mayoría (un 55%) los que consideran que el alza visto en las últimas semanas será algo temporal. No es el único riesgo que preocupa a los inversores, sobre todo en el corto plazo. La política de tipos de interés también les ocupa y, de hecho,  el 64% de los encuestados cita los tipos de interés como principal riesgo de la cartera. No en vano, hay que tener en cuenta que casi siete de cada diez (68%) creen que cuando los bancos centrales dejen de imprimir dinero, el largo mercado alcista llegará a su fi. Aunque se muestran confiados en que eso es algo que no pasará al año que viene.

Donde encontrar rentabilidad en 2022

Tras más de una década de tipos bajos, y  con cada vez más bonos registrando rentabilidades negativas, se ha complicado mucho la tarea de encontrar rendimientos positivos, sobre todo en perfiles de inversión más conservadores. Y una de las opciones a las que más se ha recurrido en este contexto es a la de los activos privados y alternativos, no solo como fuente de alfa sino también de diversificación de la cartera.

De hecho, según los datos de Natixis IM, el 84% de los inversores institucionales invirtiendo ahora en capital privado, el 81% en deuda privada y el 81% en infraestructuras.  Y eso a pesar de que menos de la mitad de los encuestados (45%) cree que los activos privados ofrecerán un refugio seguro en caso de corrección del mercado, debido a los altos precios que tienen muchos de ellos.

También van ganando interés los activos digitales entre los inversores institucionales. En concreto, un 28% que ya invierte en criptodivisas, y cuatro de cada diez creen que ofrecen potencial de revalorización.

Optimistas en lo económico

Las interrupciones en las cadenas de suministro, la política de los bancos centrales y los efectos que pueda tener la variante ómicron en la economía son los tres grandes riesgos que amenazan la recuperación económica. Pese a todo, son más los optimistas que los pesimistas respecto a la economía de cara a 2022.

De hecho, el 60% afirma que cree que la vida volverá a la normalidad pre-Covid después de la pandemia, aunque ésta sigue marcando también las preferencias de inversión en cierta medida. Y es que si bien el 59% de las entidades cree que el sector energético tendrá mejores resultados en 2022, casi la mitad (49%) también considera que la sanidad tendrá un rendimiento superior en respuesta a la demanda de Covid.

Por el contrario, se espera que los mercados tradicionalmente defensivos como el inmobiliario y el de servicios públicos sean los que obtengan los peores resultados al año que viene.