Los dos grandes objetivos de Amundi tras la compra de Lyxor

Los dos grandes objetivos de Amundi tras la compra de Lyxor, Los dos grandes objetivos de Amundi tras la compra de Lyxor
Foto: timJ on Unsplash

Una vez culminada la adquisición de Lyxor, Amundi ha hecho públicas cuáles son las nuevas ambiciones y la organización de dos áreas clave: la gestión pasiva y la gestión alternativa líquida. Según explica la entidad, las sinergias que permitirá esta integración estarán en línea con lo anunciado en abril de 2021: sinergias de costes anuales corrientes de aproximadamente 60 millones de euros (antes de impuestos), impacto total previsto en 2024; y sinergias anuales de ingresos netos de unos 30 millones (antes de impuestos), cuyo impacto total se espera en 2025.

El proceso de integración se llevará a cabo de forma progresiva durante los próximos dos años con varias etapas (migración informática, fusiones legales y creación de una nueva organización). Fundada en 1998, Lyxor suma más de 140.000 millones en activos bajo gestión y asesoramiento. Es uno de los principales actores del mercado de ETF (95.000 millones y una cuota de mercado del 7,7%). Y en gestión activa cuenta con 45.000 millones, fundamentalmente en su plataforma alternativa.

Objetivo # 1: acelerar su crecimiento en gestión pasiva, con un incremento de los activos del 50% en 2025 en la plataforma Amundi Passive

Los grandes objetivos que se ha fijado Amundi tras la compra de Lyxor son dos. En primer lugar, la gestora quiere acelerar su crecimiento en gestión pasiva, con un incremento de los activos del 50% en 2025 en la plataforma Amundi Passive. Actualmente, en conjunto, el negocio combinado de fondos cotizados representa más de 170.000 millones en activos gestionados, lo que supone una cuota de mercado en ETF en formato UCITS del 14% para Amundi.

Concretamente, la entidad espera un fuerte crecimiento en la adopción por parte de los inversores minoristas, tanto a través de los modelos de carteras de ETF como de la aceleración de inversores autodirigidos, que operan a través de plataformas online. En este amplio segmento minorista, Amundi tratará de asociarse con los distribuidores para codiseñar soluciones integrales y a medida utilizando bloques de construcción de carteras pasivos, incluyendo servicios como el apoyo digital y de formación. 

La gestora también prevé un creciente interés por parte de los inversores institucionales europeos que están dispuestos a aumentar su uso de los ETF, especialmente para la asignación de renta fija y ASG. “De cara al futuro, la ASG será el objetivo principal de cualquier lanzamiento de productos dentro de la plataforma. Además, en consonancia con el plan de Amundi 2025 ESG Ambition y el compromiso Net Zero, Amundi ETF tendrá como objetivo duplicar la proporción de ETF responsables -es decir, clasificados como artículo 8 y 9- disponibles para los inversores, alcanzando el 40% de la gama total de ETF para 2025”, anticipan.

Objetivo # 2: Creación de la línea de negocio Amundi Alternatives y aumentar los activos de la plataforma en un 50% para 2025

La integración de Lyxor ha permitido a Amundi enriquecer sus capacidades de gestión activa con la incorporación de una experiencia en inversiones alternativas, dando a los inversores acceso a fuentes innovadoras de diversificación y rendimiento para sus carteras. La gestora ha tomado la decisión estratégica de crear una línea de negocio dedicada a las Alternativas Líquidas denominada Amundi Alternatives, complementando así su gama de soluciones de inversión para atender mejor las necesidades de todos sus clientes en todo el mundo, incluidas las instituciones, los inversores privados y patrimoniales y los gestores de activos.

El negocio de Alternativos Líquidos está actualmente valorado en más de 23.000 millones de euros, incluyendo la Plataforma UCITS de Alternativas Líquidas, de rápido crecimiento (6.300 millones) y el negocio de la Plataforma de Cuentas Gestionadas Dedicadas (DMAP), que representa 16.700 millones.

En este campo, el objetivo es aumentar los activos de la plataforma UCITS Alternativa en un 50% para 2025 y acelerar el desarrollo de DMAP hacia los clientes institucionales a nivel internacional. “Esta ambición se basa en la trayectoria de 23 años de Lyxor en el sector alternativo, combinada con la huella de distribución global de Amundi. Esta nueva plataforma está bien situada para generar un crecimiento a largo plazo gracias a la posición histórica de Lyxor como socio de confianza de los mejores nombres del sector de la inversión alternativa mundial, así como de los inversores más grandes y sofisticados del mundo”, subrayan desde la entidad.