Los ETF se están haciendo un hueco en las carteras de los inversores españoles. Solo hay que echar un vistazo al fuerte crecimiento patrimonial que están experimentando estos productos en España. Según datos del barómetro que cada mes publica FundsPeople, en estos momentos el volumen de activos en ETF supera los 61.000 millones de euros, lo que supone casi el 20% del total que atesora la industria extranjera de gestión de activos en España. Entre los inversores institucionales existe un amplio consenso a la hora de valorar positivamente estos productos de inversión. Ahora es el turno de conocer qué opina el segmento de wealth y el negocio de advisory. 

FundsPeople ha llevado a cabo, por segundo año consecutivo, el mayor estudio realizado en España sobre el modo en el que bancas privadas, EAF y family offices utilizan los ETF. Analizamos las principales conclusiones del sondeo en el que han participado 45 entidades del segmento de distribución, fundamentalmente bancas privadas y EAF. Aquí puede descargarse el II Estudio sobre el uso de los ETF por parte de los inversores de wealth management en España 2021.

El atributo más apreciado

A la hora de valorar las características de estos productos, los inversores de wealth management destacan la liquidez. Sin embargo, si lo comparamos con el primer estudio, el porcentaje cae sustancialmente. Aunque en ambos sondeos se coloca en primera posición como el atributo más apreciado, el año pasado el porcentaje llegaba hasta el 72%, mientras que en este ha sido seleccionado como muy importante por el 56% de los encuestados.

La segunda cualidad que más valoran este perfil de inversores son los costes, que en un entorno de bajas rentabilidades supone un factor determinante y que ha ido ganando importancia en los últimos años. La negociación en bolsa ocupa, al igual que en el primer estudio, la tercera posición. El hecho de ser instrumentos con los que se puede operar intradía gusta especialmente a bancas privadas, family offices y EAF. Si bien en la encuesta del año pasado la transparencia era una cualidad que se colocaba en segunda posición, este año se sitúa en cuarta con el mismo porcentaje que diversificación (un 44% en ambos casos).

Valoración general

En términos generales, al igual que en el primer análisis sobre el uso de ETF de los inversores de wealh management, el grado de satisfacción con respecto a este vehículo de inversión es mayoritariamente satisfactorio. Casi un 60% de los encuestados asegura sentirse muy o bastante satisfecho con el producto.

Sin embargo, es interesante analizar que en este segundo sondeo los que dicen mostrar una escasa o nula satisfacción con los fondos cotizados representan más del 15%, mientras que en el primer estudio no llegaba al 5%. Del mismo modo, el porcentaje de clientes que solicita recurrentemente a su asesor la inclusión de estos productos en cartera es menor al registrado en el primer sondeo. Mientras que el año pasado era prácticamente tres de cada cuatro clientes, en este segundo análisis se queda un poco por encima de la mitad (53%).

Margen de mejora

Si bien la mayoría de los encuestados asegura que lleva utilizando ETF en la construcción de sus carteras más de tres años, el porcentaje de los que dicen no recurrir a fondos cotizados ha aumentado en comparación al primer sondeo. Se sitúa en el 26%, cuando en 2020 era del 17%.

Analizando los datos que nos desvela la encuesta se observa margen de mejora. Pero también se constata que los fondos cotizados tienen potencial y recorrido para incrementar su peso y uso en las carteras de aquellos que están convencidos del papel de los fondos cotizados en la construcción de las mismas. Lo vemos. El 60% de los encuestados les dan un peso en las carteras entre el 5% y el 10%, y el motivo principal de su uso es recoger el comportamiento de un determinado índice. Por lo que se desprende del sondeo, sobre todo, índices europeos. El 50% de los encuestados afirma usar vehículos domiciliados en Europa, seguido del mercado americano (un 38%).

Y a la hora de elegir proveedores…

La selección de proveedores es un aspecto que los clientes de wealth management califican de determinante. Es el segundo aspecto que más importancia otorgan a la hora de seleccionar un ETF. En este sentido, a la hora de elegir un proveedor de ETF, el conocimiento del producto, el reconocimiento de la gestora y la demanda directa del cliente son los factores más importantes, siendo el servicio posventa uno de los aspectos más valorados cuando el cliente ha dado el paso de incorporar el producto en la cartera, al igual que concluía el estudio de 2020.

Uno de los aspectos en los que la pandemia ha podido influir es en la importancia que le otorga la industria wealth a la presencia local y eventos. Aunque en la primera encuesta ya era algo residual, puesto que solo lo señalaban como determinante un 18%, en esta nueva ola el porcentaje es prácticamente nulo. Solo un 1% califica la presencia local como concluyente y ningún encuestado ha indicado los eventos como una característica importante para seleccionar proveedores.

El proceso de análisis y comparación, sin embargo, no muestra cambios sustanciales respecto al primer análisis. El tracking difference es la ratio más relevante y supera al TER y al tracking error, que se posicionan en segunda y tercera posición.

En conclusión

El segmento wealth management de nuestro país tiene un conocimiento considerable de estos vehículos de inversión. Sin embargo, y aunque la teoría parece estar meridiana en cuanto a las ventajas que ofrece este producto, la práctica aún no está tan extendida. Otro dato que confirma esta aseveración es que ante un contexto de rentabilidades más bajas que en el pasado, se preguntó quiénes habían optado por sustituir fondos de gestión activa por ETF en sus carteras. Y solo un 27% de los encuestados optaron por la gestión pasiva.

Aquí puede descargarse el II Estudio sobre el uso de los ETF por parte de los inversores de wealth management en España 2021 realizado por FundsPeople.