¿Deuda pública emergente o bonos corporativos emergentes? ¿Moneda local cubriendo o sin cubrir la divisa?

pregunta
Chesi - Fotos CC, Flickr, Creative Commons

Elegir un fondo para invertir en emergentes no es una tarea sencilla. En muchas ocasiones, los inversores van a ciegas, en el sentido de que no tienen muy claros cuáles son los aspectos que condicionan los resultados de los productos. Existen factores que están determinando la rentabilidad de estos fondos que, en ocasiones, se escapan al análisis. Un estudio científico realizado por Juan José González de Paz y su equipo, al que ha tenido acceso FundsPeople, permite arrojar mucha luz sobre esta cuestión.

El consultor senior en el equipo de Solutions de Natixis IM ha realizado su trabajo tanto sobre la renta variable emergente como los bonos emergentes. En lo que respecta al universo de renta fija emergente, el estudio se puede dividir en dos partes. La primera se centra en analizar el mercado. La segunda en analizar, dentro de la amplia amalgama de fondos globales de renta fija emergente, cuáles son los factores que condicionan la evolución de las estrategias que ofrecen los mejores resultados.

Fondos globales de renta fija emergente: análisis del mercado

Antes de comenzar a diseminar cuáles son esos factores que determinan la rentabilidad de los productos es fundamental analizar qué está ocurriendo con los índices. Para ello ha comparado la evolución del mercado de deuda pública de países emergentes con la de la renta fija corporativa emergente. La primera conclusión a la que llega el experto es que, en términos generales, la inversión en deuda corporativa emergente ha resultado ser más eficiente. “Genera un mismo nivel de rentabilidad, pero con una menor volatilidad”, revela. Eso haciendo el análisis a 10 años.

Universo de RF Emergente: rentabilidad-riesgo a 10 años

Si el periodo es a cinco años, la interpretación de los resultados es muy similar. “Incluso es más favorable para la renta fija corporativa”, señala.

De este modo, según González de Paz, lo que está claro es que, a la hora de hacerse la pregunta sobre si es mejor invertir en deuda pública emergente o en bonos corporativos emergentes, los segundos han ofrecido, a largo plazo, unos mejores resultados por rentabilidad-riesgo. “Hay que tener en cuenta, no obstante, que no en todos los periodos es así. En momentos puntuales, la renta fija corporativa emergente lo ha hecho peor que la pública, como sucedió por ejemplo en la crisis de 2008”, subraya.

También ha determinado en su estudio la importancia en términos de rentabilidad-riesgo de cubrir a euros o dólares la exposición a deuda en moneda local. Tanto para invertir en bonos a corto como a largo plazo. “El binomio rentabilidad-riesgo es muy diferente. Sin la cobertura a euros el inversor se ahorra mucho riesgo. Esto se debe a que el dólar, divisa en la que están denominados mayoritariamente los bonos, ejerce de amortiguador».

El local currency, en euros, entraña mucho menos riesgo

En lo que respecta a la deuda emergente corporativa hard currency, la rentabilidad esperada de invertir en bonos emergentes con grado de inversión haciendo la cobertura a euros es superior a los bonos europeos.

Fondos globales de renta fija emergente: análisis del peer group

A la hora de realizar el análisis del peer group de la amplia amalgama de fondos de renta fija emergente que se encuadran dentro de esta categoría, en Natixis IM hicieron subdivisiones con el objetivo de realizar un estudio mucho más detallado del ecosistema. “El universo que te ofrecen los proveedores de datos se divide en tres categorías: Emerging Market Bond, Emerging Market Corporate Bond y Emerging Market Local Currency. Nosotros ampliamos esa categorización porque en este universo existe una gran dispersión y heterogeneidad de producto. Para evitar resultados inconcluyentes, analizamos por separado los fondos de corta duración y high yield, para así poder apreciar las diferencias”.

En lo que respecta a la dispersión, una de las principales conclusiones es que en el mercado emergente de renta fija no sucede lo mismo que en el de renta variable. “Aquí no se producen grandes dispersiones. Esta se mueve en una tónica normal».

Lo que sí se aprecia es un mejor comportamiento de los fondos corporativos frente a los productos aggregate. Tanto a cinco como a 10 años.

Perfil de rentabilidad-riesgo de los fondos de RF Emergente

En consecuencia, a la pregunta de si interesa más invertir en fondos que centren exclusivamente su universo en la deuda corporativa que en aquellos que combinan en sus carteras deuda pública y privada, la respuesta de González de Paz es clara: “parece que sí. Los productos aggregate tienden a generar menos valor que los corporativos incluso en periodos donde deberían haberlo hecho igual de bien”. Los fondos de deuda corporativa ofrecen una mejor ratio de Sharpe, rentabilidad y exposición ASG”, concluye el experto.

En los últimos 10 años la deuda pública emergente y la deuda corporativa emergente se han comportado de manera muy similar…

… pero los fondos de deuda corporativa lo han hecho mucho mejor